Ya no me siento a gusto en este mundo. Macon Blair. Ficha técnica y crítica





EL INDIE PIERDE LAS BUENAS FORMAS: "LA FORMA DE TRATARSE DE LA GENTE ES ASQUEROSA". RUTH.


Ficha técnica:


Título original: I don't Feel a Home in this world anymore
País:Estados Unidos
Año: 2017
Duración: 93 minutos
Género: Drama, Comedia de terror

Dirección: Macon Blair
Guión: Macon Blair
Casting: Mark Bennett
Dirección de Fotografía: Larkin Seiple
Música: Brooke Blair & Will Blair; supervisor: Lauren Marie Mikus
Editor: Tomas Vengris
Decoración del set:Jenelle Gordiano

Diseño de Vestuario: Julie   Carnahan
Jefe de Departamento de maquillaje: Jessica Needham
Diseño de maquillaje de efectos: Stephen Prouty
Jefe de Departamento d peluquería: Jennifer Serio

Productores: Mette-Marie Kongsved, Neil kopps, John Mujcinovic, Vincent Sabino, Anish Savajani
Productores ejecutivos: Nick Spicer, Lee Eddy, Matt Levin, Ian Bricke
Co-productoresLouise Lovegrove, Kyle Lemire
Diseño de producción: Tyler B. Robinson
Compañías productoras: Filmscience Production asociada con Bonneville Films, Netflix, XIZ Films; distribución: Netflix


Intérpretes:


Melanie Lynskey: Ruth,
Elijah Wood: Tony,
Macon Blair: Bar Dude,
David Yow: Marshall,
Jane Levy: Dez,
Devon Grave: Christian,
Christine Woods: Meredith Rumack,
Robert Longstreet: Chris Rumack,
Derek Meas: Donkey Dick,
Gary Anthony: Detective Willian Bendix,
Gary Anthony Williams
Macon Blair: Bar Dune,
Taylor Tunes: Chica Watermelon.
Jason Manuel Olazabal: Cesar.
Myron Natwick: Asesino Sills,
Jana Lee Hamblin: Trixie,
Dana Milican: Giggles.
Lee Eddy: Angie.


Sinopsis:


Cuando una joven deprimida sufre un robo en su casa, encuentra un nuevo sentido a su vida persiguiendo a los ladrones junto a su peculiar vecino.

Lo que se dice:


El film ha sido bien recibido por la prensa y un público fan del indie, un género que tiene una forma peculiar de narrar, cuyo objetivo es aproximarse a los pretendidos problemas reales de la vida cotidiana. El resultado es una nota media de 6, obtenida de las valoraciones de  6,689 usuarios de la página Filmaffinity, una participación inusualmente alta. La norteamericana eleva esta cifra a 6,9, basada en 41.014 valoraciones usuarios, lo que pone de manifiesto el éxito de estas pequeñas producciones de un estilo elitista y hecho pretendidamente con los recursos del que hace, respondiendo al lema Do It Yourself  (Hazlo tú mismo).

Los argumentos que dan los críticos son que que la película es un debut cinematogr´fico deliciosamente oscuro (David Ehlich,Indiewire); diversión enfermiza de la buena (Steve Pond, The Wrap); deliciosa combinación de drama idiosincrásico y comedia cada vez más violenta y violentamente absurda (Boyd van Hoeij, The Hollywood Reporter); nueva voz indie que la gente descubre en Sundance (Peter Debruge, Variety); Brian Tallerico (rogerebert.com) no se siente del todo en casa con esta película...


Crítica:


El film, galardonado con el Premio a la Mejor Película en el Festival de Sundance de 2017, y el Gotham Awards a la Mejor Actriz para  la neozelandesa Melanie Linskey, dirigido por Macon Blair, actor, guionista,  director y productor, que trabajó como actor a las órdenes de Jeremy Saulnier, en Blue Ruin (2013),que pone su foco sobre los jóvenes treintañeros,vagabundos y sin techo, (2013), que protagonizarán sagas tan importantes como la de 'La purga', y Green Room (2015), ambas películas de cine independiente, muy valoradas por la crítica y por unos groupies incondicionales,  debuta ahora como director con esta opera prima, que no se aleja mucho de la temática en la que se ha ido cociendo, a fuego más o menos lento, este realizador.

Macon Blair dirige la mirada hacia la white trash americana, una clase media empobrecida que ha huido del centro de las ciudades y ha acabado en suburbios, en casas rodeadas de jardín, que se convierten en trampas mortales para sus habitantes, muchos de los cuales se rodean de armas por temor a los intrusos, lugares que han servido de escenario para el cine de grandes maestros del terror, del sangriento slasher o incluso el splatter y gore, como Wes Craven, Sean S,Cunningham o John Carpenter, y que tienen sus continuadores en el cine indie actual, en el que destacan algunos como David Robert Mitchel o el sofisticado NicolasWending Refn.

En esta ocasión, e infiel a sus principios, el indie se vuelve más violento y no tiene reparos en servirse de scores musicales estridentes y generadores de tensión; los planos de vuelven muy aberrantes, algunos tanto que cuesta entender que estamos viendo; fuertes contrapicados, rápidos travellings y mucha salsa de tomate, rompen con la tradición tranquila del cine que sale de Sundance, que, no obstante ha dado a la Historia del cine uno de sus creadores más violentos, que parecen disfrutar más y mejor de la pseudocarnicería, y que en una ocasión mantuvo en pantalla durante toda la película a un policía infiltrado desangrándose (Reservoir Dogs): Quentin Tarantino.

Macon Blair echa mano de dos actores indies: Elijah Wood (Frodo en 'El Señor de los anillos' de Peter Jackson) y Melanie Linskey, figura prominente del cine indie, y eterna secundaria, intérprete de series de televisión. Comenzó su carrera de la mano de Peter Jackson, como partner de Kate Winslet, en un film inolvidable, Criaturas celestiales /Heavenly Creatures), un hito en el cine de Nueva Zelanda, que disfrutó de un casting a cargo de Liz Mullane, aclamado por el exigente Roger Ebert; en 1998 co-protagonizó, como hermanastra buena, junto con la Cenicienta interpretada por  Drew Barrymore, 'Paara siempre,  tras haber participado en un film célebre por ser uno de los primeros que se financió con crowdfunding, Corresponsales extranjeros, 1997... Su trabajo en el film de Macon Blair fue respetado y recibido con euforia por los críticos, que decidieron recompensar su trabajo con el Premio Gothan Independent Film a la Mejor Actriz, una distinción verdaderamente merecida.

En 'Ya no me siento a gusto en este mundo' interpreta a una pobre chica, cuya vida transcurre con una monotonía singular; sanitaria en un hospital atiende a enfermos, en algunas ocasiones moribundos, que pronto se convertirán en humo. El final de su jornada viene seguido por el regreso a una casa construida con débiles tabiques y puertas y ventanas fácilmente abatibles por los cacos, que le roban, por puro divertimento, como luego se verá, los únicos objetos de valor que tiene en esta humilde morada, rodeada de árboles, pero también de restos industriales a los que sus vecinos dan distintos usos. La violación de su intimidad la lleva a buscar venganza, convertida en una heroína de los buenos sentimientos, pero un resarcimiento tan noble e ingenuo como ella, para la que busca la colaboración de un vecino  muy particular, Tony (Elijah Wood), la transformará en un pequeño monstruo. Al final todo se resuelve como en la magna obra de Calderón de la Barca, quien concluye que 'toda la vida es sueño y los sueños son'. Ruth, como la protagonista de 'La rosa púrpura de El Cairo' de Woody Allen, dejan volar su fantasía, la primera en un atasco, la segunda, menos prosaica, en el cine. Una argucia que permite a Macon no solo estructurar su película, sino violar los preceptos del cine indie. Un buen guión, una buena realización y un estupendo trabajo de la pareja de actores, prácticamente desconocidos por el peculiar maquillaje que los caracteriza, se resuelven en una buena película que podéis ver en Netflix.

Comentarios