Pasos de baile. John Malkovich. Crítica




UNA VISIÓN INCISIVA Y MUY CRÍTICA SOBRE LA SOCIEDAD HISPANOAMERICANA, ATENDIENDO A LAS CAUSAS DE LAS CONVULSIONES SOCIALES EN EL CONO SUR AL FINAL DEL SIGLO XX.


Ficha técnica, sinopsis, cartel y trailer. (Pinchad aquí)




Pocos espectadores saben que John Malkovich hizo un film que algunos críticos norteamericanos interpretaron como un homenaje a Javier Bardem, escoltado por dos actores españoles: Juan Diego Botto y Laura Morente.


Comentario:


Muchos actores han querido dejar un pequeño legado a la posteridad, una película dirigida por ellos mismos  en  la que graben  su impronta y una parte de sí mismos que no se hace ostensible en la interpretación. John Malkovich dio este paso en 1997 y la verdad es que me dejó sorprendid cuando vi la película en 1997, no solamente por la ejecución diestra y elegante, sino por su capacidad para trascender el  ánimo, el espíritu de los hispanos que habitan en el cono Sur del continente americano.  Y no sólo  porque ha elegido dos grandes actores españoles para protagonizar su cinta, sino porque la forma. que determinaba su  discurso, ha sabido captar  la sobriedad  hispana en el color de la fotografía, la desnudez de los espacios, la sencillez de la estructura narrativa, en definitiva  la dureza de la vida  en la frontera de la prosperidad.

Un director anglosajón decide ubicar su acción en un país latinoamericano sin dar pistas: cafeterías que se llaman Sao Paulo, presencia de chinos cerca del gobierno, aborígenes que hablan Quechua, Presidentes que se llaman Calderón, clases medias con un elevado nivel de vida, en el que las amas de casa se entretienen con los cosméticos  o presentando y escribiendo literatura de la peor calidad, niñas que reciben clases de ballet clásico junto a niños-bomba, mendicantes y pordioseros que les pueden disparar en cualquier momento y que saben desde pequeños lo poco que vale su vida. Las guerrillas penetran con sus tentáculos en las chabolas, las favelas, pero también en las Universidades católicas y en la clase intelectual. Cuando el inspector Rejas (Javier Bardem) le pregunta a Yolanda (Laura Morante) si está con el profesor universitario que se constituye en 'la cuarta llama de la revolución' con el alias de Ezequiel, ella responde: "Todos"  . Sólo el desarrollo económica y la mejora de la calidad de vida de las clases populares estaba por aquel entonces acabando con esta lacra social; ahora la sociedad está levantándose de nuevo contra los abusos. Elocuente imagen la de los  sombreros de los militares que se erigen en jueces de los revolucionarios, a los que llaman terroristas. La burguesía intenta aprovechar la imagen moderada que da Rejas para limar el desprestigio de los tiranos y frenar el avance de la revolución, pero se interpone el amor.

Sorprendente John Malkovich.





Comentarios