Ara Malikian: una vida entre las cuerdas. Nata Moreno. Ficha técnica y Crítica





UN ARTISTA EXIGE UN TALENTO, UN BUEN REFERENTE Y UN GRAN PADRE O UNA GRAN MADRE.


Ficha técnica:


Título original: Ara Malikian: Una vida entre las cuerdas
País: España
Año: 2019
Duración: 89 minutos

Dirección: Nata Moreno ( cortos: Le chat doré, 2016; Al'Amar, 2018)
Guión: Nata Moreno
Dirección de Fotografía: Telmo Tragorri  y Mario López
Música: Ara Malikian

Productor ejecutivo: Amelia Hernández Causapé
Compañías productoras: Kokoro Films, Caribe Estudios, Bausan Films



Intérpretes:



Ara Malikian: él mismo

Sinopsis:


Documental sobre el polifacético violinista Ara  Malikian. Un recorrido por su vida y su incuestionable aportación a la música clásica y contemporánea. Sigue a Ara Malikian y a todo su equipo durante su última gira sinfónica por España, Líbano, Francia, Inglaterra, China, Rusia, Marruecos, Argentina, Uruguay, Alemania... Al mismo tiempo, narra su fascinante historia personal:la música le salvó la vida cuando, huyendo de la guerra, abandonó Beirut con 14 años y desde entonces ha vivido como un nómada llevando su música por el mundo.


Premios:


  • Mejor Documental, Premios Goya, 2019
  • Mejor Documental, Premios Forqué, 2019


Lo que se dice:


El documental que dirige la mujer de Ara Malikian, Nata Moreno, parece haber pasado desapercibido para un público amplio, si bien los que han acudido a la cita han otorgado una muy buena valoración al film. La página española Filmaffinity le otorga una nota media de 7, basada en 56 votos; la norteamericana Imdb eleva de un modo poco significativo esta media a 7,1, pero basada en la opinión de tan solo 15 usuarios. Rotten Tomatoes todavía no ofrece datos. Apenas hay reseñas periodísticas ; Sergio F.Pinilla afirma en Cinemanía que lo relevante reside en lo que cuenta, no en la manera de contarlo,  un argumento que no favorece a Nata Moreno.


Crítica:


Ara Malikian: una vida entre las cuerdas es un documental producido por pequeñas compañías, dos de las cuales, Kokoro Films, creada y dirigida por Nata Moreno, y Caribe Estudio, están destinadas a la autoproducción de los trabajos de la realizadora, mientras Bausan Films tiene una trayectoria más larga que abarca unos cuantos films de distintos autores desde finales del siglo XX, algunos de cuyos títulos han adquirido cierta relevancia (LT22 Radio La Colifata, 2007 o 'Los Pelayo', 2012). A pesar de ello el proyecto tiene vocación de blockbuster y busca complacer a las potenciales masas que decidan verla y que, a buen seguro, le harán una publicidad importante 'boca a boca'; algunas interpretaciones de músicos clásicos, con diálogos interesantes entre el pasado y el presente del virtuoso violinista (el zapateado de Sarasate, la popular Macarena de Los del Río, y otras muy conocidas por el público, incluida una versión de 'El extranjero' de Bunburi), buscan una belleza envolvente y acunada en una música que suena bien a los oídos. La directora narra los orígenes del conflicto libanés y el exterminio del pueblo armenio, los antepasados de Ara, pero escapa pronto de los ambientes sórdidos y distópicos de los escenarios de la guerra y nos lleva a la próspera Alemania, donde no se habla apenas de las dificultades del joven armenio/libanés, que no forman parte de la diégesis del relato, y que el público que ha tenido acceso a la presentación del documental premiado con un Goya en los Cines Lys de Valencia conoce  por informaciones extradiegéticas de la realizadora que explican algunos comentarios del músico, que habla a su público sentado en un amplio y confortable futón. El espectador conocerá pronto por qué.

Ara Malikian es un documental que se aparta de las películas del género por la mirada poética de la realizadora que comparte un hijo con el protagonista, y hace un repaso elegíaco de su vida, desde que a los quince años abandonó el Líbano, un trabajo que ha favorecido un legado muy especial del padre de su esposo: veinticinco cajas con todo tipo de materiales audiovisuales, constituido por fotografía fija, vídeos de actuaciones del músico-adolescente, y todo tipo de informaciones en diferentes soportes; desde que conoció al hombre en la Sala Clamores de Madrid e inició una relación con él se convirtió en la realizadora de sus videoclips y campañas y  se podría aventurar que, incluso, en la creadora de la imagen mainstream del artista, que dejó de ser un profesional gordito y poco atractivo, que formaba parte de la Orquesta Sinfónica de Madrid  y tomó la apariencia de roquero rebelde, de imagen feísta. que  pinta de negro sus ojos y se tatúa los brazos, viste de negro con estrafalarios abalorios, vendiendo la idea de músico libre e independiente que  autoproduce su música. Una imagen que vende más que la que lo ha representado durante toda su trayectoria artística. Los materiales legados, que no encontrados ni falsos, nos muestran a un joven con un exceso de peso que busca borrar los rasgos que lo caracterizan como armenio y que desea ser aceptado por la sociedad occidental. En el momento en que toma la importante decisión de abandonar un trabajo que le proporciona un sustento más o menos fijo, aparece la Warner por el horizonte, una circunstancia que favorece el salto de conciertos en salas en las que se cobra cinco euros de entrada a los asistentes, a espacios como el WiZink Center  o la Plaza de Toros de las Ventas. Un final feliz en el que el ya no tan joven triunfa a lo grande en un macroconcierto deja feliz y, como ha dicho una asistente, emocionada a la `peña'. Su participación en un concurso de talentos de la TVE1 pone el contrapunto a  esa imagen de rebelde que se ha creado en los últimos tiempos.

No lamentamos que, quien ha luchado desde niño por un poco de reconocimiento y ha sufrido constantes desdenes  de sus 'teóricos' camaradas de 'profesión', busque un poco de estabilidad,cuando ya tiene un hijo, al que quiere alejar de la vida de sufrimiento que ha consumido gran parte de su existencia, y que esta pareja pone a disposición de quien lo quiera ver sus esfuerzos desde que tenía 15 años, con unas imágenes curiosamente ordenadas y editadas con destreza, con algunos toques que más de uno puede cuestionar. No obstante, el documental se ve con agrado,a lo que ayuda extraordinariamente la visión de un hombre que ha luchado hasta desangrarse, ha dormido en la calle, ha sido despreciado por quienes no querían reconocer su talento, ha perdido a sus padres mientras combatía con su violín, siempre con una sonrisa que el tiempo no ha borrado de su rostro, por muy terrible que parezca a algunos el aspecto con el que ha querido defender su nueva posición en el arte que practica.


Comentarios