Guilty. Ruchi Narain. Ficha técnica. Crítica.








#ME TOO EN BOLLYWOOD



Ficha técnica:


Título original: Guilty
País: India
Año: 2020
Duración: 119 minutos

Dirección: Ruchi Narain
Guión: Kanika Dhillon, Ruchi Narain; diálogos: Atika Chouhan
Casting: Deepna Kumar, Bhavisha Khilosia
Dirección de Fotografía: Andrew Boulter
Música: Ankur Tewari; letras: Kausar Munir
Editor: Bodhaditya Banerjee
Diseño de sonido: Sanjay Maurya, Allwin Rego
Supervisor post producción: Vicky Bhatia

Diseño de Vestuario: Quba Syed
Diseño de peluquería: Avan Contractor, Dianne Commissariat
Diseño de maquillaje: Lekha Gupta, Serina Tixeira

Productores: Karan Johar, Apoorva Mehta
Co-productor: Somen Mishra
Productor ejecutivo: Sushant Tungare
Diseño de producción: Manini Mishra
Compañías productoras: Netflix, Dharmatic Entertainment Production

Intérpretes: 


Kiara Advani (Bajo el mismo hechizo del deseo", "Kabir Sing): Nanky Dutta,
Taher Shabbir : Danish Ali Baig,
Akansha Rabjan Kapoor: Tanu Kumar,
Gurfateh Pirzada: Vijay Pratap Singh,
Niki Walia: Sushma, madre de Vijay,
Manu Rishi Ghadha: MP Pratap Singh, padre de Vijay,
Dalip Tahil: Abogado Mirchandani,
Kunal Vijaykar: Dr.Roy,
...


Sinopsis:


Una acusación alarmante. Una defensa atrevida. Una novia fiel . A él lo inculpan, pero ¿a quién se castiga en realidad?

Nanki (Kiara Advani) es una estudiante de Delhi University, dotada para la poesía; es novia de VJ (Gurfateh Pirzada), lider de una banda de rock, Doobydoo Crew, para la que escribe canciones la chica. Él es hijo de un político importante y tiene muchos admiradores en el campus, entre ellos Tanu (Akansha Ranjan Kapoor), una chica de mala reputación, que lo intenta seducir la noche de San Valentín; al día siguiente acusa al joven de violación.


Lo que se dice:


La página norteamericana Imdb refleja una nota media de 5,7, basada en la participación de 1906 usuarios. Rotten Tomatoes no ofrece datos todavía.

Las escasas críticas que se encuentran lamentan la torpeza con la que Ruchi Narain realiza una interesante reflexión sobre el desarrollo del feminismo en la India (John Serba, Decider). Daniel Hart del Ready Steady Cut mantiene una posición muy parecida y, aunque cree que no es ni mucho menos una película perfecta, sostiene que ofrece las razones por las que el movimiento #Me Too se extendió por el Planeta.


Crítica:


Ruchi Narain consigue que el espectador se mantenga atento a la pantalla por el tema que trata, en el que se mezclan manadas, de voyeurs más que de agresores, violadores, provocadoras, proxenetas, inmersos en luchas de clases. Sus protagonistas, muy jóvenes, rodeados de algunas mujeres y hombres de mayor edad, -padres, profesores, tutores, abogados -,  se comportan como los de nuestras latitudes, visten de la misma forma, se destiñen el pelo con lejía y se lo pintan de diferentes colores, se tatúan el cuerpo, se integran en bandas de rock y abusan del alcohol y las drogas. Están filmados como artistas de Bollywood, en grandes escenarios donde se mueve el grupo de Nanki y VJ, embellecidos con una fotografía de colorido muy brillante y vivo. Sin embargo los giros, los indicios, las alusiones a los pantallazos de memoria de algunos detalles de la noche de la violación no contribuyen a interesar al espectador en aquello que intenta ponerlo sobre aviso respecto a ciertos hechos que deben tener el objetivo de ir añadiendo una tensión progresiva conducente a la conclusión del relato.

La última secuencia del film incorpora una leyenda impresa en unas pantallas negras nos advierte que tras un año de #Me Too en India, todos los denunciados están trabajando y de fiesta. el 95% de los violadores de India siguen sin condena; el 97 %  de los violadores son conocidos de las víctimas...

Comentarios