The Purgue. James DeMonaco. Ficha técnica y crítica.




EL RETROCESO DE LA SOCIEDAD MATERIALIZADO EN UN EDADISMO FEROZ


Llevo años trabajando con mis alumnos el edadismo, cuando este problema, que lo era, y lo trataba muy bien precisamente una alemana, Doris Dörrie, era menor y se circunscribía a aspectos que parecían banales. Las personas mayores (que ya lo advertí hace poco, son ahora las de 60 años. Mañana serán las de 50, y seguirá el avance hacia atrás...) no se mueren porque son portadoras del virus, ni pacientes Cero. ni tienen la lepra, sino porque viven hacinadas en residencias, compartiendo habitación (y esto en las caras), una situación que no resistirían los más jóvenes (en algún caso familias enteras, de 11 miembros, que viven también hacinadas en 60 metros cuadrados o menos, están muy infectadas). ¿Cuánto tiempo tardaron familiares y autoridades de las diferentes autonomías en caer en la cuenta de que los que estaban al frente de estos negocios salían a la calle cada día, así como todo el personal, que según la OMS tenían las únicas posibilidades de ser portadores del virus a espacios llenos de ancianos indefensos que nose podían ni se pueden mover?
¿Por qué no quieren los migrantes coger la fruta, si están en la plenitud de sus fuerzas? ¿Cómo viven, cómo duermen? Una cosa es tener hambre y otra morir como un perro .¿Os lo habéis preguntado? ¿Cómo conviven en los CIEs los menores de edad?por qué prefieren los 'sin techo' morir en la calle a habitar espacios como el de IFEMA de Madrid? ¿Será porque lo último que verán serán las estrellas y no un espacio que convierte el escenario de 'El Hoyo' en una atracción de feria? ¿Por qué se escapan de las residencias ancianos? Una serie de preguntas que si nos las respondemos no nos van a dejar dormir durante mucho tiempo, mucho más que el que hemos malgastado pensando que los hospitales eran residencias de ancianos y las escuelas guarderías, y, si disponíamos de unos pocos más recursos pagábamos un centro privado de tres al cuarto o enviábamos a nuestros hijos a que aprendieran inglés al extranjero, sin poder comprobar, gracias a nuestra ignorancia, si había valido la pena el viaje. Ahora algunos sabios hablan de universidades periféricas o marginales, no lo recuerdo bien, al referirse a las muy alabadas Escuelas de Negocios, muy apreciadas, en especial, por aquellos que despreciaban las Universidades con Mayúsculas. Y así nos va.
Por si os sirve de algo, os aconsejo la saga de 'La purga', una advertencia hecha desde el cine, que el hombre ha despreciado.


Ficha técnica: 


Título original: The Purge.

País: USA/Francia.
Año: 2013.
Duración: 85 minutos.


Guión y Dirección: James DeMonaco.
Casting: Lisa Fields.; casting asociado: John Barba y Shannon Collis.
Dirección de Fotografía: Jacques Jouffret. Color.
Música: Nathan Whitehead.
Montaje: Peter Gvozdas.
Director artístico: Nick Plotquin,
Decorador del set: Karuna Karmarkar.

Diseño de Vestuario: Lisa Norcia.
Maquillaje: Steve Constanza; responsable: Macoma Whobrey.
Peluquería: David J.Larson

Productores: Michael Bay, Jason Blum p.g.a., Andrew Form, Bradley Fuller y Sebastien Lemercier, p.g.a..
Co-Productor: Jeanette Volturno-Brill. 
Director de producción; Gerard Dinardi.
Diseño de Producción:  Melanie Paizis-Jones.
Compañías: Blumhouse Productions, Platinum Dunes, Why Not Productions para Universal Pictures.

Intérpretes:


Ethan Hawke: James Sandin,
Lena Headey: Mary Sandin,
Max Burkholder: Charlie Sandin,
Adelaide Kane: Zoey Sandin,
Tony Oller: Henry,
Rhys Wakefield: el extraño educado.
Edwin Hodge: el extraño agresivo,
Arija Barekis: Grace Ferrin,
Tom Yi: Señor Cali,
Chris Mulkey: Sr. Halverson.


Sinopsis:



El crimen hace estragos en Estados Unidos y las cárceles están llenas. El gobierno decide que una noche al año, durante doce horas, cualquier actividad criminal, incluso el asesinato, será legal. No se puede llamar a la policía, los hospitales no admiten pacientes, los ciudadanos deben arreglárselas solos porque cometer un delito no está castigado. Durante esa noche plagada de violencia, una familia debe decidir qué dirección seguir cuando un extraño llama a la puerta. Un intruso se cuela en la casa de James Sandin, en una urbanización muy segura durante la moratoria anual, dando lugar a una serie de acontecimientos que amenazan con destrozar a su familia. James, su esposa Mary y sus hijos deberán superar la noche sin convertirse en los monstruos que van a por ellos. 

Crítica:

La crisis económica está dando productos muy  particulares, como este film en el que una familia  de nuevos ricos deciden defender el día de la purga universal a un indigente  negro al que  intentan asesinar un grupo de asesinos enmascarados que en realidad no son criminales endurecidos e interesados, sino niños bien, 'hijos ideales',  'jóvenes educados', que necesitan dar rienda suelta a sus instintos. Tonio L. Alarcón afirma que "hay que leer, de hecho, la purga como una proyección del intento de manipulación que  las clases dirigentes realizan sobre sus votantes: lo que se nos quiere vender como una supuesta mejora global -sea un periodo de 12 horas sin leyes o la abolición de los derechos sociales tal y como los conocíamos hasta ahora- no es más que una excusa para hacer, literalmente, lo que les dé la gana, sin tener que pedirle explicaciones a nadie, y todos aquellos que acatan dichas medidas están, en parte, contribuyendo a tan agresivo engaño." (Tonio L.Alarcon. The Purge: La noche de las bestias. El monstruo interior. Dirigido por...julio 2013).

José Arce realiza una crítica un tanto sorprendente en 'La Butaca' : "The purge: "La noche de las bestias” impactará tal vez a aquellos tendentes al tremendismo y la paranoia social. En cuanto al resto, tiene todas las papeletas para pasar con más pena que gloria. Ya hemos dicho que la premisa es excesiva para aplicarla en la vida real, pero alguien debería recorrer los despachos de Hollywood, si no purgando, sí repartiendo collejas." ¿No es un poco' tremendo' hablar en estos momentos de tremendismo y paranoia social (valga la redundancia)? Nada, absolutamente nada de lo que se hace está libre de las circunstancias políticas, económicas y sociales  del momento en que se realiza un  trabajo que tenga que ver con la reflexión o incluso con el espejismo de  'el arte por el arte', y más cuando estamos atravesando la primera crisis global de la Historia,  aunque  algunos opten por  mirar hacia otra parte y seguir  con la evasión de siempre, con una condición, eso sí:  que puedan permitírselo. 

Y de eso va el film. Una voz en off  enmarca la historia en la ciudad de Los Ángeles en 2022, en un contexto de crisis económica como la que estamos atravesando, pero ubicada en otro momento, buscando un distanciamiento  de los hechos concretos y  cuya consecuencia más grave es el  aumento del número de pobres y gente sin techo. Los padres fundadores de la nación americana han establecido este día con el objetivo de  liberar tensiones y dejar que los ciudadanos se explayen un día al año, se desahoguen en sus vendettas particulares y ejerzan la 'justicia', cada cual a su manera. No existe la más mínima duda de que en esta orgía de alivio individual aquellos ciudadanos que carecen de techo tienen todas las de perder,  quedan  a merced de quienes han blindado sus casas y se protegen desde su interior, o salen a la calle a la caza del menesteroso armados hasta los dientes. Pero hay más: quienes se sienten procedentes de buenas familias no soportan el ascenso social y económico de los que prosperan gracias a su trabajo, y apoyándose en la confianza que han cultivado con altos grados de hipocresía, intentan rematar el trabajo que no han podido realizar los niñatos. En este  último grupo no es la raza lo que cuenta, -hay blancos, negros y asiáticos-, sino los recursos económicos, por lo que James Demonaco reduce el conflicto a la lucha de clases, los poseedores de los medios de producción y los que carecen incluso de una chabola donde guarecerse, planteamiento que no se aleja de la realidad . Los choques raciales se producen entre los pobres, nunca entre los que tienen dinero, para repartirse la miseria. Más que una noche de liberación, la purga ayuda a deshacerse de la mayor parte de excluidos sociales que abultan las listas de desempleo.

Comentarios