Down to the Bone. Debra Granik. Ficha técnica


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras


Ficha técnica:


Título original: Down to the Bone
País: Estados Unidos
Año: 2004 (estrenada el 18 de marzo de 2005 en Austria)
Duración: 101 minutos

Dirección: Debra Granik
Guión: Debra Granik, Richard Lieske, Jean-Michel Dissard, Alex Macinnis, Anne Kugler
Casting: Ellen Parks
Dirección de Fotografía: Michael McDonough
Edición: Malcolm Jamieson
Decoración del set: Lisa Scoppa

Diseño de vestuario: Nancy Brous
Maquillaje: Maya Hardinge

Productores: Susan Leber, Anne Rosellini
Productores ejecutivos: Jonathan Scheuer
Diseño de producción: Mark White
Compañías productoras: Susie Q.Productions, Down to the Bone Productions


Intérpretes:

Vera Farmiga: Irene,
Hugh Dillon: Bob,
Clint Jordan: Steve,
Jasper Daniels: Ben,
Caridad de la Luz: Lucy,
Taylor Foxhall: Jason,
Edward Crawford: Kevin,
...


Sinopsis:


En Upstate, New York, Irene (Vera Farmiga) lucha por salir adelante junto con sus dos hijos, mantener a flote su matrimonio y ocultar su adicción a la cocaína.


Premios ***:




  • 2004: Sundance: Mejor director, Premio Especial del Jurado Drama (Farmiga) 
  • 2005: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor actriz (Vera Farmiga) 
  • 2004: Premios Independent Spirit: 2 nom. incluyendo Mejor actriz (Farmiga)


Lo que se dice:


La página española Filmaffinity le otorga una nota media de 6,1, basada en 91 votos, una nota que la norteamericana Imdb eleva a 6,7, basada en una muestra tampoco demasiado amplia: las valoraciones de 2101 usuarios.

Comentario sobre el film .



Down to the Wone es un film de género, neorrealista, que caracteriza a mujeres cineastas indies,según Linda Badley *, un título que supuso un fiasco económico para la realizadora, que invirtió en este proyecto  500.000 dólares  y recaudó  algo más de 43.000, viéndose obligada a estrenar su película en Austria, a causa de las dificultades que encontró en su país. La productora que se hizo cargo de la financiación y promoción del film se llamó Susie Q.Productions, un nombre no arbitrario, que rendía homenaje a  Susie-Jane Dwyer, cuyo nombre de soltera era Susie-Jane Quealy, quien, se hizo célebre junto con su hermana Jack McKunne, dos guapas chicas que bailaban el Big Apple en los Hoteles Mark Hopkins y Fairmont, que captaron la atención del público y entre otros, del columnista de San Francisco Herb Caen.**  Big Apple designaba una forma de bailar de los negros norteamericanos de principios del siglo XX, que tiene un paso llamado Susie Q., que parece ser que inspiró una canción a Dale Hawkins y James Burton, que hizo famosa la banda californiana Creedence  Clearwter Revival.

Con frecuencia intentamos entender qué nos quiere transmitir un determinado guionista y el director de un film, pasando por alto ciertas cuestiones que desconocemos. Cuesta entender por qué una directora como la neoyorquina Debra Granik, que fracasó en su opera prima, consiguió hacerse célebre con la segunda, Winter's Bone, que lanzó a la fama a Jennifer Lawrence, un film inolvidable, y desde entonces sólo ha hecho dos películas, Stry dog (2014), un documental sobre Ron Hall, un motero, veterano de guerra de Vietnam y amante de los perros, y la que el día 12 de junio estrena Netflix, 'No dejes rastro', 2018. Entretanto una pandemia, no por anunciada fácilmente predecible, está empezando a desmontar el mundo que conocemos y que Celentano, en 2012 en Verona, relacionaba con las ciudades que nos legaron nuestros antepasados, en las que era agradable vivir y los alimentos tenían sabor, la polis aristotélica, que algunos eruditos alemanes (contestados por otras tendencias) defienden como socialdemócrata****. Los jóvenes que vivieron la depresión de los años 20 del siglo pasado, buscaban la evasión más loca en un frenesí constante, (que representó magníficamente en 'El Gran Gatsby' F.Scott Fitzgerald),cuando todavía no les perseguía la parca en forma de enfermedad; los de ahora se infectan para seguir bebiendo cervezas en una terraza, el símbolo de los tiempos modernos.

Debra Granik mostró la decadencia de la white trash, los blancos-basura, y esto no gustó demasiado. Ahora, cuando Estados Unidos se quema en una hoguera que ha encendido la ignorancia y el populismo, la realizadora indie vuelve con un film cuyo protagonista es la decencia. Down to the Bone, es un film sobre el que se ha escrito mucho, y una película, agotada, que ha alcanzado precios muy elevados en Amazón, ahora descatalogada, y que es bastante difícil de encontrar. Una lástima!








* Indie Reframed: Womenas Filmmaking and Contemporary American Independent Cinema

**eloriente.net. La historia detrás de la canción Suzie Q.de Credence Clearwater Revival
*** Filmaffinity
**** Aristóteles y el pensamiento político aristocrático. Manuel Knoll. Revista de Filosofía Scielo.

Comentarios