Cómo ser John Malkovich. Spike Jonze. Ficha técnica y crítica.



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras

UN FILM QUE NO ENVEJECE

Ficha técnica:


Título original: Being John Malkovich
País: Estados Unidos
Año: 1999
Duración: 120 minutos

Dirección: Spike Jonze
Guión: Charlie Kaufman
Casting: Kim Davis-Wagner y Justine Baddeley
Dirección de Fotografía: Lande Acord
Música: Carter Burwell
Edición: Eric Zumbrunnen
Coordinador de especialistas: Dan Bradley
Director artístico: Peter Andrus
Diseñadores del set: Fanée Aaron, Sloane U'ren, Elisa Bussetti

Diseño de Vestuario: Casey Storm
Jefe maquillaje artistas: Gucci Westman
Maquillaje de efectos especiales: John Vulich, Optic Nerve Studios
Diseño de peluquería: Emmanuel Millar

Productores: Michael Stipe y Sandy Stern; Steve Golin y Vicente Landay
Productores ejecutivos: Charlie Kaufman y Michael Kuhn
Diseño de Producción: K.K.Barrett
Universal, Gramercy Pictures presenta a Propaganda Films/Single Gell Pictures


Intérpretes:


John Cusack: Craig Schwartz
Cameron Diaz: Lotte Schwartz
Catherine Keener: Maxime
Orson Bean: Dr.Lester
Mary Kay Place: Floris
K.K.Dodds: Wendy
W.Earl Brown: Modisto
Carlos Jacott: el agente Larry
Willie Carson: tipo en el Restaurante
Byrne Piven: Capitan Martin
Gregory Sporleder. borracho en el bar
Charlie Sheen: Charlie
John Malokovich: John Horacio Malkovich


Sinopsis:



Craig Schawarts es un marionetista callejero que sólo pide una oportunidad para realizar su trabajo, que la sociedad le niega; su pareja ha perdido la ilusión y él no tiene un sueldo que llevar a casa. Encuentra por fin un empleo, en la planta número 75 del edificio Martin-Flemmer, donde para poder realizar su trabajo deben andar inclinados por la poca altura de los techos. Craig descubre una pequeña puerta que conduce a un túnel que desemboca en el interior de John Malkovich, que en realidad es un recipiente de todos los monstruos humanos. Todos los temores que llevamos dentro se desatan: la ambición, la ambigüedad sexual, el miedo a caer en la pobreza...Cuando el propio John Malkovich cruza su propia puerta descubre un ego exagerado. Se ve en un restaurante en que todos y todas son él. En un final delirante, lo único que queda claro es que el titiritero vuelve a su miserable vida y su mujer y su socia se han enamorado y han formado pareja. Todos ellos pasan a ser 'recipientes' de otras personas que consiguen la inmortalidad pasando de unos 'cuerpos' a otros. La hija de no se sabe bien  de quién será  también un futuro 'recipiente.


Crítica:


Año 2014. Spike Jone, pseudónimo de Adam Spiegel, un cotizado publicista que tuvo un tormentoso noviazgo con Sofia Coppola,  vuelve con fuerza con un film que ha recibido varias nominaciones a los Oscar, Her, (Mejor Película, Mejor Guión Original), interpretada por Joaquin Phoenix; Cómo ser John Malkovich fue calificada en su momento  de deleznable y engañoso videoclip que se quedó en petulante e hinchado, (Jordi Costa, 'El País')  sin embargo, en la actualidad, y a la luz de los acontecimientos, suena premonitoria la imagen de un empleado genuflexo, obligado a estar permanentemente agachado durante toda su jornada laboral en una empresa que está realizando recortes para reducir costes y gastos de personal. Es posible que sonara la flauta por casualidad.

Las primera imágenes nos advierten de que asistimos a una representación teatral,  un espectáculo de marionetas, muñecos manejados por un desorientado marionetista. Craig está perfectamente convencido de que la conciencia es su terrible maldición, y piensa, con razón o sin ella que " no le permiten realizar su trabajo porque cuestiona el sistema económico y social imperante"; corte directo y primera secuencia en la calle que demuestra como lo hace: una historia entre un religioso y su amada, demasiado obvia para los rednecks americanos que transitan con sus hijos por las calles y  ven el espectáculo como  una provocación en plena vía pública. A partir de ese momento comienza una inmensa metáfora: el titiritero busca un nuevo empleo, que le permita llevar un sueldo a casa, en el que los techos son tan bajos que obliga a los empleados a caminar y desenvolverse por la oficina  permanentemente agachados y, aunque parezca surrealista, la primera explicación es que la altura  obedece a una reducción de gastos para poder pagar los escuálidos salarios de los siempre genuflexos empleados; la explicación, sin embargo,  que da el jefe es bizarra: se hicieron tan bajos para que la esposa de Martin Flemmer, el constructor del edificio, una enana, llegara a los pomos de las puertas, quedando finalmente destinadas estas plantas a empresas que necesitaran reducir costes. De este modo comienza la surrealista historia de Spike Jonze, cuyo protagonista comienza a trabajar para  Lester Corp en estas condiciones.

Craig es marionetista porque es un oficio que le ofrece la posibilidad de ser otra persona y desarrollar otras experiencias, pero su nuevo trabajo genuflexo le abre un nuevo portal por el que puede introducirse en el cuerpo de un actor de moda, John Malkovich,  y ver la vida a través de un hombre de gran fuerza y el suficiente cinismo para sobrevivir holgadamente. En compañía de Maxime, primero, y su esposa Lotte, más tarde, emprenderán un negocio para obtener beneficios ofreciendo la posibilidad a la gente insatisfecha de vivir experiencias más gratificantes, pero caerán en una trampa de los creadores del sistema y acabarán siendo cazadores cazados, de una forma u otra. Maxime y Lotte utilizan a Craig para tener un hijo de Malkovich, del que ambas se sienten madre, excluyendo al imaginativo Craig de su relación y del que se han servido como vehículo de sus ambiciones, y Lester utiliza al fruto de esta pasión como nuevo recipiente para no envejecer jamás. De cualquier forma no hay manera de salir de un círculo en el que el que tiene el poder siempre gana.


Comentarios