Forgotten. Jang Hang-jun . Ficha técnica y crítica


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras


¿SITUACIONES CRÍTICAS EN MOMENTOS DE CRISIS?



Ficha técnica:

Título original: Gi-eok-ui bam
País: Corea del Sur
Año: 2017
Duración: 118 minutos

Dirección: Jang Hang-jun
Guión: Jang Hang-jun


Productores: Won.seok Jang, Joon-Shik Park
Diseño de producción: Im Choi
Compañía productora: Ba Entertainment; distribución: Netflix


Intérpretes:



Ha Neul Kang: Jin-seok
Mu-Yeol Kim: Yoo-seok
Na-ra Lee:Eun-woo Lee
Seon-Kun Mun: 'padre' de Jin y Yoo-seok
...


Sinopsis:


Jin-Seok se muda a una nueva casa con sus padres y su hermano mayor, Yoo-Seok a una nueva residencia. Una tarde lluviosa, Jin-Seok ve cómo un grupo de hombres 'secuestran' a su hermano y lointroducen en una furgoneta, desapareciendo durante 19 días. Cuando vuelve a casa, Yoo-Seok no se acuerda de nada, pero Jin-Seok, como sufre de hipersensibilidad, se da cuenta que la personalidad de su hermano no es la misma. Es entonces cuando empieza a sospechar que el que ha regresado no es su hermano de verdad. Este no será el único problema de Jin-Seok, quien empezará a escuchar extraños ruidos procedentes de una habitación cerrada de la casa.


Crítica:



Son pocos los críticos que se han decidido a dar el paso de opinar sobre los títulos que ofertan plataformas como Netflix, especialmente a causa de una inercia que con frecuencia se convierte en un obstáculo formado por prejuicios relacionados con el soporte. La pandemia del covid-19, la primera que ha padecido la Tierra de forma global y que, con independencia del tiempo transcurrido en que una crisis zoonótica afectara al hombre hasta que diera sus primeros frutos a partir de octubre de 2019 cuando la enfermedad dio la cara en la ciudad  de Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, cuya primera víctima fue un hombre de 55 años el 17 de Noviembre, produjo en 2019, produjo 266 contagios que en poco más de cinco meses se convirtieron, en lo que va del año ya maldito, el 2020, en varios millones de infectados y cientos de miles de muertos, convirtiendo nuestro habitat en un planeta enfermo. Aunque la fe en la ciencia es ciega en el mundo que habitamos, hasta que no se encuentre una vacuna, el único medio para aislarlo es una estrategia de carácter medieval: la cuarentena; el repliegue hacia los hogares ha favorecido que algunos críticos de grandes rotativos se hayan decidido a ver el único cine que se estrena cada día, el que ofrecen las grandes plataformas (Disney, HBO, Netflix, Filmin...)

Lo que caracteriza a Netflix, ya lo hemos dicho otras veces, es no solo que permite ver cine mainstream, pero también de bajo presupuesto; de Hollywood, Sundance, Festivales europeos, pero también de Bollywood, Mollybood y el que defienden con fuerza en la actualidad los surcoreanos, en el que destacan directores como Bong Joon-ho, Park Chan Wook (Oldboy), Yeong Sang-po (Tren a Busan), y otros muchos, que están ofreciendo unas obras que pueden hacer temblar a occidente. Jang Hang-jun realiza en Forgotten un ejercicio muy arriesgado que milita claramente en el thriller psicológico pero coquetea en determinados momentos con las películas de terror, con las casas encantadas de James Wan, el cineasta malayo, nacionalizado australiano, entendiendo que el verdadero terror lo generamos y gestionamos nosotros mismos, obligando en muchas ocasiones a quien no es capaz de controlarlo a consumir tranquilizantes. En su opera prima, el coreano se aproxima al tratamiento del tiempo que hace el hongkonés Wong Kar-way del que Carlos Heredero afirma que se debaten en una pugna constante "entre fijar el paso del tiempo y cargar de sentido el momento fugitivo. Por eso sus personajes necesitan detener mentalmente el instante y establecer referencias no finitas dentro de un espacio imaginario. 

Esta forma de tratar un tema que se desliza entre nuestros dedos sin dejarse atrapar, que nos hace dudar hasta el último momento acerca del el tema que el autor está tratando como prioritario (se aventura en muchas disquisiciones, en las que no falta la forma inhumana en la que los hombres pudientes, que ahora se sienten invulnerables disponen de la vida y los principios morales e intelectuales ) de quienes en un momento de crisis económica, muy bien contextualizada, se ven obligados a traicionarse a sí mismos. El film aborda muchos otros temas que interesan al hombre y deja, finalmente, que los espectadores decidan qué película han visto. En definitiva un film poético, humano, sensible e interpretable, y, en definitiva muy oscuro, una desazón que se traslada a los propios carteles que nos invitan a ver la película.

Interesante. La podés ver en Netflix.

Comentarios