Marianne.Serie. Samuel Bodin. Ficha técnica y crítica


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras

LA VIDA ES UNA PESADILLA

Clarke había intentado a toda costa no creer nada de aquello, pero, al final del relato, había colocado en el libro la inscripción: "Y el demonio se hace carne, y se convierte en un hombre". (Arthur Mache).



Ficha técnica:


Título original: Marianne
País: Francia
Año: 2019
Duración: 45 minutos

Dirección: Samuel Bodin
Guión: Samuel Bodin y Quoc Dang Tran
Casting: Michael Laguens
Dirección de Fotografía: Philip Lozano
Música original: Thomas Cappeau
Director artístico: Remi "Silk" Binisti
Decorados: Laurent Avoyne
Montaje: Olivier Galliano, Dimitri Amar, Richard Riffau
Sonido: François Loubeyre, Gurval Coic Gallas, Sébastien Pierre

Diseño de vestuario: Matthieu Camblor, Marion Moulès


Productores: Raphaël Rocher, Lionel Uzan, Henri Debeurme, Pascal Breton, 
Productores ejecutivos: Raphaël Rocher, Lionel Uzan, Marc Libert, Hubert Brault
Director de producción: Astrid Bordeloup.Hauschild
Compañías productoras: Empreinte Digitale, Federation Entertainment



Intérpretes:


Victorie Du Bois: Emma,
Lucie Boyjenah: Camille,
Tiphanie Daviot: Aurora, adulta,
Ralph Amoussou: Séby,
Bellamine Abdelmaleck: Arnaud, adulto,
Mehdi Meskar: Tonio,
Alban Lenoir: Inspector  Raunan,
Mireille Herbstmeyer: Señora Daugueron,
Corine Valancogne: Señora Larsimon,
Patrick D'Assumçao: Padre Xavier,
Pierre Aussedat: 



Sinopsis:


La serie tiene 8 capítulos de 45 minutos de duración, subdivididos en otros relacionados con parte del libro de Emma, (La decadencia, El exorcismo,el día del inspector), del que se extraen fragmentos y citas de escritores que interesan a la narración. Narra la historia de una novelista que, tras un hecho traumático, se da cuenta de que sus historias de terror se hacen realidad y decide volver a su ciudad natal para enfrentarse a los demonios del pasado que la inspiran. Los capítulos hablan de:

  1. Un sueño. Justo cuando la famosa escritora Emma Larsimon anuncia que va a dejar de escribir obras de terror, cuya protagonista es Lizzie Lark, la perturbadora visita de una amiga la obliga a volver a su ciudad natal.
  2. Un allanamientode la casa de la madre de Caro. Mientras un inspector de policía investiga, Emma arrastra a Camille a la casa de la madre de Caro y retoma el contacto con sus viejos amigos.
  3. El Funeral de Caro.
  4. Los juegos de niños, no son niños (Montaigne).Tonio hace un macabro descubrimiento en la costa. Camille se encuentra al límite tras otra noche espeluznante con Emma.Marianne comete un acto terrible.
  5. La dejaste sola.
  6. Recuerdos
  7. Éramos demasiado jóvenes. Los amigos huyen a distintas partes de la isla, encontrándose con aterradoras visiones y visiones y mensajeros fantasmales. Uno tras otro irán volviéndose contra Enma.
  8. Martes. 


Intérpretes:

Victoire Du Bois : Emma Larsimon,
Lucie Boujenah : Camile,T
Tiphaine Daviot : Aurore,R
Ralph Amoussou : Seby,
Bellamine Abdelmalek : Arnaud adulte,
Mehdi Meskar : Tonio,
Alban Lenoir : Inspecteur Raunan,M
Mireille Herbstmeyer : Madame Daugeron,
...



Lo que se dice:

La serie ha sido muy bien valorada por la prensa, tanto española (nuestro país de referencia) como la norteamericana, que se traduce en una nota media de 6,3,basada en 3,030 votos, que ofrece la página Filmaffinity, que la norteamericana Imdb eleva a 7,5, basada en una muestra mucho más amplia: 10,152 valoraciones de usuarios.

Los argumentos que dan los críticos son que es la serie más espeluznante de las que figuran en el listado de Netflix, con referencias que abarcan desde Stephen King hasta Lovecraftt, y administra los sustos con macabra eficacia (Oskar Belategui, Diario 'El Correo'); un divertimento de calidad e inteligente (John Serba, Decider); el director pertenece a la vieja escuela y maneja los sustos a la perfección (Chris Longridge, Digital Spy); probablemente el título más aterrador de la plataforma hasta el momento (Meagan Navarro, Bloody Disgusting); elude todo sentimiento tranquilizador (Paula Vázquez Prieto, Diario La Nación)...



Crítica:



La serie aborda el proceso creativo de las novelas del género de terror, y se inclina por el relato metadiegético en el que las historias se interrelacionan unas con otras como las muñecas rusas; Samuel Bodin y su guionista, el asiático, del que se tiene muy poca información, dividen la serie en ocho capítulos que se subdividen en unos cuantos, siguiendo cronológicamente lo libros de Gemma más para contarnos acontecimientos que corresponden a los diferentes capítulos de las distintas novelas que tienen como protagonista a Marianne, un espíritu con sed de venganza, que como un virus, respecto a cuya naturaleza y comportamiento la humanidad se está convirtiendo en experta como consecuencia de una pandemia que se ha cobrado miles de muertos, transita de unos cuerpos a otros, siempre que este viaje se lo pongan fácil las víctimas de su posesión.

Aunque el género de terror es genuinamente americano, la película francesa, dirigida por Samuel Bodin, aporta características propias, de carácter europeo, que agradan más a un público que desea que se le asuste, ma non troppo, lo que unido a un score nada estridente, a cargo de  Thomas Cappeau, prefieren disfrutar de una proyección  tranquila en la que la música no funcione como un elemento narrativo más.. Tanto en esta serie como en Curon, creada por el italiano Ezio Abbate, que también podéis ver en Netflix, el lugar que sirve de contexto a la acción es en los dos casos un pequeño pueblo, situado en un lugar privilegiado y con dos totems que sirven a los lugareños como símbolo icónico de sus respectivas tribus: la torre de la iglesia del viejo pueblo sumergido, que emerge de las aguas, y un viejo faro kafkiano que esconde terribles secretos, situado en una roca, que cuando llega la pleamar se aísla de tierra firme. En ambos casos, esos parajes apacibles y muy bellos, esconden en su interior viejas rencillas y graves rencores y miedos que derivan en grandes tragedias, que en Eleden, un pueblo de la provincia holandesa de Gelderland, del que es oriunda Emma,  se arrastran desde un martes 17 de febrero de 1617, (siglo XVII), día en que una bruja fue ajusticiada y enterrada, Marianne, cuyo espíritu maligno combate la heroína Lizzie Lark, convertida en heroína literaria, creada por la protagonista de la película: Emma, interpretada por Victorie Du Bois. El odio no arranca de tiempos recientes, como ocurre en Curon, sino que se retrotrae al siglo XVII, de las cazas de brujas, en muchos casos mujeres cultas, independientes o desvalidas y necesitadas de protección por ser solteras o viudas; la tradición literaria primero y cinematográfica después ha instalado en el imaginario popular esta idea de una mujer perversa, que mata niños, se los come o, en su versión más moderna, los vende a la industria cosmética y farmacéutica, por el beneficio diabólico en la piel y la salud de las células jóvenes. Quitárselas de en medio era un desahogo de la población. Bodin no da la causa por la que Marianne fue asesinada, sino su odio y las ganas de tomarse la venganza que se traducen en un acosos sempiterno a sus vecinos.

Emma, la protagonista es un chica androgina, masculinizada, que emprende la tarea de buscar la verdadera causa del temor de los vecinos, una joven que mezcla sueños y realidad, juzgada por sus familiares, amigos y el cura del lugar, como tóxica y de difícil convivencia, una joven ambiciosa y dura, que produce rechazo entre sus compañero. Se puede decir que tiene un final tóxico, aunque sean las mujeres sus protagonistas, de difícil interpretación, especialmente el papel que juega la protagonista, una escritora de relatos de terror, con unas antecedentes innatos que la capacitan para narrar historias tan perversas, en un ambiente maligno, el de un pueblo en el que todos se conocen y la filias y las fobias, los odios y los rencores se exacerban, sin que sea fácil, desde una perspectiva actual delimitar con tanta claridad el bien del mal, salvo que te llames George Bush.


Muy aconsejable.

Comentarios