Snowpiercer. James Hawes. Capítulo 1. Ficha técnica y crítica.



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o a las compañías productoras y distribuidoras


Ficha técnica:


Título original: Snowpiercers (serie TV)
País: Estados Unidos
Año: 2020
Duración: 60 minutos

Creador: Graeme Manson
Dirección: James Hawes, Sam Miller, Helen Shaver, Fred Toye, Everardo Gout
Guión: Josh Friedman, Tina de la Torre, Donald Joh, Graeme Manson, Hiram Martinez, Aubrey Nealon, Chinaka Hodge, Benjamin Legrand, Jacques Loeb, Lizzie Mickery, Jean-Marc Rochette, Nick Runyeard . Basado en el Cómic de  Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb.
Casting: Wittney Horton, CSA
Música: Marco Beltrami, Dennis Smith
Dirección de Fotografía: John Grillo y Thomas Burstyn
Edición: Jay Prichidny, CCE
Directores artísticos: Thomas Wilkins, Gwendolyn Margetson
Decorador del set: Louise Roper
Supervisor efectos visuales: Geoff Scott

Diseño de producción: Cynthia Summers
Maquillaje: Rosalina Da Silva
Peluquería: Robert Pandini

Productor: Jiwon Park, Alissa Bachner, Mackenzie Donaldson, Holly Redford
Productores ejecutivos: Scott Derrickson, Bong Joon-ho, Dooho Choi, Miky Lee, Jeong Tae-sung, Lee Tae Hun, Park Chan-wook, Matthew O'Connor, Marty Adelstein, Becky Clements, James Hawes, Graeme Manson
Co-productores ejecutivos: Lizzie Mickery. Ben Rosenblatt, Aubrey Nealon
Compañías productoras: Tomorrow Studios y TNT Originals, CJ Entertainment, Dog Fish Films, ITV Studios; distribución: Netflix


Intérpretes:


Capítulo 1: dirigido por James Hawes


Jennifer Connolly: Melanie, la voz del tren,
Daveed Diggs: Andre Leyton,
Iddo Goldberg: Nennett Knox
Aaron Glenane: el último australiano,
Marc Margolis: viejo Ivan,
Steven Ogg: Pike,
Happy Anderson: Dr. Henry Klimpt,
Kerry O'Malley: Lilah Folger,
Timothy V. Murphy: Comandante Grey,
..


Sinopsis:

La serie consta de 10 episodios y está ambientada siete años después de que  el Planeta Tierra se haya convertido en un páramo helado. Snowpiercer es un tren arca en continuo movimiento con 1001 vagones, que incorpora los restos de la humanidad. Clases sociales, justicia social y juegos políticos se dan dentro de lo que para la humanidad es su único hogar.


Lo que se dice:


La crítica y el boca a boca del público le han dado un tremendo palo que se manifiesta en las notas medias de las páginas que visitamos habitualmente. La española Filmaffinity ofrece una nota media de 4,9, basada en 193 votos; la norteamericana Imdb eleva significativamente esta media a 6,2, de acuerdo con la valoración de casi cuatro mil usuarios. El Tomatometro de la página Rotten Tomatoes refleja una nota muy similar en sus índice de aceptación: 62% de la prensa, consultadas 65 reseñas, y 67% del público, pulsada la opinión de 132 usuarios.

Los argumentos de los críticos son demoledores: se deja ver y poco más (Daniel D'Addario, Variety); un film mediocre que no admite comparación con la obra genial de Bong Joon.ho (Tim Surette, TV Guide); adaptación tonalmente irregular y narrativamente confusa (Daniel Fienberg, The Hollywood Reporter); entretenimiento inofensivo para el verano (Alex Maidy, Jo Bio)...


Crítica:



Da la impresión de que el cine norteamericano, maestro de los géneros de ciencia-ficción y terror, el primero materializado en grandes superproducciones millonarias, los famosos blockbusters financiados por grandes compañías, el segundo, con frecuencia de series B, no ha asimilado bien el que, en su momento el coreano Bong Joon-ho, un cineasta de gran talento, que convence a su público y a la prensa en cada una de sus películas y que se mueve como pez en el agua en la ciencia-ficción, impusiese su edición a los caprichos de Harvey Weinstein en 2013, cuando hizo Snowpiercer, y se llevara todos los Óscars al mejor director y mejor  película en la edición de 2019, y hayan querido enmendarle la plana, con un relato que rellena huecos, lleno de elipsis intencionadas, del film que realizó hace siete años, contextualizando la acción en la revolución de los ocupantes de la cola de este tren rompehielos en el año tercero de su recorrido, y dejando una sorpresa para el final del capítulo sobre la identidad del empresario Wilford, constructor del tren que estratifica la sociedad y almacena en su interior, como el arca bíblica, especies vegetales y animales que poblarán de nuevo la Tierra cuando se deshiele. Ni el héroe con rastas, un antiguo policía, resulta convincente, ni la heroina interpretada por Jennifer Connelly tampoco; el desarrollo de anécdotas sin importan roza, con frecuencia el ridículo. Ni tan siquiera la posibilidad de que, excluidos los más pobres, los ricos pudieran llegar a matarse entre sí, da  fuerza a un subtexto que carece de interés.

Es posible que espectadores que no conozcan el trabajo del cineasta coreano, su interpretación de la realidad, la creación de metáforas y de todo tipo de figuras retóricas que desplazan el significado en comparaciones poéticas de gran fuerza, puedan distraerse con el  producto. Quien conozca el trabajo de Bong Joon-ho quedará defraudado.

Comentarios