Hillbilly. Una elegía rural. Ficha técnica. Lo que se dice.

 



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras


LA AMERICA PROFUNDA


Ficha técnica:


Título original:  Hillibilly Elegy
País: Estados Unidos
Año: 2020
Duración: 116 minutos

Dirección: Ron Howard
Guion: Vanessa Taylor, basado en la novela de J.D.Vance
Casting: Carmen Cuba
Director de Fotografía: Marise Alberti
Música: Hans Zimmer & David Fleming: supervisor: Joe Rudge
Edición: James D.Wicox, ACE
Directores de arte: Shawn D.Bronson, Gregori A.Weimerskirch
Decoración del set: Laura Belle

Diseño de vestuario: Virginia B.Johnson
Jefe de departamento de maquillaje: Eryn Krueger Mekash
Jefe de departamento de peluquería: Patricia Dehaney

Productores: Brian Grazer, p.g.a., Ron Howard, p.g.a., Karen Lunden, p-g-a-
Productores ejecutivos: Diana Pojorny, Julie Oh, William M.Connor, J.D.Vance
Diseño de producción: Molly Hughes
Compañías productoras: Imagine Entertainment, Imagine Entertainment Production ; distribuye Netflix

Intérpretes:


Amy Adams: Bev,
Glen Close: Mamaw,
Bo Hopkins: Papaw,
Freide Pinto: Usha,
Owen Asztalos
Gabriel Basse: J. D. Vance,
...


Sinopsis:


El año del Señor de 1997, en Jackson, Kentucky,  época de prosperidad. La grandeza de la creación de Dios, la abundancia de la Tierra, el milagro de la vida moderna nunca han brillado tanto ante nuestros ojos. Pero para algunos, el sueño americano, la singular esperanza de nuestro pueblo, aún es inalcanzable. Y aunque estemos resentidos, aunque denunciemos la injusticia, incluso a Dios, y aunque otros menosprecien nuestras creencias debemos tener fe en Dios, en nosotros, en nuestro carácter en nuestra capacidad de levantarnos, de volar, tanto si cuesta varias generaciones, como si esa espera merma nuestra fe. No perdamos nunca esa fe. Amen. (El predicador).

J.D. Vance (Gabriel Basso), un ex-marine del sur de Ohio y actual estudiante de derecho de Yale, está a punto de conseguir el trabajo de sus sueños cuando una crisis familiar le obliga a volver a la casa que ha intentado olvidar. J.D. debe navegar por las complejas dinámicas de su familia Apalache, incluyendo su inestable relación con su madre Bev (Amy Adams), que está luchando contra la adicción. Alimentado por los recuerdos de su abuela Mamaw (Glenn Close), la mujer resistente y lista que lo crio, J.D. llega a abrazar la huella indeleble de su familia en su propio viaje personal... Basada en el Bestseller nº 1 del The New York Times de J.D. Vance.


Lo que se dice:


Este drama ha sido acogido con frialdad por la prensa; la página española Filmaffinity ofrece una media de 5,3, basada en 122 votos, una media que la norteamericana Imdb eleva a 6,3, de acuerdo con las valoraciones de 1964 lectores. Se ha tildado el film de dramón telefilmero con algún toque de distinción (Carlos Marañón, Cinemanía); sobreénfasis en el trabajo de Adams (Brian Truitt, USA Today); sandez pueblerina (Alonso Duralde, The Wrap); sosa historia reconfortante (Chris Barsante, Slant)...

Es lo que tiene trabajar para una plataforma de Netflix, que sustituye al denostado blockbuster que, al menos se exhibía en los cines, que hoy no pueden competir con nuevas formas de llevar filmes a las casas mucho más asequible para las familias y los críticos se ceban  con un enemigo imbatible. Ron Howard es el que siempre ha sido.

Crítica:


El drama que plantea es la dificultad de cualquier joven con talento pueda escapar de la sordidez del universo de los que en Estados unidos llaman hillibilly, un término peyorativo que señala a los habitantes de ciertas áreas remotas, rurales, alejadas de la civilización, que, generalmente, se diferencian de otras denominaciones que se usan en núcleos poblacionales con características similares a los que llaman rednecks (cuellos rojos) o crackers, ajenos al estado del bienestar que, al menos hasta ahora, ha proporcionado el triunfo de la socialdemocracia en la vieja Europa. Carecen de un sistema sanitario digno, caen con facilidad en las drogas y el alcohol y viven en habitáculos que difícilmente se pueden llamar casas. La white trash, los blancos sucios y pobres, votantes de Trump, a los que los 'analistas de máquina de café' señalaron como principales responsables de la victoria de un 'showman' populista y sin experiencia; hace cuatro años se llevó la mayoría del voto de los blancos sin diploma universitario, hoy las cosas han cambiado.

Decir que es una película cuyos protagonistas son pueblerinos no lo dice el crítico, lo afirma el que escribe su autobiografía, J.D. Vance, y habla de cómo fue su vida. Hoy, esta gente, que ha deteriorado su vida, ya bastante difícil de sobrellevar, ha retirado su confianza al patrón y, en este momento Ron Howard hace una película que puede no haber gustado, porque ciertamente es demoledora. Una verdadera distopía.

Comentarios