My Holo Love. Ficha técnica. Creadores: Lee Sang-yeob, Ryu Yong-ja.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras

Se usa para facilitar el reconocimiento de la serie


¿ES EL AMOR ROMÁNTICO UNA DE LAS GRANDES MENTIRAS DE LA HUMANIDAD? 
¿UN CONSTRUCTO DE LA SOCIEDAD PATRIARCAL?



Ficha técnica:

Título original: My Holo Love

País: Corea del Sur

Año: 2020

Temporada: 1; episodios: 12

Duración de cada episodio: 49-57 minutos

Género: Ciencia-ficción, dorodrama, comedia romántica y análisis de género. Cine negro: guerras comerciales.


Creadores: Lee Sang-yeob, Ryu Yong-ja

Directores:  Lee Sang-yeob, Ryu Yong-ja, Go Sun Hee

Supervisores efectos visuales: Jeongho Hong, Alvin Yun Sung-min

Productores visuales: Ricky Seo, Kim Jin-hee


Compañías productoras: Studio Dragon; distribución: Netflix

 


Intérpretes:


Yoon Hyun-min: Go Nan-do/Holo, 

Ko Sung-hee: Han So-yeon,

Fhoy Yeo-hin: Go Yoo.hin,

Lee Yeong-eun: Madre de So Yun,

Ted Evans: Mr.Jung,

Charlotte Hervieux: Ji Hye,

Lee Ki-Chan: Kim Kang-woo,

...


Sinopsis:

Una mujer de éxito padece de prosopagnosia o incapacidad para reconocer los rostros que no le son familiares, una discapacidad que le provoca problemas laborales y sociales, hasta que por azar conoce a Holo...


 Lo que se dice:


Estrenada el 7 de febrero de 2020, un mes antes de la declaración por la OMS de la Pandemia mundial del Covid-19, esta serie apenas ha merecido alguna reseña, aunque las que se encuentran son muy positivas. Daniel Hart (Ready Steady Cut) recomienda  My Holo Love, ya que, según el crítico, muestra en cada capítulo un progreso en el argumento y una intención clara de contar una buena historia; John Serba (Decider) ve en la serie un potencial suficiente para que el relato no sea una pura banalidad. La página española Filmaffinity da una nota media de 6,5 basada en 97 votos, y sus lectores, a pesar de temer ser mal interpretados por el cinismo imperante en la sociedad occidental,  acaban por alabar el proyecto.

Desde el primer capítulo se apuntan las líneas fundamentales de una historia que combina el metadiscurso cinematográfico, desvelando ciertos recursos para despertar la emoción del que mira, el espectador, con técnicas de realidad aumentada a cargo de un auxiliar muy particular, un ejemplar novedoso de IA, convertido en coach relacional de una chica discapacitada. El artífice del prototipo muestra una actitud similar a la que defienden las feministas de estos lares que definen el amor romántico como mal amor, (Go Nan-do lo define como una de las mayores mentiras que ha forjado la humanidad), ya que este sentimiento no es eterno y proclamar esta verdad es una muestra de sinceridad, una virtud que a su vez sólo sirve para esconder los sentimientos. Un buen comienzo que tiene como centro una argucia para poder ver aquello que nuestros ojos no nos permiten, unas gafas realizadas con un cristal especial, algo que no es del todo nuevo, ya que este recurso lo usó por primera vez  John Carpenter en 'Están vivos', puesto ahora al servicio de una trama más actual. No faltan spin-offs de otros temas que los coreanos tratan en casi todas sus series, como  el abuso laboral y sexual que ejercen ciertos ejecutivos del país...







Comentarios