The Prom (El baile de graduación). Ryan Murphy. Ficha técnica

 


EL ALFA HOMOSEXUAL Y EL OMEGA HETEROSEXUAL


Ficha técnica:


Título original: The Prom

País: Estados Unidos 

Año: 2020

Duración: 131 minutos


Dirección Ryan Murphy

Guion: adaptado musicalmente por Mathew Sklar, y por los letristas Chad Beguelin y Bob Martin, adaptación basada en el concepto original de Jack Viertel

Casting: Alexa L. Fogel, CSA

Música: David Klotz, Matthew Sklar; productores ejecutivos musicales: Ryan Murphy, Adam Anders, Peer Strom, Ryan Murphy; supervisor: Amanda Krieg Thomas. Coreografía: Casey Nicholaw

Dirección de Fotografía: Matthew Libatique, ASC 

Edición: Peggy Tachdjian, Danielle Wang

Directores artísticos: Adam Rowe, Sarah Dekucchi, Sammi Wallshlaeger

Decorador del set: Gene Serdena


Diseño de Vestuario: Lou Eyrich


Productores: Adam Andlers, Dori Berinstein, Bill Damashke, Jack Lane; Ryan Murphy, p.g.a., Alexis Martín Woodall, p.g.a., Adam Anders

Productores ejecutivos: Eric Kovtun, Casey Nicholau, Chad Beguelin, Bob Martin, Matthew Sklar, Todd Nenninger, Scott Robertson

Diseño de producción: Jamie Walker McCall

Compañías productoras y distribuidoras: Dramatic Forces/Storykey Entertainment; distribución: Netflix


Intérpretes:


Meryl Streep: Dee Dee Allen,

James Corden: Barry Glickman

Nicole Kidman: Angir Dickinson,

Keegan-Michael Key: Director Tom Hawkins,

Jo Ellen Pellman: Emma Nolan,

Kerry Washington: Señora Greene,

Andrew Rannells: Trent Oliver,

Ariana DeBose: Alyssa Greene,

Tracey Ullman: Vera,

Kevin Vhamberlin: Sheldon,

Mary Kay Place: Abuela Bea,

...

Sinopsis:

Inspirada en un caso real judicial en Mississipi en 2010, cuya causa se fundamentaba en el escándalo que se produjo cuando se prohibió a una estudiante lesbiana llevar a su novia al baile de graduación, debido a la presión de la Asociación de Padres y Maestros, un escándalo que se extendió debido a la intervención de celebridades que condujo a publicitar la causa gay y la creación de una tendencia a favor de la aceptación y la inclusión social de los homosexuales. Esta historia se llevó primera al teatro, a Broadway, protagonizada por dos estrellas en decadencia, Dee Dee Allen, protagonizada por Streep, y Barry Glickman, representado por Corden, a los que hundió una crítica muy adversa y el cierre inmediato de 'Eleanor', un musical sobre los Roosvelt. Junto a ellos Angel (Nicole Kiman), hasta de ser corista durante más de 20 años, el cantinero y actor de descanso (Trent (Rannells); por azar Angel encuentra una noticia en su iPhone que lleva al grupo a la conservadora Indiana, donde una estudiante gay Emma Nolan (Jo Ellen Pellman) está causando un gran revuelo en vísperas de su graduación en la escuela secundaria.


Lo que se dice:


El musical que dirige Ryan Murphy, el autor de 'Come, reza, ama' (2010), y diferentes versiones de American Horror Story para la TV desde 2011, en formato de miniserie, la última preparada para ser estrenada en 2021 ha sido valorado de forma condescendiente, ni demasiado bien, ni tan mal como para llegar a suspenderla. La página española Filmaffinity le otorga un 5,3, basado en 1006 votos, una nota que eleva a 6,1 la norteamericana Imdb a 6,1, según la valoración de 11,991 usuarios.

Los críticos se han dividido entre quienes la valoran positivamente, bien porque se han quedado satisfechos con el trabajo del elenco (Owen Gleiberman, Variety); o porque les parece desenfadada y por tanto disfrutable (Peter Bradshaw, The Guardian), es entretenida (Judy Dry, IndieWire); cursi pero con corazón (Fionnuala Haligan, Screendaily); novedosa (Johnny Oleksinsky, The New York Post); parece una película y no una obra de teatro adaptada (Tom Geiger, The Wrap); satisfactoria (Eoghan Cannon, entertainment.e...

Pero no falta quien ha machacado el film, entre ellos Mary Sollosi (Entertainment Weekley) que aconseja evitarla a toda costa; el trabajo de Corben es insultante, dice Richard Lawson  (Vanity Fair), recurre a la superioridad moral (Alejandro Alegré, El Confidencial)...


Breve crítica del blog:


The Prom es un musical, un género en el que los norteamericanos no tienen rival, que ha dejado un legado que impactó a la Nouvelle Vague, y en especial a Jacques Demy, a quien Damien Chazelle hizo un bello homenaje en su galardonada película La La Land. Ryan Murphy ha hecho un guiso con las películas de sus predecesores, especialmente de Greese, Hairspray y tantas otras en las que los adolescentes son protagonistas, poniendo el acento en cuestiones que los jóvenes de hoy, inmersos en una sociedad líquida en la que se impone la transversalidad, como las relaciones homosexuales, pero también Murphy se implica en la dignificación de los mayores que, a la edad de Meryl Streep, una vieja gloria de Broadway, puede llegar a sentir de nuevo el amor y conseguir atraer a un hombre bastante más joven que ella, una relación que todavía levanta ampollas en los sectores más conservadores de la sociedad.

Mas allá de esto el film es bastante mediocre, lleno de tópicos y personajes arquetípicos abundantes en las obras del género, y el resultado es poco creíble. Parece que si ha molestado por algo es, no por la falta de garra de la cinta, sino precisamente por el subtexto: el empecinamiento de una chica lesbiana en acudir a la fiesta de promoción de alumnos de secundaria del Instituto, y la presencia de gente del teatro para aprovechar el conflicto, lo que ha hecho a más de uno rasgarse las vestiduras y condenar el film por moralmente inaceptable. No cabe duda de que el film entretiene, es ligero y sin adquirir grandes compromisos, por lo que parece que la valoración de los críticos en este caso es justa.


Comentarios