The Report. Scott Z.Burns. Ficha técnica y crítica.

 



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras


UNA CRÓNICA DE GRAVES SECRETOS DE ESTADO


Ficha técnica:


Título original: The Report

País: Estados Unidos

Año: 2019

Duración: 118 minutos


Dirección: Scott Z.Burns

Guion: Scott Z, Burns. Basado en parte del artículo "Rorschach and Awe" de Katherine Eban, publicado en Vanity Fair

Casting: Avy Kaufman, CSA

Dirección de Fotografía: Eigil Bryld

Música: David Wingo

Edición: Greg O'Bryant

Dirección artística: Max Wixom

Decoración del set: Richard Devine


Diseño de Vestuario: Susan Lyall

Jefe de Departamento de maquillaje: Mia Bauman

Jefe de Departamento de peluquería: Suzy Mazzarese-Allison


Productor: Steven Soderbergh, Scott Z.Burns, Jennifer Fox, Danny Gabai, Eddy Moretti, Kerry Orent, Michael Sugar

Productores ejecutivos: Michael Di Verdi, Nancy Dubuc, Natalie Farrey, Vincent Landay, Tj Rinomato, Shane Smith, Lila Yacoub

Co-productor: Jennifer Semler

Diseño de producción: Ethan Tobman

Compañías productoras: Vice Studios, Amazon Studios, Umbranded Pictures, GLG & Margin of Error Production, asociado con Topic; distribución: AmazonPrime


Intérpretes:


Corey Stoll: Cyrus Clifford

Adam Driver: Daniel Jones

Evander Duck Jr.: Guardia de Seguridad,

John Hamm: Denis McDonough,

Linda Powell: Marcy Morris

Annette Bening: Senadora Dianne Feinstein,

Sandra Landers: Secretaria del Comité de Inteligencia del Senado,

John Rothman: Senador Sheldon Whitehouse,

Victor Slezak: Senador Jay Rockefeller,

Guy Boyd: Senador Saxby Chambliss: Guy Boyd,

Alexander Chaplin: Sean Murphy,

Joanne Tucker: Gretchen,

Maura Tuerney: Bernadette,

Michael C.Hall: Thomas Eastman,

Ian Blackman: Cofer Black

Dominic Fumusa: GeorgeTenet,

Fajer Kaisi: Ali Soufman,

Zuhdi Boueri: Abu Zubaydah,

...


Sinopsis:


En este thriller basado en hechos reales, un idealista funcionario del Senado, Daniel Jones (Adam Driver),el principal investigador del Senado de los Estados Unidos, lideró un programa de "Interrogación y Detención" de la CIA una investigación sobre el programa de Detención e Interrogación de la CIA tras el 11 de Septiembre. El informe dio a conocer la inmoral e inefectiva brutalidad de las torturas que se produjeron en los interrogatorios; conforme iba sabiendo más sobre la verdad de los interrogatorios, Jones se convencía más de que había que llegar hasta el final e intentar dar a conocer al mundo lo que muchos otros trataban de mantener en secreto a toda costa.


Lo que se dice:

El film que produce, junto a otras compañías, y distribuye Amazon Prime, ha sido bien valorado por la prensa y el público, un hecho que tiene reflejo en las notas medias que ofrece Filmaffinity, 6,3, basada en una participación inusual en España, 2989 lectores, una media que el sitio norteamericano Imdb eleva a 7,2, resultado de la participación de 31,725 usuarios.

Protagonizada por Adam Driver, el nuevo héroe galáctico que ha trabajado no sólo en obras mainstream, sino para directores indie de la categoría de Noa Baumbach, resulta muy convincente en su papel de investigador del Senado de las torturas que practicó la CIA tras los atentados del 11 de Septiembre. The Report es un film que demuestra que, al fin, a pesar de los Trump del universo, la democracia norteamericana funciona y mete el dedo en la llaga más profunda, caiga quien caiga, acompañado en esta dura travesía por actrices como una irreconocible Annette Benning, en el papel de senadora demócrata, que le hizo merecedora de un Globo de Oro a la Mejor Actriz Secundaria en 2019. Los argumentos son, en líneas generales favorables, aunque se repite  con frecuencia el concepto peyorativo de paranoia (Luís Martínez, diario 'El Mundo', Juan Manuel Freire, diario 'El Periódico') que se contraponen a otros que lo consideran historia precisa, rabiosa e intensa (Daniel Martínez Mantilla); una anomalía, una saga extensa de corrupción, justicia y relevancia abrumadora que es a la vez apasionante y reveladora (Oben Gleiberman, Variety); película furiosa e importante (Benjamin Lee, The Guardian)...


Crítica:


En su opera prima, de carácter marcadamente político, en la que Scott Z.Burns, que ha escrito guiones para Steven Soderbergh (The Informant, 2009 y Contagion, 2011), quien produce su debut de un largometraje,  y que a su vez el mismo participó en la producción de 'Una verdad incómoda', dirigida por David Guggenheim, que adaptaba a la gran pantalla un guion de Al Gore, - 45 Vicepresidente bajo el mandato de Bill Clinton -, es una prueba evidente de que el mundo está cambiando mucho más a prisa de lo que muchos, que ya lo advertíamos, éramos capaces de prever. Por un lado, los títulos de las grandes producciones para las diferentes plataformas (cada una tiene un objetivo y una política determinada), incluyen a los grandes de los diferentes sectores técnicos o artísticos ( expertos en casting, como Avy Kaufman, productores/directores célebres, como Steven Soderbergh, actores como Adam Driver o Annette Bening...), por otro compiten por no dejarse arrebatar todo el patrimonio acumulado a lo largo de la historia del cine norteamericano por las potencias emergentes, tomando partido en cuestiones tan relevantes como el terrorismo de estado en un país que ha sido y parece que puede seguir siéndolo el emblema de las democracias occidentales, a las que aquellos que avanzan más en la persecución del objetivo de superarlos, como Cora del Sur, emulan, aunque, a pesar de que nos gusta mucho el trabajoque realizan, más cercano a postulados de la Nouvelle Vague, que se hace en estas latitudes, todavía tienen que seguir avanzando para superar un cine político y de acción que caracteriza la intelligentsia del, al menos hasta ahora, primer mundo.

Lástima que sean los críticos españoles los que hablen de 'autopropaganda', cuando viven en un país que ha sido incapaz de realizar un thriller político de verdad, que ilustre en segundo plano con imágenes de personajes reconocibles la etapa en que se inscribe su relato, ¿ autocensura, por no molestar? Gente que cree, probablemente que se pueden hacer compatibles los intereses del que vende y el que compra una finca, que ambos pueden quedar satisfechos y que existen soluciones a los problemas que son del agrado de todos. Si alguno de los que escriben se fijaran de verdad en la realidad que los circunda, se daría cuenta de que, con frecuencia, los políticos honestos pierden batallas porque se someten al principio que expresa  la  Senadora demócrata Dianne Feinstein, interpretada por Annette Bening: "La historia nos juzgará por defender una sociedad justa, regida por la Ley", y por no querer pertenecer al partido que redactó el terrible informe, sino al que lo publicó, sin entregárselo a la prensa y acabar como Snowden, con temor a ser condenado a muerte si es repatriado y autoexiliado por revelar secretos de estado. Scott Z.Burns acusa al partido republicano, el de Bush en 2011, tras los atentados del World Trade Center, de intentar ocultar las vergüenzas de su partido y su gobierno en la lucha antiterrorista, chantajeando a la oposición con el bloqueo de cuestiones migratorias, de salud o de justicia social. ¿Cree el crítico que esta es la parte vergonzante, la que responde a una obsesión que se aleja de la realidad, y a la que califica como un elemento característico del thriller? Claro que la conclusión de su relato, como el de otros, que jamás descienden al plano de la realidad en su propio territorio, se parece mucho a esa obsesión que critica. La lectura de la prensa cotidiana es una prueba de ello. Si los miembros de los diferentes equipos se inclinan por el lado demócrata (Obama acabó con estas prácticas, dicen), durante muchos años 'Lo que el viento se llevó'  que tuvo varios directores, entre otros George Cukor, un cineasta homosexual rechazado por esta razón por Clark Gable, un cineasta conocido como 'el director de mujeres', y producida nada más y nada menos por David O'Selznic, e interpretada por un icono varonil, ha sido idolatrada como una obra maestra, hasta que el guionista de '12 años de esclavitud', dirigida por Steve McQueen, John Ridley, la denunció como difusora de ideales de esclavitud y fue retirada de las pantallas. Ahora ha vuelto a ser incluida en las programaciones señalando cada expresión racista, en un país en el que ser negro te puede costar la vida. Es mucho más libre no esconder tus propósitos y asumir las consecuencias como hacen Scott Z.Burns y sus  colaboradores, lo que permite a otros negar unos hechos o situarlos en el terreno de la obsesión y la paranoia. Cada cual es libre de acercarse a los miles de datos que ofrecen las redes sobre cualquiera de estas cuestiones.

El film avanza sin dificultad, apenas se percibe que dura 118 minutos, y las actuaciones, especialmente del protagonista, Adam Driver, y la secundaria galardonada, Annette Benning, se caracterizan por la gravedad y la solvencia que su papel exige, ni histriónicos, ni vociferantes, elegantes y sobrios, a la altura de la historia que están contando, en la que se incluyen imágenes muy similares a las que hemos visto en los programas de noticias de todo el mundo y que cualquiera reconoce, aunque no haya prestado atención, lo que acerca el film al documental ficcionado, a una docuficción en forma de thriller político. Algunas imágenes, como hemos dicho, no son reales, pero se parecen demasiado a la realidad que nos ha mostrado amplios reportajes de prensa, y adopta un tono que hace exclamar a Brian Lloyd de entertainment.ie: " (...) no puede ser colorida, no puede ser como las porquerías de Hollywood, tiene que ser real y seria. Es una pena que no sea entretenida..."  ¿? Una de las funciones del cine es entretener, pero, como ocurre con la literatura, tiene otra fundamental: abrir nuevas ventanas al mundo de los espectadores y construir con ellos una diégesis más o menos vívida para el autor y el público, aunque algunos prefieran relatos tachados como el título y los créditos de la película, una forma muy extendida de autocensura.


Disponible en AmazonPrime.

Comentarios