Inmortals. Alphan Eseli. Ficha técnica y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a su autor

y/o las compañías productoras y distribuidoras


¿COMO PUEDE SABER EL ALMA LO QUE EL CUERPO NO EXPERIMENTA? LA MORTALIDAD ALIMENTA LOS SENTIMIENTOS


Ficha técnica: 


Título original: Yasamayanlar (TV Series)
País: Turquía
Año: 2018
Duración episodios: 50 minutos
Episodios: 9

Dirección: Alphan Eseli
Guion: Mustafa Salih Bozcu,  Alphan Eseli, Gizem Kizil, Samil Yimaz, Berkay Oztürk
Casting: Ayse Direkoglu
Dirección de fotografía: Tariel Meliava
Música: Akin Sevgör
Edición: Ayhan Ergürsel, Ömar Gúnüvar, Bilal Çakai
Dirección artística: Haluk Ünlü

Diseño de Vestuario: Selin Sozen
Diseño de maquillaje: Derya Ergün

Productores: Hazer Baycan, Karem Bürsin, Kemal Comelek, Alphan Eseli, Ozer Feyzioglu, Demet Müftüoglu Eseli, Omer Ozyilmazel
Productores ejecutivos: Selim Erkul, Cem Eti
Diseño de producción: Alphan Eseli
Compañías productoras: Braveborn, Bubi Film, Istambul 74, Ran Film; distribución Netflix


Intérpretes:


Elçin Sangu: Mia,
Karem Bürsin: Dmitry,
Birkan Sokullu: numel,
Selma Ergeç: Karmen,
Nilperi Sahinkaya: Melisa,
Efecan Senolsun: Sercan,
Türku Turan: Zhera,
Elit Iscan: Ayse,
Oral Ozer: Yavuz,
Hazal Türesan: Yisa,
...


Sinopsis:


Mia, una humana convertida en vampira, pretende vengarse de Dmitry, un implacable lider de los vampiros que busca un artefacto capaz de hacerla inmortal.


Lo que se dice:


La serie ha sido injustamente tratada por la crítica y los escasos espectadores que se han manifestado sobre ella, según reflejan la página española Filmaffinity, que la suspende con un 4,6, basado en 31 votos, y la norteamericana Imdb que la aprueba con un 5,3, de acuerdo con las valoraciones de 2,536 usuarios.


Crítica:


Inmortals es una serie distópica, sucia, de textura grunge e iluminación pálida y enfermiza, que esconde una gran metáfora que da a su discurso un carácter innovador, una interesante desplazamiento del discurso cinematográfico, audio-visual, que convierte un thriller político en una pieza de ciencia-ficción, colocando al vampiro en el epicentro de las cloacas del estado al servicio de políticos corruptos, encabezados por grupos como el que denominan 'El Gremio' al servicio de las grandes empresas, lo que supone un doble ejercicio: mantener el estatus de clase privilegiada de un pasado que prácticamente ha desaparecido y del que los chupa-sangre, las sanguijuelas, son testigos aislados, a los que se puede eliminar con un objeto hecho de madera, y al mismo tiempo otorgarles una función tenebrosa en la sociedad actual al servicio de intereses espurios, inmersos en actividades ilegales, combatidos por jóvenes desarraigados, cuya vida se desarrolla en gran parte en la calle o en locales comunales y que se expresan con música rap, que adulterada se denomina urbana cuando no tiene nada que ver con su origen marginal,  se visten, peinan y tatúan de forma agresiva, y que son con frecuencia el alimento de los vampiros que trabajan para el poder. Las imágenes muestran cómo las nuevas tecnologías han penetrado incluso en  las cavernas, que decoran sus paredes con carteles que publicitan el selfie.

Como ocurre con todas las historias e las que los individuos caminan paralelos a la muerte abundan símbolos cabalísticos (un puñal de madera de 'los originales', los primeros vampiros', al que denominan signo zodiacal de sangre, que proporciona la inmortalidad a quien lo posee, el nudo celta...), por los que combatirán los grupos de muertos vivientes con diferente sensibilidad, muchos de ellos rumanos que fueron encerrados durante la peste negra, señalados como demoníacos, apoyados por una prensa que no cumple con principios como la sinceridad o la gobernanza de principios objetivos. Mas, junto a estos grupo malignos, el alma humana no es inocente, sino que es víctima de una demencia que infecta todo lo que toca, por lo que el plan de los vampiros es salir de sus escondrijos para implantar un mundo nuevo, escudándose en el argumento de que los humanos y los vampiros pertenecen a especies distintas en un mundo en el que todos sus habitantes son los dragones del cuento, ya que del mismo modo que los seres humanos matan y devoran a los corderitos,  los vampiros devoran a los cachorros humanos.

En el desarrollo de la historia llegamos al tramo final, el de la guerra de los bandos en lid, en el que juegan un papel fundamental las arengas de los líderes a sus huestes. Los que muestran más músculo son los parias de la Tierra, que se mueven y animan al grito de Kizilkuyk, que se lamentan de que la vida se les echó encima antes que los vampiros. Los sin nombre ya tienen nombre cuando deciden rebelarse, como las calles de la ciudad, los rascacielos las tiendas de lujo...La división de la raza de los inmortales acabará con su extinción y el éxito de los desarrapados. que, en principio tenían pocas posibilidades de supervivencia. Una forma bastante original de resolver la histórica lucha literaria de vampiros  chupa-sangre y abandonados a su suerte, en la que juega un papel importante el amor interracial. Un ejemplo claro de que no podemos despreciar el esfuerzo cultural que están realizando las sociedades emergentes por conseguir un lugar destacado en el mercado mainstream, abriendo una ventana al mundo con el objetivo de destruir prejuicios.

Comentarios