Llevo tu nombre grabado. Liu Kuang-hiu. Ficha técnica y crítica.

 



El copyright de las imágenes pertenece a su autor
y/o las compañías productoras y distribuidoras

La segunda revolución tranquila


Ficha técnica:

Título original: The Name Engraved in Your Hearth
País: Taiwán
Año: 2020
Duración: 118 minutos
Género: drama romántica

Dirección: Liu Kuang-hiu
Guion: Arthur Chu Yu-ning
Dirección de Fotografía: Yao Hung-i
Música: Chris Hou, Jason Huang,
Dirección artística: Yao Kuo-chen

Diseño de vestuario: Amanda Deng
Diseño de maquillaje: Tu Mei-ling

Productor en Canadá: Danielle Yen
Productor ejecutivo: Yu Ning Chu
Compañías productoras y distribuidoras: Netflix

Intérpretes:


Jean Franois Blanchard: Alex, religioso,
Akira Chen: Chang Jia-han,
David Hao-chi chiu,
Leon Dai,
Fabio Grangeon,
Honduras,
Mountain Kao,


Sinopsis:


Al final de la vigencia de la Ley Marcial en Taiwan, (1988), que duró 38 años, como consecuencia de la masacre de 28 de febrero de 1947 que se cobró la vida de 30,000 ciudadanos que participaron en un levantamiento en Taipei, mientras se conmemora la muerte del presidente, AHan conoce a Birdy en el coro de la escuela y le fascina tanto como la película americana de Alan Parker, cuyo mensaje de libertad inspira a Birdy, tanto que lo desespera verlo enamorado de una chica, lo que lo empuja a confesarse con el sacerdote Ou, que lo induce a reprimirse. Años después, tras la muerte del profesor, un sacerdote que parece pecar del mismo modo que el joven, los jóvenes, ya maduros, se encuentran de nuevo en Montreal, abriéndose una posibilidad que les les había negado en la adolescencia.


Lo que se dice:


La película que dirige  Liu Kuang-hiu, su ópera prima, o al menos la primera concida en Occidente, ha sido muy bien valorada por la prensa y el público que ha accedido al film, como refleja la página española Filmaffinity, que refleja unanota media de 6,5, basada en el voto de 15q lectores, una media que Imdb eleva a 7,2, de acuerdo con la valoración de 1,817 usuarios.

Los argumentos que dan los críticos son que 'Llevo tu nombre grabado es un drama romático de género honesto, aunque imperfecto, que vale la pena ver (John Serba, Decider); película emocionalmente cargada (M.N.Miller, Ready Steady Cut);  historia que saca a la luz, de modo comercialmente accesible y creíble, una época oscura  del pasado con el que este país empieza a lidiar (Diego Lerer, Micropsia Cine.com).


Crítica:


Liu Kuang-hiu se introduce de lleno en lo que los franceses llaman cinéma du corp , que se aleja del cine realista strictu sensu, lo que llama Jacques Quandt (crítico de la revista Artforum) 'nuevo extremismo francés, que se aplica al cine de Franois Ozon, una terminología que se basa  en el carácter transgresor de su imagen, centrada en los cuerpos poderosos y sensuales de los jóvenes que embellece, mediante la utilización de todos los recursos disponibles, tanto en las tomas como en el tratamiento del color, integrados en un contexto que Alex, el sacerdote-profesor de unos jóvenes que reciben un educación segregada, aunque en el transcurso del relato se incorporará chicas lo que provocará conflictos sentimentales entre los jóvenes, acostumbrados a que todo incuida la sexualidad, gire a su alrededor. Este profesor, el único con el que puede explayase, en un centro   regido de forma quasi militar, es canadiense, y seá precisamente en Montreal donde los dos protagonistas se encuentren, en la ciudad de Montreal, donde encuentran la oportunidad de dar rienda suelta a sus sentimientos.

Las plataformas de streaming están favoreciendo la emersión a la luz pública de un mundo mucho más grande que el que la propaganda universal había creado, en el que las generalizaciones de cualquier tipo no tienen cabida, y en la que empezamos a diferenciar un nuevo cine, distinto al llamado de los márgenes, excesivamente racializado y unificador, preñado de matices tanto físicos como socio-culturales e idiosincráticos y con una percepción de la realidad que es totalmente compatible con lo que la realidad representada nos muestra, especialmente en la sociedad asiática la más extensa y plural del mundo, trabajando visualmente contra los prejuicios alimentados por siglos de desinformación. Habrá que inventar un nuevo Umberto Eco que nos alerte contra los apocalípticos y los integrados. El cine chino de Liu Kuang-hiu está más influenciado por el occidentalismo norteamericano, aproximándose más a la materialización de su historia milenaria, presente en las construcciones arquitectónicas, de apariencia más robusta, tanto de los cuerpos como de los edificios, decoraciones más sobrecargadas, y actitudes más potentes que, con frecuencia, rozan la violencia, muy alejado del modo de representación japonés o coreano actual, caracterizado por la cultura del gesto más que la explicitación de los sentimientos, la contención o la buena narración, materializada con frecuencia por la cámara lenta.



<

Comentarios