Tribus de Europa. Florian Baxmeyer y Philip Koch. Ficha técnica y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras

Se utiliza para facilitar la identificación de la serie


LA DISTOPÍA QUE NOS ATENAZA


Ficha técnica:


Título original: Tribes Of Europa (Serie TV)
País: Alemania
Año: 2021
Episodio 1 ; Capítulos: 6; duración: 49 minutos

Dirección: Florian Baxmeyer y Philip Koch
Guion: Jana Burbach, Philip Koch, Benjamin Seller
Casting: Margareta Abena
Dirección de Fotografía: Christian Rein
Música: Clinton Shorter
Dirección artística: Pavel Tatar
Decoración del set: Melanie Rabat

Diseño de Vestuario: Thomas Oláh
Maquillaje y peluquería: Silvija Bradica

Productores en línea: Udo Happel , Mario Zvan
Productores ejecutivos: Quirin Berg, Max Wiedemann, Philip Koch, Maximilian Vetter
Diseño de producción: Julian R.Wagner
Compañías productoras y distribuidoras: Netflix, Wiedermann & Berg Television

Intérpretes:


Henriette Confurius: Liv,
Oliver Masucci: Moses,
David Ali Rashed: Elja,
Emilio Sakraya: Kiano,
Melika Foroutan: Varvara,
Hoji Fortuna: Ouk,
Jeanette Hain: Amena,
Robert Maaser: Volgar,
Anon Mall: Francois,
Kendrich Ong: Grimm,
Leona Paraminski: Linda Vazquez,
Christoph Rygh: Taiga,
Ana Ularu: Grieta,
Adam Vacula: Christoph.

Sinopsis:


En 2074, el continente europeo se divide en varios estados tribales en guerra, luchando por el control. Tres hermanos, Kiano, Liv y Elija, se ven envueltos en el conflicto cuando toman posesión de un misterioso cubo. El desastre de Europa parte de un 'Diciembre negro' de 2029, del que todos hablan, pero nadie parece saber mucho, en el que la tecnología perdió el control y se produjo un apagón que dividió a Europa en microestados, llamados tribus, que han luchado entre ellos durante décadas, has que 50 años después la humanidad regresó en consecuencia a la Edad Media, sin electricidad. Tres hermanos de una tribu Origen, cazadores-recolectores luditas, inician caminos diferentes para enfrentarse al riesgo que viene del mundo exterior.

Lo que se dice:

La serie ha sido recibida con tibieza, una actitud que se refleja en las notas medias que ofrecen la página española Filmaffinity, 5,7, basada en 178 votos, una media que Imdb eleva a 6,6, según la valoración de 2905 usuarios.

La prensa considera, en general, que la serie tiene buenos ideas, pero está constreñida por la escasa duración, tiene tan solo 6  capítulos, que no le permite construir bien su universo (Jonathon Wilson, Ready Steady Cut); la serie no es terrible, pero si terriblemente enrevesada y  los hermanos no nos importan lo suficiente (Joel Keller. Decider); standard apocalíptico que no ofrece nada nuevo (Eoghan Cannon, entertainment,ie); buen punto de partida que defrauda en su desarrollo (Karina Adelgaard, Heaven of Horror).


Crítica:


No es precisamente lo que se critica a la serie su punto más débil, sino el hecho de estar construida formalmente con un lenguaje visual distópico convencional, que apenas sorprende a nadie. Sin embargo, por mucho que haya quien se empeñe en que cualquier acto creativo se puede realizar al margen del estado de ánimo de la sociedad de la que forma parte el impulsor de la idea, es muy difícil abstraerse del contexto en el que la obra se inscribe. Unos hablan del  pesimismo europeo que se extendió por Europa con el triunfo del Brexit, que suponía una fractura en el intento de crear unos Estados Unidos de Europa fuertes, que debilitaba al viejo continente especialmente frente a los Atlánticos. Pero todos sabemos que, a pesar de que quienes ven en el cine tan solo su capacidad de entretener, despreciando la función, que convierte la diversión en arte, de abrir nuevas ventanas al mundo, que defendía la Nouvelle Vague, y prefieren que la historia se centre en la representación de un estilo de vida alternativa futurista, quizá se equivoquen. De hecho, cuando transcurre el tiempo algunas películas, que acertaron en construir un buen subtexto para sus relatos, se han convertido en verdaderas crónicas del tiempo en que contextualizaron sus historias. 

El primer capítulo deja constancia de que los movimientos centrífugos y la atomización de las ideologías, a cuyo frente se sitúan activistas y no políticos, que tienen una visión general de la sociedad y a veces defraudan a unos, y nunca satisfacen del todo a los de más, lo que está produciendo el desencanto generalizado de las nuevas generaciones, que desconocen tantas cosas de su historia reciente que están obligando a muchos teóricos a pensar que quizá el dar más peso a las áreas científicas y tecnológicas que a las humanísticas está llevando a enfrentamientos entre las 'tribus' que defienden 'a muerte' lo que decide su grupo. De hecho, a nadie le resulta ajeno que es un buen ejemplo de lo que nos pasa el que la tribu protagonista decidiera volver al campo, en el que vemos móviles inservibles, donde  los jóvenes están obligados a cazar (matar lobos los convierte en adultos) para poder sobrevivir. Estos pequeños detalles hacen la serie diferente a otras, en las que el desastre se ha producido por la acción del hombre que ha llevado a un calentamiento global (temas muy visitados por Roland Emmerich), para representar la división de la sociedad en clases (los de arriba y los de abajo, que tanto atraen a Jordan Peele y muchos otros como Bong Joon-ho), pero en pocas ocasiones vemos un smartphone rudimentario presentado como un resto arqueológico. Si no hay luz no hay redes ni aparatos para servirse de ellas.

No está de más hacer una distopía actual en la que se nos muestre que una excesiva fragmentación a causa de las ideas, ya sean nacionalistas, extremistas, e incluso en torno a la pandemia que nos afecta, puede hacernos retroceder en el tiempo. No son pocos, ni es la primera vez, que muchos han soñado con una vuelta al campo, una vida como la de la tribu Origen, aunque, eso sí, acompañados por todos los avances tecnológicos, en busca de una utopía imposible, que acaba convirtiendo su vida en una verdadera distopía. La ciencia-ficción es un buen marco para contar estas historias.


Comentarios