¿No es romántico? Todd Strauss-Schulson. Ficha técnica y crítica.

 



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o la compañía productora y distribuidora

Se utiliza para favorecer la identificación del film


UN CANTO A LA DIVERSIDAD DESENFADADO


Ficha técnica:


Título original: Isn't It Romantic?
País: Estados Unidos
Año: 2019
Duración: 88 minutos

Dirección: Todd Strauss-Schulson
Guion: Erin Cardillo, Dana Fox & Katie Silberman, basado en una historia de Erin Cardillo
Casting: Rich Delia, CSA
Dirección de Fotografía: Simon Duggan, ACS
Música: John Debney
Edición: Andrew Marcos
Director artístico: Douglas Muszti
Decorador del set: Alyssa Winter

Diseño de Vestuario: Leah Katz Nelson
Jefe de maquillaje: Jenn Jorge Nelson
Estilista de peluquería: Liliana Meyrick

Productores: Gina Matthews, p.g.a., Grant Scharbo, p.g.a., Todd Garner, p.g.a.
Productores ejecutivos: Richard Brener, Dave Neustadter, Andre Johnston, Marty P.Ewing, Rebel Wilson, Aaron L. Gilbert, Jason Cloth
Diseño de producción: Sharon Seymour
Compañías productoras: New Line Cinema & Netflix & Bron Creative, Broken Road/Little Engine; distribución: Netflix


Intérpretes:


Rebel Wilson: Natalie,
Liam Hemsworth : Blake,
Adam Devine: Josh,
Priyanka Chopra: Isabella,
Betty Gilpin: Whitney,
Brandon Scott Jones: Donny,
Jennifer Saunders: Madre de Natalie,


Sinopsis:



Natalie (Rebel Wilson) es una arquitecta de Nueva York, que a causa de su  sobrepeso es ninguneada por sus compañeros que la tratan como una becaria que les lleva los cafés, sin caer en la cuenta de que diseña los rascacielos de la ciudad. Natalie, convertida en una cínica en lo que al amor se refiere, gracias a una educación materna que se ensaña con su cuerpo sufre un atentado en el metro durante el forcejeo con un ladrón que intenta arrebatarle el bolso y que la deja inconsciente . Al despertar, descubre que su vida se ha convertido de repente en su peor pesadilla: está inmersa en una comedia romántica. Y es la protagonista.


Lo que se dice:


¿No es romántico? es un film que ha gustado más a la prensa que al público, una realidad que pone de relieve el Tomatometer de Rotten Tomatoes que da un índice de aceptación de la prensa del 70%, consultadas 178 reseñas, un índice que 2,500 usuarios rebajan al 47%. La página española Filmaffinity ofrece una nota media de 4,7, basada en los votos de 4,411 usuarios, una media que la norteamericana Imdb eleva a 5,9, basada en una muestra mucho más amplia: 64,387 usuarios.

La prensa ha tratado bien el film, con muy poco rojo. Peter Debruge (Variety) se congratula de que ya haya llegado la hora de que alguien haga con la comedia romántica lo mismo que Craven hizo con el slasher: reírse de los tópicos del género; para Kate Erbland es una comedia inteligente sin caer en la crueldad, que mantiene un ritmo ágil sin entregarse al humor fácil; comedia romántica y moderna que rompe con los convencionalismos del género (Molly Freeman, Screen Rant); sátira divertida y alegre de los tópicos de las comedias románticas (Benjamin Lee, The Guardian); experiencia gratificante y divertida, enriquecida con astutos diálogos (Mabel Salinas, Cine Premier)...

Pero también hay quien introduce algún matiz, como Sheri Linden (The Hollywood Reporter) que afirma que es más una parodia que un producto que incite a la reflexión; Ben Keningsberg (The New York Times)dice algo curioso cuando afirma que el director 'saca a relucir' su aspecto más divertido para compensar la falta de ingenio y originalidad del guion; se queda corta en las expectativas de Christy Lemire (rogerebert.com)....


Crítica:



La película que dirige  Todd Strauss-Schulson es un film pre-pandémico, ágil, divertido, colorista y con diálogos inteligentes y muy incisivos con respecto a la  crueldad de la sociedad sin que la sangre llegue al río, pero sin dejar de incidir en aspectos que en la actualidad absorben una gran parte del discurso de los políticos, tanto en lo que se refiere a la igualdad de hombres y mujeres (Natalie es una arquitecta brillante a la que no se le respeta debidamente por no ser una chica normativa), como al respeto a la identidad sexual de cada individuo, el derecho a soñar y la necesidad de quererse uno a sí mismo, la única forma de conseguir que te aprecien los demás. Magnífico el trabajo de Liam Hemsworth en su papel de joven empresario pijo, el alter ego de Richard Gere en Pretty Woman, que en el contexto de una ensoñación inducida se enamora de una mujer que nada tiene que ver con la 'novia de América', Julia Roberts. El director sabe crear un universo de gente corriente que trabaja, se divierte y se respeta, en un clima de buen rollo que vuelve su mirada a la comedia loca americana, en forma de screwball de clase media, que toma cafés en vasos de cartón que preparan los becarios de las oficinas y pone fin a su jornada de trabajo en un karaoke; un género que los norteamericanos han sabido exportar y ha influido en el cine de todos los tiempos. La película se hizo  antes de la llegada inesperada de la primera pandemia global, cuando algunos todavía creían que se podía frenar el avance de las plataformas; hoy ya saben que esto es imposible, porque ya hemos entrado en la nueva era tecnológica, la del streaming.

Comentarios