Culpable. Antoine Fuqua. Ficha de identificación y crítica.

 



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras


ANTOINE FUQUA EN NETFLIX; EL AVANCE IMPARABLE DE LAS PLATAFORMAS TELEVISIVAS.


Y LA VERDAD OS HARÁ LIBRES  (Juan 8,32)



Ficha de identificación:


Título original: The Guilty
País: Estados Unidos
Año: 2021
Duración: 84 minutos

Ficha técnico-artística:


Dirección: Antoine Fuqua
Guion: Nic Pizzolatto, basado en un guion original (motion picture), un largometraje de 'Den Skyldige' de los daneses Gustav Möller y Emil Nigaard Albertsen
Casting : Lindsay Graham, Mary Vernieu
Dirección de fotografía: Maz Makhani
Música: Marcelo Zarvos
Edicion :.Jason Ballantine
Dirección artística < Beauchamp Fontaine
Decoración del set  Madelaine Frezza

Diseño de vestuario : Daniel Orlandi
Jefe de Departamento de peluquería: Karicea Karen Dick
Diseño de maquillaje y peluquería y Jefe de Departamento de maquillaje: Donald Mowat

Productores  Antoine Fuqua,  Scott Greenberg, David Haaring, David Litvak , Michel Litvak, Svetlana Metvinka,  Kat Samick, Gary Michael Walters
Productores ejecutivos  Justin Bursch, Lina Flint, Eric Greenfeld, Annie Marter, Christian Mercuri, Gustav Móller, Jonathan Oakes, Nic Pizzolatto
Diseño de producción  Peter Wenham
Compañías productoras: Amet Entertainment, Bold Films, Nine Stories Productions, Endeavor Content; distribuye Netflix


Reparto:


Jake Gyllenhaal: Joe Baylor,
Riley Keough: Emily Lighton,
Peter Sarsgaard: Henry Fisher, (voz),
Christina Vuda: Sargento Denise Wade,
Eli Goree: Rick, (voz?
Ethan Hawke; Sargento Bill Miller (voz),
Da'Vine Joy Randfold:  dependienta CHP (voz), 
Christiana Montoya : Abby (voz),
David Castañeda (Tim Gerachi,
Adrian Martinez. Manny,
Osxar Balderrama : Marion, 
Becky Wu. Riva, 
Paul Dano Mathew Fontenot,
...


Sinopsis:


Múltiples incendios asolan Los Angeles una tensa mañana en el centro de llamadas del 911. El operador Joe Baylor (Jake Gillenhaal) intenta salvar a una mujer en peligro, pero pronto descubre que nada es lo que parce y ha de afrontar la verdad.


Lo que se dice


La conjunción de Antoine Fuqua, el director de Training Day (2001), The Equalizer (  2014, 2018), Shooter (2007), Los 7 magníficos (2916) y otras películas memorables de acción, y Jake Gillenhaal supone un atractivo suficiente para atraer a un público al que apasionan los thrillers y las películas de acción, aunque en esre film haya poca. Llama la atención el hecho de que, cuando el cine español se empieza a integrar en el género con directores como Daniel Monzón, los críticos se ponen exquisitos y cuestionan a los grandes del género norteamericanos, cuya mayor aportación a la cultura occidental es precisamente la acción y la improvisación, un hecho que se traduce en la nota media que publica la página española Filmaffinity, 5,6, basada en el voto de 1079 lectores, una media que la estadounidense Imdb eleva a 6,3 de acuerdo con la valoración de 21,000 usuarios.

Los críticos argumentan que si has visto la versión original la película de Fuqua puede provocar la sensación de dejà vu en general y cobardía en particular gracias al nuevo final (Daniel Mantilla, El Español); que es una película sencilla para el lucimiento de Jake Gillenhaal (Elisa Fernández-Santos, Diario 'El País'); aunque Fuqua y Gillenhaal están a la altura se ven lastrados por un guion que no lo está (Michael Rechsthaffen, The Hollywood Reporter); Fuqua saca el máximo partido a sus debilidades (Peter Debruge, Variety); es una película entretenida que está bien hecha (Peter Bradshaw, Yhe Guardian); Fuqua es una buena elección para el proyecto (Diego Lerer, MecropsiaCine.com)....



Crítica:


Antoine Fuqua y Jake Gyllenhall demuestran el placer visual y narrativo que pueden proporcionar, con unos recursos muy limitados (dos escenarios, un actor principal, uno secundario y varias voces de actores consagrados) dos hombres del talento del director de 'Training Day', y un actor de la talla del personaje principal, que ocupa la pantalla  en solitario durante los 90 minutos que dura el relato, junto a otro secundario, generalmente silencioso, siempre en segundo plano desenfocado, y unas cuantas voces de actores consagrados como Ethan Hawke, Paul Dano, Peter Sarsgaard y otros que jamás vemos en pantalla, así como la presencia constante de  la oscuridad que proyectan  hechos que condicionan la actitud de Joe Baylor y que pertenecen a la intradiégesis de un pasado  e incluso de un futuro muy cercano que incidirán decisivamente en la resolución del conflicto.

Con estos mimbres Fuqua construye su discurso y utiliza magistralmente el lenguaje visual, fragmentando la imagen mediante técnicas muy convencionales como la creación de la profundidad de campo sirviéndose del recurso del enfoque/desenfoque o la combinación de diferentes tipos de plano y algún salto de eje. dejando que un atormentado Gyllenhaal mantenga despierto el interés del espectador mediante una historia truculenta a la que se enfrenta con un ánimo perturbado; un miembro de una policía cuyos procedimientos están siendo muy cuestionados en los Estados Unidos actualmente. El control de la situación que va  cambiando de intensidad se alterna con otros momentos en los que el personaje se derrumba y adopta una decisión inesperada por sus propios compañeros.

Un film cuyo mayor lujo reside en quienes se colocan a un lado y otro de la cámara, consiguiendo planos minimalistas pero que ponen en evidencia el ojo que sustituye al del espectador en el seguimiento del personaje y en la comprensión de su tortuosa actitud. Algunos críticos la comparan con su predecesora danesa, aunque no la destruyen. Si se advierte que es un film de una época pandémica especialmente en la sencillez de la puesta en escena. Ver un film de Antoine Fuqua siempre es un lujo, sean cuales sean los recursos de que dispone, y la elección de su protagonista ha sido una buena decisión. La recomiendo sin ambages; para mi ha sido un placer poder disfrutarla.
 





Comentarios