El Mundo Árabe rinde homenaje a la dilatada carrera de un actor español, Luís Fernández de Eribe, en el Festival de Azrou-Ifrane de Marruecos.

 



El mundo árabe, y en concreto el Festival de cine de Azrou Ifrane,  rinde homenaje a la dilatada carrera de Luís Fernández de Eribe, un actor vasco, nacido en 1949 en Bilbao,  que ha dedicado su vida entera al cine y la televisión, y, ocasionalmente a la publicidad. Un viaje que inició siendo un niño,  sin figurar siquiera en los créditos, y en cuyo trayecto ha trabajado para directores como Emilio Martínez Lázaro (Las 13 rosas, 2007), Enrique Urbizu (No habrá paz para los malvados, 2011) Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarria (Las brujas de Zugarramundi, 2013), Paco León (Carmina o revienta, 2012,  y Kiki, el amor se hace, 2016), y ahora para el joven italiano, dotado de gran talento, y multigalardonado, Davide Melini, en su célebre corto, reconocido en múltiples certámenes cinematográficos (ha recibido 170 premios en todo el mundo), 'Deep Shock', que será exhibido en el Festival, entre el 25 y 27 de Noviembre, una cita que adopta el nombre de la ciudad marroquí en la que se realiza y en la que se intenta una colaboración con las culturas española-marroquí-italiana para promover el intercambio de proyectos culturales de todo tipo y en este caso cinematográficos. Un homenaje merecido por quien a sus 72 años ha dado al cine lo mejor de su vida. El acceso de la humanidad a la sociedad del conocimiento y la era tecnológica viene marcado por el ascenso de un formato, que si no es nuevo, si va ocupando cada vez cuotas más amplias de la pequeña pantalla, en el que también trabajo nuestro actor: las series televisivas, la última de las cuales fue 'La que se avecina', emitida  entre 2011 y 2017.




En este solemne reconocimiento al trabajo de un actor se distingue a una  veintena de cineastas que han trabajado con Luis Fernández de Eribe con un diploma que lo acredita. Entre estos realizadores se encuentra el joven Davide Melini, cuyo corto, protagonizado por nuestro actor, se proyecta en el seno del Festival, un evento que debe servir para dar a conocer a quienes se han formado en el día a día del cine, han crecido y se han ido transformando con él, y sirven de escuela para otros que vengan después, por mucho que los modos y las modas cambien. Un homenaje que le viene de un país vecino con una cultura y una idiosincrasia diferente a la del país de origen del actor, pero que sabe reconocer, no sólo al hombre que hay detrás de un esfuerzo tan grande, sino de quienes, desde la dirección de los diferentes proyectos cinematográficos han apostado por integrarlo en su elenco. Un gesto que reconforta a los amantes del cine.




Comentarios