4 Mitades. Alessio Maria Federici. Ficha de identificación y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras


UN DISCURSO AUDIOVISUAL ENREDADO CON EL OBJETIVO DE DEMOSTRAR ALGO INSUSTANCIAL


Ficha de identificación: 


Título original: Quattro metà
País: Italia. Co-producción Italia/Portugal
Año: 2022
Duración: 90 minutos
Género: comedia

Ficha técnico-artística: 

Dirección: Alessio Maria Federici
Guion: Martino Coli
Casting: Maria Jose Monteiro, Antonio Rotundi
Dirección de Fotografía: Federico Schatter
Música: Daiana Mingarelli, Luca Pignalberi

Productores: Marco Chimenz, Massimo Di Rocco, Luigi Napoleone, Giovanni Stabilini, Riccardo Tozzi
Diseño de producción: Laura Pozzaglio
Productoras: Cattleya, Bartlebyfilm; distribuidora: Netflix


Reparto:


Ilena Pastorelli: Chiara
Matilde Gioli: Giulia
Giuseppe Magio: Dario
Matteo Martari: Matteo
Marta Gastini: Sara
Flavio Furno: Luca
Nicola La Gioia: Escritor
Armando Quaranta: Francesco


Sinopsis:

El relato se basa en el hecho de que para cada persona haya un alma gemela, una teoría muy romántica, pero poco científica. Para Luca y Sara la tentación de probarla es fuerte, y se cuestionan ¿ cómo se hace esta alma gemela?  ¿Se parece a nosotros o es nuestro contrario? En una especie de desafío el matrimonio invita a cenar a cuatro amigos solteros: Chiara, Matteo, Giulia y Dario ¿Quién se enamorará de quién?


Lo que se dice:


El film he sido recibido con cierta frialdad por la prensa y el público, como refleja la nota media que le atribuye Filmaffinity, 5,2, basada en 513 votos. Los argumentos que dan los críticos son que a pesar de sus pretensiones ofrece un resultado mediocre (Jade Budowski, Decider); decepcionante conclusión (Jordan Russell Lyon, Ready Steady Cut); tiene un guion confuso (Greg Wheeler, The Review Geek).


Crítica:



La verdad es que si el film tiene pretensiones es en el discurso formal, porque el subtexto es una auténtica chorrada. A estas alturas de la copla plantearse si hay por el mundo perdida un alma gemela que nos corresponde es de un infantilismo y una inmadurez  increíble, y más aún imaginar que conocemos tan bien a nuestro prójimo que somos capaces de interpretar lo que explicita y lo que esconde y elegir nosotros esa alma gemela. A partir de este subtexto tan inexplicable construir una estructura del relato, que de verdad llega a confundir al espectador a pesar de su simpleza (es tan tonta que no te la puedes creer), no sólo es pretencioso sino que se siente como un insulto a la inteligencia. Al final ni importa si la pareja que organiza el embrollo tenía razón o no, si existe esa alma gemela o la construimos cada vez, ni como espectadores nos sentimos tan implicados como para ilusionarnos o desilusionarnos con una conclusión final que nos importa un rábano. Dicen que el fondo es la forma. Es posible que tengan razón quienes afirman esto.

El mundo ha cambiado radicalmente a causa de la primera crisis global que nos ha traído la primera pandemia global. Ya nadie se acuerda de cuando no llevábamos mascarilla, pero este es sólo el síntoma de la grave enfermedad que padecemos. Si atendemos a los cambios profundos que se están produciendo en el organismo social, entendido como un cuerpo vivo y que evoluciona constantemente, observamos, si nos ceñimos a las producciones audiovisuales realizadas para el cine o la televisión, veremos que los espectadores dividen el tiempo dedicado a la cultura cinematográfica entre las grandes superproducciones que exigen tanto en su creación como en la exhibición de las mismas grandes medios, y las nuevas ofertas de series de larga duración que abren ventanas en todo el mundo que ofrece Netflix (el resto de plataformas se han orientado en mayor medida a la creación de fondos y no a la financiación y producción de series y películas). Así lo han sabido ver directores como Almodóvar y actores como Daniel Brühl, y cualquier observador imparcial que siga viendo el cine que se hace fuera de estos círculos, cada vez de menor calidad como reflejan las reseñas de los críticos. Siempre teniendo en cuenta que nada es totalmente blanco ni totalmente negro, solo hablamos de las tendencias que se van afianzando. Esta película la distribuye Netflix, que también muestra en sus fondos el gran cambio que se está operando a escala mundial.

Comentarios