Jin-Ha, el verdadero protagonista de la primera temporada de Pachinko, acaba de tener un serio tropiezo en EE.UU.

 



Mis herramientas de producción del blog;  esto y mi imaginación


Jin Ha (un nombre que no sabemos interpretar  en sus diferentes partes, si no añadimos delante su nombre familiar: Lee), es un actor nacido en Seúl, pero que se trasladó a Estados Unidos cuando tenía 8 años. Más tarde aprendió japonés y coreano. Ha sido seleccionado para representar a Solomon, el nieto de Sunja, perteneciente a la segunda generación de la Familia Baek, trasladada a Japón después de la ocupación de su país por los nipones; pertenece al grupo de coreanos que en el país del Sol Naciente llaman zainichis, y que peyorativamente reciben el nombre de Pachinko, porque son propietarios de unas máquinas en las que muchos de sus compatriotas buscan fortuna, como las máquinas Binpall nuestras que se agrupaban en salones recreativos ). El padre de Solomon tiene dos de estos salones. Parece que el protagonismo de Jin Ha se reduce, si no termina en la segunda temporada, dando paso a coreanos como Lee Min-ho, que apenas aparece en la primera edición de 8 episodios.

Jin Ha tiene la costumbre de acudir a las Premiers vestido de mujer, con independencia de que su personaje, en la serie o función de un teatro de Broadway, sea o no femenino, una costumbre que parece que le ha dado un disgusto cuando algunas féminas han encontrado una página de Tumblir, de hace mas de once años, en la que ridiculizaba a mujeres mayores, de las que no había obtenido el consentimiento para fotografiarlas ni para reproducir su imagen. Ha cometido dos pecados graves, contra las leyes de género y las que combaten el edadismo, que no sólo lo avergüenzan a él, sino a quien ha decidido apostar por el actor para representar a Solomon. Todo ello unido a que Apple +TV no es una plataforma de streaming tan asentada como otras y sufre más el estrés de este tipo de acontecimientos. En España sólo 41 personas han emitido una opinión bastante favorable, que se traduce en una nota media de 7,8, (Filmaffinity), una cifra que en la norteamericana Imdb desciende a posiciones muy desfavorables para la cadena, ya que sólo 3000 de sus usuarios han decidido molestarse en calificarla, aunque la nota final es muy positiva: 8,7, lo que puede convertirse en un desastre si representa la posición de la mayor parte de los espectadores ante una de las series más caras de las producidas en Norteamérica. Se equivoca Jin Ha cuando afirma que su trabajo se orienta especialmente hacia EE.UU., porque las series coreanas, muy prestigiadas en este país, son las que ponen los cimientos para la historia de Pachinko. Y tienen seguidores en todo el globo. No se pueden despreciar los orígenes.



Comentarios