Brokeback Mountain. Ang Lee. Ficha de identificación y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras.



Ficha de identificación: 


Título original:
País: Etados Unidos.
Año: 2005.
Duración: 137 minutos.


Dirección: Ang Lee.
Guion: Larry McMurtry y Diana Ossana, basado en una historia de Annie Proulx.
Dirección de Fotografía: Rodrigo Prieto, A.S.C., A.M.C.
Música: Gustao Santaolalla.
Edición: Geraldine Peroni y Dylan Tichenor, AA.C.E.


Productores: Diana Ossana, James Schamus.
Productores ejecutivos: William Pohlad, Larry McMurtry, Michael Costigan y Michael Hausman.
Productor ejecutivo: Alberta Film Entertainment.
Co-productor: Scot Ferguson.
Diseño de Producción: Judy Becker.
Vestuario: Marit Allen.
Focus Features, River Road Entertainment
Distribuye: Netflix


Intérpretes:



Heath Ledger: Ennis del Mar
Jake Gyllenhaal: Jack Twist,
Randy Quaid: Joe Aguirre.
Linda Cardellini: Cassie,
Anna Faris:Lasgawn Malone.
Anne Hathaway: Lureen Newsome,
Michelle Williams: Alma,



Sinopsis:


Brokeback Mountain es una historia arrolladora que examina la vida de dos jóvenes, un peón de rancho  y un vaquero de rodeos que se conocen en el verano de 1962, en Signal, Wyoming, y que, de forma inexplicable, forjan una relación que dura toda la vida. Las complicaciones, las alegrías y la congoja que experimentan son un testimonio de la fuerza y la resistencia del amor. Heath Ledger y Jake Gyllenhaal nos brindan unas actuaciones repletas de emoción y notablemente conmovedoras en "una película destinada a convertirse en  uno de los grandes  clásicos de nuestra época" (Clay Smith, The Insider).


Crítica:

Sorprende que un director de cine taiwanés, aunque es cierto que se formó en universidades norteamericanas, (estudió teatro en la de Illinois, y un Master en la Escuela de Arte Tisch, en la que fue compañero de Spike Lee) , penetrara el pensamiento y la idiosincrasia de los norteamericanos en especial en este film, que implica no sólo un conocimiento de las relaciones homosexuales, un tema que siempre interesó al director, sino el descubrimiento que dos hombres de la América profunda hacen de una orientación sexual reprimida hasta que la soledad les da la ocasión de descubrir su verdadera naturaleza. Hoy Netflix la rescata y la incorpora a sus fondos.


Brokeback  Mountain narra la historia de dos jóvenes , Jack Twist y Ennis  del Mar, dos representantes de la sociedad patriarcal del oeste americano. dos machitos que aspiran a formar un hogar con sus novias, y que se imponen a sus mujeres; dos auténticos rednecks, conservadores que se dedican a cuidar ganado o a domeñarlo en los rodeos, que coinciden en un trabajo de pastores en las montañas de Brokeback Mountain. La soledad y  la atracción mutua hacen aflorar unos sentimientos desconocidos para ellos que les marcarán toda la vida. Es precisamente esa condición de ciudadano medio americano la que tocó la fibra sensible de una sociedad hipócrita. Ang Lee llevó a la pantalla a dos hombres corrientes, dos potenciales votantes conservadores, no universitarios refinados y cultivados, sino toscos, rudos y futboleros, sin ningún otro punto flaco, otra llaga donde meter el dedo. Durísima secuencia en la que Twist ataca verbalmente a su suegro, cuando éste quiere adoctrinar a su nieto, para que se vaya acostumbrando a ser un hombre-hombre.

Ennis cuenta una anécdota que  le traumatizó a los ocho años. "Había dos viejos que tenían un rancho juntos cerca de su casa, eran la risa del pueblo, aunque eran dos tipos muy duros. Encontraron a uno de ellos muerto en una zanja de regadío, herido de muerte con una llave inglesa, lo ataron y lo arrastraron por el pene hasta que se lo arrancaron. Su padre se encargó de que él y su hermano lo vieran. Quizás se lo cargó él mismo". Esta  confesión la ilustra Ang Lee con  unas imágenes del padre y sus hijos de espaldas, sin rostro; un salto de eje nos muestra al niño espantado ante la enseñanza que estaba recibiendo de su padre. Precisamente Ennis adulto  es el que pone la mayor carga de violencia amatoria en las relaciones con  la pareja, o la sociedad en general. La represión y el resentimiento son los sentimientos más apasionados que transmite la expresión de su rostro.

El realizador chino  ha entendido y ha sabido transmitir la idiosincrasia de los red states americanos, y del drama que supone la homosexualidad en estas comunidades puritanas. En esta buddy  movie, Ennis del Mar tiene pocas posibilidades de  supervivencia, es más sencillo y romántico y tiene menos oportunidades de liberación que Jack Twist, casado con una mujer rica. Su desesperación le da ese aire trágico de las historias románticas sin salida, de las vidas desperdiciadas por un ideal. Sin embargo será  Jack la víctima de las convenciones sociales, de cuya muerte  se informa al espectador a través de  las imágenes de  un flashback que contradice la versión de la esposa.

Ang Lee construye una tragedia clásica, una historia que se convierte en  paradigma  del sufrimiento de  los homosexuales que no se atreven a dar el paso de reconocer públicamente su condición y llevan  una doble vida, un sufrimiento difícil de soportar.  Sólo la madre de Jack entiende a su hijo, mientras el padre lo juzga con severidad. Hoy este drama está superado en amplios sectores de la población mundial, pero quedan aspectos muy interesantes para reflexionar y que Ang Lee sabe contar con pasión y a la vez con dureza acerca del amor entre estos dos hombres duros y toscos, un primitivismo que, en la soledad y fuera de la mirada censora de los vecinos, adopta una forma masculina y violenta de amar con una pasión desenfrenada.

Muy aconsejable para quien todavía no ha disfrutado de este film multipremiado y muy excepcional.


Comentarios