Gran Torino. Clint Eastwood. Un film que recordamos como homenaje a la lucha del estado español contra el edadismo.

 



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras



'GRAN TORINO' ES EL EMBLEMA DE LAS PELÍCULAS  QUE SE HAN REALIZADO EN CONTRA DEL EDADISMO, REALIZADA Y PROTAGONIZADA  POR CLINT EASTWOOD, UN CINEASTA CONSERVADOR PERO HONESTO; UN HOMBRE QUE PONE LA BANDERA DE EE.UU. EN SU HUMILDE HOGAR, PERO ES CAPAZ DE MIRAR CON  HONESTIDAD LAS GUERRAS EN LAS QUE SE HA VISTO INVOLUCRADO ('BANDERAS DE NUESTROS PADRES' Y 'CARTAS DESDE IWO JIMA', QUE DAN VOZ A LOS DOS CONTENDIENTES, PORQUE CREE QUE LOS SOLDADOS COMBATEN POR SU NACIÓN, PERO MUEREN POR SUS AMIGOS); DEFIENDE LA EUTANASIA EN 'MILLION DOLAR BABY', Y NUNCA SE VENDE POR NADA NI POR NADIE. HOY LO RECORDAMOS Y DEJAMOS EL TESTIMONIO DE CÓMO HAN TRABAJADO LOS PROFESORES DE LA ENSEÑANZA PÚBLICA, QUE AHORA VEN RECOMPENSADO SU ESFUERZO POR UNA LEY INTEGRAL QUE REÚNE EN UN TEXTO TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN, QUE DE UNA FORMA U OTRA DAÑAN A TODOS LOS HOMBRES.


El 28 de noviembre de 2011 (ha sido larga la lucha), cuando el blog acababa de cumplir un año y un mes, escribimos este post, en el que abiertamente hablábamos de edadismo. Luego las redes deciden qué se queda y qué se va, por lo que ahora lo volvemos a reproducir, El protagonista es un ex-combatiente al que, acercándose a una edad madura, su familia quiere sacar de su humilde hogar, en un barrio en el que predominan los emigrantes, y llevarlo a una residencia, La nieta pretende quedarse con la joya de la corona, su Gran Torino, pero él tiene  la suficiente lucidez como para saber a quién legar su 'fortuna': al que ha convivido con él, ha compartido sus alegrías y tristezas y lo ha tratado como un ser humano, no como un viejo inservible. No todos tienen la entereza de este personaje y mueren acobardados, legando su fortuna a familias que hace tiempo los ha abandonado. Un buen alegato en favor de la gente que se hace mayor, cuando él todavía no había llegado a una edad tan avanzada como la naturaleza le ha consentido.

Disponible en Movistar +


Ficha técnica:

Título original: Gran Torino.
País: EE.UU.
Año: 2008.
Duración: 119 minutos.

Dirección: Clint Eastwood.
Guión: Nick Schenk, basado en una historia de Dave Johannson y Nick Schenk.
Director de fotografía: Tom Stern, A.F.C., A.S.C.
Edición: Joel Cox, A.C.E., Gary D.Roach.
Vestuario: Deborah Hopper-
Casting: Ellen Chenoeth.
Música: Kyle Eastwood, Michael Stevens.

Producción: Clint Eastwood, Robert Lorenz y Bill Gerber.
Productores ejecutivos: Jenette Khan, Adam Richman, Tim Moore y Bruce Berman.
Compañías: Warner Bros. Pictures / Malpaso Productions / Double Nickel Entertainment.

Web oficial.


Premios:

2008: Nominada al Globo de Oro: Mejor canción
2008: National Board of Review: Mejor actor (Clint Eastwood), guión
2008: Premios David di Donatello: Mejor film extranjero.





Intérpretes:

Clint  Eastwood: Walt Kowalski
Christopher Carley: Pater Janovich.
Bee Vang: Thao.
Anney Her: Sue.
Brian Haley: Mitch Kowalski.
Geraldine Hughes: Karen Kowalski.
Brian Howe: Steve Kowalski.

Sinopsis:

Walt Kowalski (Clint Eastwood), un veterano de la Guerra de Corea, jubilado e inflexible,, al que no le gusta en qué se ha convertido ni su vida ni su vecindario, especialmente sus vecino inmigrantes hmong del sureste asiático, que le hacen enfrentarse a sus antiguos prejuicios, se verá empujado a protegerlos contra una banda local que ejerce la violencia y amedranta con el miedo a los jóvenes de su grupo étnico. Por primera vez, desde Million Dollar Baby, Eastwood trabaja a ambos lados de la cámara, dirigiendo y protagonizando el film, e incluso cantando el tema que le pone fin, mientras desfilan los títulos de crédito.

Comentario.

Gran Torino es una crónica de la América profunda y multirracial, vista por un ex-combatiente de Corea, un personaje cínico y duro, cuyo perfil representa un resumen de los personajes interpretados por Clint Eastwood a lo largo de su carrera. Su primitivismo y rusticidad es tal que logra arrancar sonrisas constantes del espectador, recordando aquella respuesta suya a un caza-recompensas en El bueno, el feo y el malo, cuando al encontrar al feo dice: "tu te pareces a ese por el que ofrecen...", y él aparece en el encuadre de espaldas y se le oye decir: "Si, pero tú no  te pareces al que los va a cobrar".

La amoralidad y falta de conciencia del  sentido de lo políticamente correcto  es la nota dominante del carácter de un hombre descreído, solitario y racista, que rechaza a los asiáticos, los rollitos de primavera, los atontaos, los morenos, los spaghettis..., y a su vez es de origen polaco, aunque blanco. Jubilado del sector del automóvil, su posesión más preciosa, el símbolo del trabajo, del hombre es lo que hace, la última cosa que produjo, es su coche vintage, su Gran Torino, al que limpia y saca brillo en la calle ante los ojos de asombro y envidia de los jóvenes. La bandera americana ondea en su casa.

Sólo, cansado y enfermo, descubre el trato edadista de sus propios hijos, que pretenden recluirlo en un asilo, mientras que esos vecinos a los que, en principio, desprecia le tratan como a un  igual, un hombre sin edad, relacionándose estrechamente con los más jóvenes: Thao (atontao) y Sue, a los que protege frente a las bandas callejeras con procedimientos de guerra, violando y burlando la ley, resucitando a Harry el Sucio y a los personajes de Sergio Leone que él encarnaba. Finalmente se confiesa, pero oculta el mayor de sus pecados, el que le atormenta.

El film comienza con un entierro y acaba con otro, que supone  el final de trayecto de un hombre que ha encontrado en la tolerancia y  la solidaridad el camino de su redención, saldando sus cuentas con aquellos a los que en otro tiempo hizo daño. Un film que descansa sobre las  espaldas de Clint Eastwood, que nos hace reír y reflexionar, despidiéndose  de su público con  una canción que sale de su voz ronca y desgastada. El producto de su trabajo, el que le causa más orgullo, acabará en manos del que él considera su legítimo heredero.

Comentarios