Alquimia de almas. Park Joon-hwa. Episodios 1 a 6. Crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras


DE MAGOS Y HECHIZOS ORIENTALES, EN LOS QUE JUEGA UN PAPEL IMPORTANTE LO QUE LLAMAN LA ALQUIMIA DE ALMAS, LOS MUTANTES Y LA REENCARNACIÓN. 


La relación de la líbido con la entrega a un oficio cualquiera, que se consigue con el consumo de hierbas castas.


Ficha de identificación, sinopsis, lo que se dice (Pinchad aquí)


Los primeros episodios hay que verlos con atención porque son aquellos en los que se presenta a los personajes y se plantea el tema que va a centrar el relato, que gira en torno a la lucha por el poder en el ámbito de Siongrim, el lugar donde residen los magos, dotados de poderes extrasensoriales , la gente guapa del reino, y entre estos y el monarca del lugar. Cuatro familias, a las que llaman las 4 Estaciones, que se reparten la relación de lo que hay más allá del mundo sensible y pelean con espadas que se cargan de una energía azul, como sus ojos: la familia Park, cuyo heredero es Park Dang-gu (Yoo In-soo); la familia Seo, cuyo heredero era Seo Yul (Hwang Min-hyun), noble como un atardecer; la familia Jang, cuyo heredero era Jang UK, deslumbrante como la niebla invernal, y la familia Jin Ho-gyeong  (Park Eun-hye), cuya hija Jin Cho ha estado prometida dos veces con Jang UK. Frente a ellos el príncipe heredero de Daeho, y como válido Jin Mu (Jo Jae-yoon).

La energía del cielo domina el viento, las nubes y la lluvia. Esta energía llegó al suelo y creó una nueva fuerza, originándose un país en el lago Gyeoncheondaheo que materializaba esa energía, Daeho,  por el enorme lago que contenía. Los humanos con el poder de controlar la gran energía se llamaban magos, y esta es su historia, en un lugar que no existe ni en los libros ni en los mapas. Hombres y mujeres que caminan sobre las aguas y las copas de los árboles. Veinte años después entra en escena Naksu, llamada así porque vaya donde vaya ruedan cabezas, una asesina en las sombras que mata a magos en la ciudad, dando opción a sus realizadores de  jugar con el wuxia. A estos personajes se suman los mutantes que, cuando se descontrolan se convierten en rocas; se forma una grieta cuando los cuerpos chocan con las almas que llevan, que les hace perder su energía. Los humanos no pueden cambiar de cuerpo...

La pareja formada por Jung So-min, en el papel de Mu-deok, y Lee Jae-wook, en el  papel Jang Uk, el hijo póstumo de un padre que lo ha privado de la posibilidad de ejercer la magia, son los personajes más atractivos y divertidos de la serie; las notas de humor son constantes y suponen un contrapeso a la densidad de información de un universo en el que se entremezclan largos diálogos, con nombres de lugares y personas, que aunque, después de ver horas y horas de cine coreano ya nos vamos familiarizando con ellos,  todavía entrañan cierta dificultad. Hay momentos bastante divertidos, y los actores son verdaderamente notables. A todo ello se une un tratamiento visual elegante e imaginativo, que atrae pero no empalaga. Nos hemos quedado atascados en el episodio 6, hasta que Netflix vaya ofreciendo más capítulos y podamos todos analizar la estructura de la serie y el hilo argumental, así como el uso desplazado del lenguaje y las metáforas y todo tipo de metonimias que incorpora; de momento el que algunos personajes caminen por las copas de los árboles y especialmente por las aguas tiene algunas reminiscencias religiosas para los occidentales. La necesidad de elegir entre entregarte a tu función y tener una líbido un tanto desatada, algo que se soluciona con hierbas que llaman castas, tiene algunas derivaciones realmente ingeniosas.

Seguiremos viendo. Yo la aconsejo; cada capítulo en sí mismo se disfruta sin importar demasiadoa dónde nos quieren llevar. Al menos de momento.


Comentarios

  1. Esta serie es mejor que "the Witcher" uno siente verdadera empatía por los personajes e interés por la trama

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario aquí!