Fragmentos de una mujer. Kornél Mundruczó. Ficha de identificación. Crítica

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras


¿LA MUJER FRAGMENTADA ES LO MISMO QUE FRAGMENTOS DE UNA MUJER? 


Ficha de identificación:


Título original: Pieces of a woman
País : Coproducción: Canadá/Hungría/Estados Unidos
Año: 2020
Duración: 126 minutos
Género: Drama de género

Ficha técnico-artística:

Dirección: Kornél Mundruczó
Guion: Kata Wéber
Casting: Jessica Kelly
Dirección de Fotografía: Benjamin Loeb, FNF
Música: Hiward Shore; supervisor: Jen Malone
Editor: David Jancso, HSE
Coordinador de arte: Blanche Mathilde Moreau-Lepine
Responsable decoración del set: Frederique B.Ste.Marie

Diseño de vestuario: Rachel Dainer-Best
Diseño de maquillaje y peluquería: Gemma Louise Hoff


Productor: Kevin Turen, p.g.a., Ashley Levinson, p.g.a., Aaron Rider
Productor ejecutivo:   Martin Scorsese. Sam Levinson, Stuart Manashil, Viktoria Petranyi, Jason Gloth, Richard McConnell, Suraj Marabollina, Aaron L.Gilbert, Steven Thibault
Compañías productoras: Bron Studios, A Little Lamb Films, Creative Wealth Media Finance; distribuye Netflix


Reparto:


Vanessa Kirby: Martha
Shia LaBeouf: Sean
Ellen Burstyn: Elizabeth
Lliza Shlesinger: Anita
Benny Safdie: Chris
Sarah Snook: Suzanne
Molly Parker: Eva
Steven McCarthy: Fotógrafo
Tyrone Benskin: Juez
Frank Schorpion: Lane
Harry Standjofsku: Court Clerk
Domenic Di Rosa: Médico examinador


SINOPSIS:


El film contempla los conflictos que se producen cuando una mujer decide tener a su hijo en casa, algo que no rechaza el marido, y surgen problemas por la negligencia de la comadrona, a la que acaban denunciando en los tribunales, comenzando un largo via crucis para Martha, que debe hacer frente a las faltas de entendimiento con su pareja, pero también con su madre, una mujer dominante por naturaleza.


LO QUE SE DICE:


La actriz Vanessa Kirby, fue nominada en los certámenes más importantes para recibir el galardón a la Mejor Actriz en 2o2o (Premios Oscar, Globos de Oro, Premios Bafta, Critics Choice Awards,  Sindicato de actores (SAG), Satellite Awards), y recibió la Copa Volpy por la misma categoría. Las notas medias son bastante elevadas, 6,5, basada en el voto de 4,928 lectores en la página española Filmafinity, y 7 en la norteamericana, según las valoraciones de 49,000 usuarios. Las reseñan de los críticos se dividen por temor a ser considerados vulgares seres que buscan emociones y no entienden la refinada estética indie, pero qué le vamos a hacer, algunos somos de la vieja escuela y pensamos que el arte si no tiene función, pues resulta que no es arte, y dan pocas ganas de agacharse al suelo, y  Diego Lerer (MicropsiCine.com) se muestra a la altura intransigente de la directora, cuando afirma que Mundruczó cree que la única forma de dejar huella es con esos momentos crueles, pero cuando se torna humana es mucho más banal. Otra definiciones de la directora es que es bastante básica (Diego Brodersen, Diario Página 12 de Argentina); coherente con todo lo demás, los indies la ensalzan por evitar cualquier exceso (ni demasiado llorar, ni demasiado subirse arriba, etc. etc. etc. )


CRÍTICA:


Cuando ya está claro que el lema 'Hazlo tú mismo' , en inglés Do it Yourself, es una forma de justificar lo que nunca fue, la primera pregunta que uno se hace es : "¿Cómo una película indie tiene tantos productores de todas las categorías, entre ellos Martin Scorsese, contrata para el score a Howard Shore, que ha hecho música para cine de todas las tendencias, mainstream y blockbuster, independiente camino del indie, superproducciones como 'El Señor de los anillos', etc.,  y actores que consiguieron la fama trabajando con Harrison Ford en una entrega de 'Indiana Jones',  (Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal)? Yo comulgo más con la teoría de Cronenberg que en 'Maps to the star' puso en boca de sus personajes que este apéndice del cine independiente surgió para dar trabajo a los hijos de los famosos, y hacer un hueco a otros consagrados en momento en los que no tenían ofertas de trabajo. Al final, como ocurre siempre, sectores más desfavorecidos de la sociedad acaban imitando a los pijos de las clases más altas, y se apuntan a un estilo que no quieren definir, pero que quizá se resume en los que dice Emma Cooper en el documental 'El misterio de Marilyn Monroe: las cintas inéditas' : en los años 30 a 50 del siglo XX la factura que se pagaba para acceder a la fama, tanto en cine como en música, fue el sexo, que ahora se sustituye por el dinero. 

Una tal Elena Rosillom afirma que ahora solo hay dos formas: o trabajas mucho más que los demás o pagas. En el post de Mary Shelley decíamos que, a pesar de lo que se ha dicho y se dice acerca de que el indie no tiene un look definido, que es un estilo sin estilo que se basa, sobre todo en una forma de concebir la vida, influenciada por el DIY (Do It Your Self/hazlo tu mismo), la mayor mentira que se han contado a sí mismos, al margen de lo establecido y realizado con medios propios, algo que contradice su presencia en los festivales y los títulos de crédito de sus películas, y sobre todo la realidad que padecen los artistas que luchan denodadamente por hacerse un hueco, con muchísimas dificultades en los Festivales sancionadores (Sundance, Toronto, SXSW, Seatle, San Francisco...); los triunfadores de hoy manifiestan su rebeldía en la elección de una imagen que busca ante todo el esteticismo en el preciosismo de la fotografía, que milita más en la política del encuadre y no en la del montaje, se inclina en mayor medida al llamado cine de auter que al de género, que consideran subsidiario. Buscan la elegancia sin perder la esencia de lo joven, encorsetados en lo retro, con una mise en scene que busca una armonía elegante, placentera, tranquila, mediante el control tonal de la gama cromática, la iluminación, los escenarios diseñados con precisión, el vestuario, o la contemplación de la naturaleza, que escasea en el film, y que los aproxima a Malik, el ancestro místico venerado por los indies. Una cultura que representa a un público joven que comparte un estilo de vida, una ideología y una forma de estar en el mundo ajena a debates profundos, cada vez más transversal, que está siendo avalada por amplios sectores de la crítica, a pesar de que cada vez se alzan más voces que advierten de que ser 'indie', subcultura contemporánea, es algo totalmente 'mainstream'. 

Con esta larga introducción, pretendo combatir algunas ideas que han vertido algunos críticos, que han alabado el prólogo, que desde luego plantea la falta de coherencia de una pareja que decide tener a su hijo en casa pero no le ha pasado ni por la imaginación las consecuencias que podía tener su decisión. A partir de ahí se inicia un proceso de depresión post parto de quien ha perdido a su hija, que puede explicar algunas actitudes respecto a su pareja, pero que no tiene ninguna explicación lógica en relación con la reacción de la madre que da pie a una serie de secuencias sin sentido. Quien conoce el indie no podía esperar una reflexión profunda sobre las ideas que animan a esta joven madre, - el relato de la propia infancia de su progenitora no tiene pies ni cabeza -, y la actitud de la pareja de quien ha sufrido un parto y no ha tenido ninguna compensación no se entiende en absoluto, y menos aún el giro final y la conclusión del relato, el papel de las semillas, ni la presencia de un árbol que no nos deja ver lo que no nos interesa nada. Un buen montón de dinero malgastado en una historia desabrida, malhumorada, con tics superficiales, y en la que nadie ofrece una cara más amable y empática con la sociedad en la que vive. No importa por qué Martha quiere tener a su hija en casa, ya que su explicación es muy superficial: para que la niña decidiera cuando quería nacer. No me extraña en absoluto que alguien diga algo así, pero parece que tampoco hay necesidad de crear un contexto adecuado. Al hablar de música se cita a The White Stripes, un grupo nada indie. 

Una historia que no te produce ni frío ni calor. Por otra parte el título no tiene ningún sentido ni se relaciona con las teorías que académicas feministas han dado sobre la fragmentación de la mujer y su conversión en icono de la representación reducida de la feminidad. No entiendo por qué se ha puesto este título al film, salvo que sea por algo tan simple como el hecho de que una mujer que pierde su hijo al nacer (y no hago spoiler porque esta información está en la sinopsis) se queda rota, quebrada. Todo lo demás son expectativas que no se cumplen.

Comentarios