Los paraguas de Cherburgo. Jacques Demi. Actualización.

 



Las guerras y los intereses imperialistas no respetan los sueños, los proyectos de futuro, el amor, y el sufrimiento de los seres. ya mayores, a los que quizás el hombre no vuelva a ver.














El 28 de Noviembre de 2010, cuando empezaba a escribir este blog y me sentía con muchas ganas de contar todo lo que había aprendido en el transcurso de mi vida y en mis clases con Jenaro Talens, escribí sobre un film que me impactó cuando lo ví, y que conecté sentimentalmente, a pesar de la diferencia de género, de tratamiento fílmico, de política de autor, con 'Esplendor en la yerba' del cuestionable director, a nivel personal, el delator de sus compañeros en la 'Caza de Brujas' del Senador republicano McCarthy, Elia Kazan. Ambos planteaban la historia de un amor intenso e imposible, con un final realista, cada cual en un contexto determinado y diferente, pero ambos muy bien ubicados en el tiempo y la coyuntura histórica (crisis del 19 y Batalla de Argel). Creo que es un film que habría que recuperar por muchos y diferentes motivos. Especialmente bello, sensual, sensible, con una forma de contemplar la relación de pareja sin cinismo, y poniendo el acento en ese sentimiento que algunas llaman mal amor, y muchas veces lo es, y otras  atrae a un hombre y una mujer en un momento determinado de su vida, cuando se dan las condiciones para que esto se produzca, y viven cada día intensamente, sintiendo hasta el roce de la piel. Quizá no vuelva a pasar. En noviembre de 2010 escribimos esto: 



"En 1964 Jacques Demy, de la Nouvelle Vague, emulando el cine musical norteamericano ( West Side StoryMy Fair Lady...) del que era gran admirador, realizó Los Paraguas de Cherburgo, que obtuvo la Palma de Oro de Cannes y catapultó a Catherine Deneuve.

Curiosamente en el film de Demy no se dice una sola palabra que no sea cantada. En tiempos revueltos (Batalla de Argel, vísperas del Mayo Francés...) una joven, Geneviève (Catherine Deneuve), cuya madre tiene una tienda de paraguas en Cherburgo y muchas pretensiones de clase, se enamora de un joven pobre, Guy (Nino Castelnuovo), mecánico, que vive con su abuela. La vida se encargará de distanciarlos. Pero como dice Tennessee Williams aunque nada pueda devolvernos la época del esplendor en la hierba, de la gloria entre las flores, la belleza queda en el recuerdo. Y en el film.

Esta película marcó una generación y no ha perdido su impacto visual en el devenir del tiempo. Catherine Deneuve era de una belleza clásica, tranquila, delicada y frágil. Vale la pena verla."




Comentarios