La jefa. Fran Torres. Ficha de identificación y crítica

 


El copyright de las imágenes pertenece a su autor

y/o las compañías productoras y distribuidoras


"No tengo tiempo para considerarme un inmortal del arte. Hago películas solo para entretener a la gente y las hago tan honradamente como puedo". Billy Wilder, propósito que Feel Good Media hace suyo. Una arrogancia que les saldrá cara,


Ficha de identificación:


Título original: La Jefa
País: España
Año: 2022
Duración: 109 minutos
Género: drama que desemboca en thriller

Equipo técnico/artístico:


Dirección: Fran Torres
Guion: Laura Sarmiento Pallarés
Casting: Esther Cocero
Dirección de Fotografía: Ángel Iguacel
Edición: Fernando Guariniello
Departamento de arte: asistente director artístico, Jose Anton Machado: Utilero: Natalia Torres

Diseño de Vestuario: Marina Pedreño
Departamento de maquillaje: Rosa María Simon

Productores: Dany Boyero, Juan Moreno, Guillermo Sempere, Fran Torres
Compañía productora: Feel Good Media, Republicana de Cine; distribución Netflix


Reparto:


Aitana Sánchez-Gijón: Be
Cumelen Sanz: Sofia
Pedro Casablanc: Julio
María Fernández Prat: Belén
Alex Pastrana: Nacho
Vanesa Rasero: Cristina


SINOPSIS:


Cuando una empleada de una importante empresa de moda cree que ha iniciado por fin su carrera hacia el éxito, queda embarazada y todas sus expectativas se arruinan. Mas entonces su jefa le ofrece adoptar al niño, mediante un contrato, según el cual Sofía continuará siendo la madre biológica, mientras Beatriz lo será de adopción; de esta manera la joven, muy religiosa, puede continuar su carrera sin pecar ante su Virgencita, de la que lleva a cualquier lugar la estampita.


LO QUE SE DICE:


Parece que lo que se dice contradice la pretensión de Feel Good Media de hacer cine comercial de calidad, que, de verdad no sé qué quiere decir. Para representar mejor su proyecto eligen una frase de Billy Wilder, muy desafortunada, porque todas las comparaciones son odiosas: "No tengo tiempo para considerarme un inmortal del arte. Hago películas solo para entretener a la gente y las hago tan honradamente como puedo". Una arrogancia que les puede haber pasado factura, como prueba la nota media que le atribuye Filmaffinity, 4,9, basada en 157 votos, que supera con tan solo una décima Imdb, que la eleva a 5,0, según las valoraciones de 147 de sus usuarios, un gestó más cortés, aunque sólo sirva para valorar el esfuerzo.

Los críticos también muestran cierta frialdad, entre ellos Oti Rodríguez Marchante (Diario ABC)  que afirma que consigue sorprender al espectador, y que Aitana Sánchez Gijón está estupenda ; discreto debut (Javier Ocaña, Diario 'El País'). Pablo Vázquez (Fotogramas) parece haber descubierto la piedra filosofal, cuando afirma que deja de lado el sermón y la diatriba para convertirse en puro gran guignol; a Karina Adelgaard (Heaven of horror) le interesan poco los personajes.


CRÍTICA:


Lo que demuestra 'La Jefa' es que no es tan fácil hacer cine comercial y más difícil todavía hacerlo de calidad; director y guionista optan por planos a veces muy largos, prescinden de un score musical que de personalidad  definida a su proyecto y nos deje ver su política de autor, aunque contextualiza bastante bien a los personajes y los ubica en clases sociales muy claras, que reproducen el arriba y abajo como representante de las clases sociales existentes en la era contemporánea: la empresaria de éxito que tiene en sus manos el destino de sus empleados, y la joven emigrante argentina que ha dejado atrás a su patria y a su familia, para hacerse un futuro en España, y que depende de la magnanimidad de 'la jefa'. El problema reside en que los personajes no son nada empáticos. Dos mujeres a las que no une nada y separa su estatus social, aunque la jefa se haya hecho a si misma y haya construido un empresa solvente en el mundo de la moda. y esta cuestión no está mal traída, porque el hecho de ser mujeres no crea ningún vínculo por sí mismo, sino que Sofía halaga a Beatriz en función de sus propios intereses, una mirada que conseguiría la aprobación de Teresa de Lauretis, cuando afirma que " Los hombres miran a  las mujeres y las mujeres miran como son miradas, lo cual determina no sólo la mayor parte de las relaciones entre hombre y mujeres, sino también la relación entre mujeres y sí mismas. La parte de la mujer que se observa es masculina: la parte que se siente observada es femenina. Así la mujer se transforma en un objeto visual: una vista"

Es quizá aquí donde no han sabido encontrar el tono adecuado. Desde el primer momento, cuando está con su novio en un piso que va a ser alquilado, hay algo en Sofía que ofrece desconfianza. Después se irán dando datos que nos darán en parte la razón. Beatriz no encaja del todo en la historia, porque es una empresaria que se deja seducir por la chica argentina, cuando no han entrado en lo que podríamos considerar el núcleo del relato, y cuando  la vemos como lo que es: una empresaria que no ve a los empleados como sus iguales que cumplen una función diferente a la suya. El fallo está en la construcción de una diégesis que consiga englobar todos estos aspectos e interesar de verdad, no con secuencias truculentas exclusivamente, y hacernos entender qué es lo que nos quieren contar, para evitar lo que ocurre con un desenlace que nos deja indiferentes. No es tan fácil hacer el cine que algunos llaman comercial, quizá por optar por el género y no por historias de autor, que no siempre valen la pena, porque, con frecuencia, lo que se muestra como más ficticio representa mejor la realidad. Al final no sabes si hay heroína y villana, o si las dos mujeres son villanas, y  acaba dándote igual lo que le pase a cualquiera de las dos, lo que convierte en patética una última imagen que deja abiertas todas las posibilidades. Quizás el error lo señala Pablo Vázquez (Fotogramas) cuando afirma que dejan de lado el sermón y la diatriba para convertirse en puro gran guignol, es decir, que se han esforzado en la representación de un melodrama exagerado y no han perfilado bien a los personajes y su papel en esta historia.

Comentarios