Shame. Steve McQueen. Ficha de identificación y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidora


UN FILM SOBRE LA HIPERSEXUALIDAD MASCULINA



Ficha de identificación:


Título original: Shame. País: Estados Unidos.

Año 2011

Duración: 99 minutos.

Duración: 99 minutos



Dirección: Steve McQueen

Guion: Steve McQueen, Abi Morgan. 
Casting: Avy Kaufman.
Dirección de Fotografía: Sean Bobbitt, A.S.C.
Música: Harry Scott. Supervisor: Ian Neil.
Edición: Joe Walker.

Vestuario: David Robinson.

Productores: Iain Canning, Emile Sherman.
Co-productor: Bergen Swanson.
Diseño de producción: Judy Becker.
Productores ejecutivos:Tessa Boss y Robert Walak, Peter Hampden y Tim Haslam.
Compañías: UK Film Council, Alliance Films, Lipsync Productions & Hanway Films, See Saw Films. Distribución: Cameo.
Asociación con la Lotería Nacional.


Intérpretes: 


Michael Fassbender: Brandon.
Carey  Mulligan: Sissy,
James Radge Dale: David,
Nicole Beharie: Marlenne.


Premios: 


2011: Festival de Venecia: Copa Volpi al Mejor actor (Fassbender), Premio FIPRESCI
2011: Premios BAFTA: Nominada a mejor film británico y actor (Fassbender)
2011: Globos de Oro: Nominada a Mejor actor dramático (Fassbender)
2011: Festival de Sevilla: Mejor director, mejor actor (Michael Fassbender) (ex-aequo)
2011: Satellite Awards: 6 nominaciones, incluyendo mejor película y director
2011: Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor película extranjera
2011: British Independent Film Awards: Mejor actor (Fassbender). 6 nominaciones.
2011: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor actor (Michael Fassbender)
2011: Critics Choice Awards: Nominada a mejor actor (Fassbender) y actriz sec. (Mulligan). En Filmaffinity.


Sinopsis.

Brandon es un hombre de treinta y tantos años que vive en un confortable apartamento de New York. Para evadirse de la monotonía del trabajo, seduce a las mujeres, en una serie de historias sin futuro y encuentros de una noche. Pero el ritmo metódico y ordenado de su vida se ve alterado por la imprevista llegada de su hermana una chica rebelde y problemática. Su presencia explosiva llevará a perder el control sobre su propio mundo. Shame indaga en la naturaleza profunda de nuestras necesidades, en la forma en que afrontamos nuestra vida y las experiencias que nos marcan.

comentario:

Steve McQueen inició su carrera como cineasta realizando una serie de películas mudas y en blanco y negro y  minimalistas, que solían proyectarse sobre una o dos paredes de un espacio cerrado de una galería de arte. El cineasta reconocía influencias de la Nouvelle Vague y de las películas de Andy Warhol en estas cintas en las que solía aparecer como protagonista. Ha hecho tan solo cuatro largometrajes, Hunger (2008), sobre la huelga irlandesa, Shame (2011), 12 años de esclavitud (2013) y Viudas (2018), y había previstas 5 películas bajo el nombre de Small Axe, para streaming, a realizar en 2020, que no se encuentran en los lugares citados en la red.

Eb relación a  Shame, decíamos en nuestro post de 3 de agosto de 2012 que es un hecho muy frecuente que las sinopsis  oficiales no se correspondan con el film que vamos a ver, pero en este caso sorprende el camino errático que emprende el redactor, difícil al interpretar a qué interés obedece a no ser al de diluir en un planteamiento muy general el tema escabroso de las obsesiones sexuales. Los dos actores principales, especialmente Michael Fassbender, realizan un trabajo espléndido y su recorrido por el lado oscuro del sexo. cuya satisfacción adictiva se impone a la inconveniencia del lugar, (el lavabo del trabajo, el metro, los locales de ocio...), las personas, (prostitutas, mujeres de toda condición, hombres...), o las obsesiones sexuales, de las entre las que ocupa un lugar destacado la masturbación, que practica  incluso después de tener sexo con otra persona, hasta el extremo de perturbar su cotidianidad. 

Muy en la línea de su compatriota el realizador alemán  Rainer Werner Fassbinder, el papel que representa  Michael F. Fassbender, Brandon, es el de  un hombre con una posición social envidiable, que dispone de un buen trabajo y un confortable  apartamento, pero hay algo  que comparte con su hermana Sissy (Carey Mulligan), ninfómana como él y de tendencias suicidas, algo que permanece en la extradiégesis y de difícil interpretación por el espectador. En este momento en el que la mayoría de los cineastas optan por los filtros azules en su fotografía, en Shame está más que justificado.

A  sus problemas habituales, innatos o derivados de una situación que se nos escapa, Brandon une el tener que cargar sobre sus hombros con una hermana que, además, es incapaz de mantenerse, y a la que nunca podrá dejar abandonada, hecho que ilumina una conversación  brutal entre ambos y la imagen final de la chica en el hospital . Una historia que deja poso, que transmite la amargura, la compulsión y el patético aislamiento interior de su protagonista, que te revuelve, que te altera turbiamente el ánimo ", afirma Carlos Boyero en el  diario  Diario El País. Cuña seleccionada por Filmaffinity. 

La  posibilidad de regeneración de  Brandon queda abierta, al arbitrio del espectador. La cámara objetiva nos niega esta información, por lo que es dudosos hablar de  final moralizante. Muy recomendable este film del gran director que se prodiga muy poco en las salas y en streaming.

Comentarios