Mi diario de liberación. Creadores: Kim Suk-yoon, Park Hae-young, Ficha de identificación y breves reseñas

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras


LAS SERIES QUE SALEN DE HALLYUWOOD CONSIDERADAS ENTRE LAS MEJORES DEL MUNDO. NO SOLO HAY ROMANCES SINO PROPUESTAS DE CINÉMA VÉRITÉ QUE ABREN NUEVAS VENTANAS AL MUNDO, OBVIANDO ELITISMOS. COREA DEL SUR, EL GRAN ACIERTO DE NETFLIX.


Ficha de identificación:


Título original: Naui Haebanbilji

País: Corea del Sur

Año: 2022

Temporada 1; episodios 16;  duración 64 minutos

Género: drama romántico


Creadores: Kim Suk-yoo y Park Hae-youn

Directores: Kim Suk-yoo y Park Hae-youn, El Lee, Lee Ki-woo

Guion: Park Hae-young

Dirección de Fotografía: 

Música:


Reparto:


Lee Min-ki: Yeom Chang-hee

Kim Ji-Won: Yeom Mi-jung

Sukku Son: Mr. Goo

Lee El: Yeom Ki-jung

Lee Ki-woo: Jo Tae-hoon

Chun Ho-jin


SINOPSIS:


Cansados de la monotonia que conlleva ser adultos, tres hermanos tratan de encontrar la forma de sentirse realizados y liberarse de sus ordinarias vidas.


LO QUE SE DICE:

Todavía no hay un número importante de reseñas sobre esta serie, aunque sí ciertas notas medias que confirman la excelencia de las series y películas que salen de Hallyuwood, la gran apuesta ganadora de NETFLIX, que está logrando colocarse como la plataforma de streaming en el mundo, muy abierta al cine oriental, ya sea chino, coreano, japonés, turco, pero también el que hacen los que muchos llaman países BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica). Quienquiera que mire las respuestas a la pregunta del lugar que ocupan en los rankings mundiales las series y películas surcoreanas, se sentirá defraudado, porque quizá su lista es distinta, como distintas son las ofertas de la plataforma en cada país de acuerdo con sus gustos e idiosincrasia. Pero muchas de ellas tienen un denominador común: consiguen las mejores notas de los espectadores. 'Mi diario de liberación' obtiene una nota media de 7,1, basada en el voto de 51 lectores de Filmaffinity, una media que se dispara a 8,3 en la página norteamericana Imdb, según la valoración de 2,400 de sus usuarios. A medida que pasa el tiempo y la gente sigue votando estas medias se modifican, al alza o a la baja, pero la verdad es que el movimiento es mínimo. 

Muchas de estas películas tienen como protagonistas a los famosos ídolos, que están demostrando su formación en todos los aspectos, como ocurre con el maduro Lee Byung-hun que puede desempeñar el papel de hombre romántico, a la manera de las novelas de Tolstoi o Dostoievski (Mr. Sunshine), o el de un vulgar vendedor de mercadillo que esconde un ser humano complejo, digno de Victor Hugo, que protagoniza un episodio final estremecedor e 'Nuestro horizonte azul'. Algo hacen bien, y, por eso, la crítica y el público los avala, y resulta muy superficial intentar desbancarlos con el argumento de que es un cine de centennials para centennials. Poco a poco, el espectador va entendiendo la profundidad de la renovación de la nueva ola coreana, a la que llaman Hallyu; de ahí el nombre de su industria cinematográfica: Hallyuwood, que todo el mundo sabe interpretar. Los cineastas y críticos norteamericanos de Hollywood son los que mejor valoran su esfuerzo, y saben interpretar como el ídolo de las masas, Lee Min-ho, es capaz de representar con dignidad en la serie Pachinko (el público espera con ansiedad la segunda temporada; la primera la lanzó Apple) las humillaciones históricas que ha tenido que soportar su pueblo, que concentra casi 52 millones de habitantes en una superficie de algo más de 100.000 Km2, lo que da una densidad de 515 hab-/km2 (España tiene 47,000 millones de habitantes en una superficie de casi 506.000 Km2, lo que nos da una idea del problema de los asiáticos).

Aunque procuro no centrarme exclusivamente en el cine surcoreano, al que llevo dedicada más de tres años, y diversificar lo que veo, de tanto en tanto siento la necesidad de darme un baño de realidad, porque los problemas de los surcoreanos son los nuestros, especialmente desde que han aceptado lo más exquisito y representativo de nuestra cultura e idiosincrasia. 







Comentarios