The Bear. Creador: Christopher Storer. Ficha de identificación y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras


CHRISTOPHER STORER NOS MUESTRA LA TRAMOYA DE LOS RESTAURANTES, EL INTERIOR DE LAS COCINAS.



Ficha de identificación: 


Título original: The Bear
País: Estados Unidos
Año: 2022
Temporada 1; episodios 8; duración 30 minutos
Género: drama

Creador: Christopher Storer
Dirección :Christopher Storer, Joanna Calo
Dirección de fotografía: Andrew Wehde, Adam Newport-Berra
Música: Jeffrey 'JAQ'


Compañías productoras: Star Original,  FX Fearless ; distribución: FX Network, Hulu, Disney  +


Reparto:


Jeremy Allen White: Carmen 'Carmy' Berzatto
Ebon Moss-Bachach: Ricard 'Richie' Jerimovich
Ayo Edebiri: Sydney Adamu
Lionel Boyce: Marcus
Liza Colón-Zayas: Tina
Edwin Lee Gibson: Ebraheim
Corey Hendrix: Gary 'Sweeps' Woods
Richard Esteras: Manny
Jose M.Cervantes: Angel
Abby Elliott: Natalie 'Sugar' Berzatto 



SINOPSIS:



Un joven Chef procedente de la alta cocina regresa a Chicago para llevar la tienda de sándwiches de su familia.



LO QUE SE DICE:



La serie ha tenido muy buena respuesta a un lado y otro del Atlántico. La página española Filmaffinity  publica una nota media de 7,6, basado en 3,338 votos, una media que Imdb eleva a 8,4, de acuerdo con la valoración de 61,000 de sus usuarios. La página española Rotten Tomatoes publica un índice de aceptación de la prensa del 100 de la prensa y del 91% de la audiencia.

Daniel Fienberg (The Hollywood Reporter) sostiene que capta el caos de la cocina moderna y el precario sentido de la familia mejor que cualquier serie que ha visto; Richard Roeper (Chicago Sun Times)  opina que es una joya oscura, divertida, frenética e intensa, que sonará a auténtica para quien trabaja en el sector; rápida, intensa y muy divertida (Kelly Lawler, USA Today) ...


CRÍTICA:

Los villanos y los grandes dramas atraen especialmente a los espectadores, ya desde el patio de butacas o delante de su ordenador. 'The Bear' (El oso), una pesadilla recurrente del protagonista, es un film distópico, cruel, que nos muestra las bambalinas de los restaurantes a los que acude mucha gente porque están regidos por un buen jeff, pero lo que no se ve, -los pucheros, sartenes y todo tipo de utensilios que ensucian los cocineros en la elaboración de sus recetas y han de dejar brillantes para pasar las revisiones oficiales, las dificultades diarias por la falta de suministro, los apagones, las incidencias de todo tipo - generan una tensión con frecuencia insoportable, que acaba con  muchos de estos trabajadores que procuran la felicidad de sus clientes, ya sea como jefes o como empleados, y que con frecuencia terminan en terapias de grupo  para desintoxicarse por el consumo de todo tipo de sustancias, incluido el alcohol y el tabaco.

El ritmo de la serie es tan trepidante que contagia al espectador, genera mucha tensión que lo arrastra a intentar ver de un tirón todos los episodios, lo  que no es muy difícil porque tan solo son 8 de 30 minutos de duración y no puedes parar de mirar la pantalla. Triste, deprimente, como todo lo que se hace en Occidente, pero con un final que podríamos llamar feliz, aunque no muy ortodoxo. Las dificultades de regentar un negocio como el que los hermanos heredaron de sus padres había dejado huellas indelebles en ambos, y heridas profundas en el más frágil. el menor, que, empujado por una fuerte rebeldía, logra convertirse en un jeff que trabaja en los restaurantes de mayor prestigio del país, con muchas estrellas en sus calificaciones, pero herido profundamente y aquejado de una ansiedad generalizada.

Dura, pero aconsejable. Muy alejada del glamour de un Feel Good Movie que tanto gusta a los espectadores de toda clase social, algunos por vivir esa experiencia aunque sea vicaria, y a los que pocas veces saben se les muestra lo que ocurre tras esas puertas que conducen a las cocinas. Ha sido calificada de comedia dramática, aunque la película ni es ligera ni provoca una sonrisa. Cinéma vérité muy estresante, con un ritmo narrativo y un protagonismo del montaje, del cortar y pegar sin descanso con el objetivo de transmitir sensaciones que se traduzcan en percepciones y finalmente  en sentimientos de agotamiento en el espectador, acordes con la realidad que se quiere representar. Tienen razón los críticos que afirman que pocas veces se puede experimentar tal frenesí en un film de este género.

Comentarios