El caso Hartung. (Miniserie TV). Ficha de identificación y crítica.

 





El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras



Ficha de identificación:


Título original: Kastanjemanden

Paíus: Dinamarca

Año: 2021

Temp@orada 1; episodios 6; duración 50 minutos

Género: Trhiller


Creadores: Mikkel Serup, Dørthe Warmo Høgh, David Sandreuter (episodio 1); Mikkel Serup, 

Dirección: Mikkel Serup (Episodio 1, 2) Kasper Barfoed

Guión: Søren Sveistrup, Dorte W. Høgh, David Sandreuter, Mikel Serup, basado en la novela  Søren Sveistrup

Casting: Tanja Grunwald

Dirección de Fotografía: Sine Vadstrup Brooker,  Louise McLaughlin

Música: Kristian Eidnes Andersen

Edición: Catherine Ambus, Anja Farsig, Martin Schade, Lars Therkelsen

Dirección artística: Mathias Hassing


Diseño de vestuario: Thomas Greve

Maquillaje y peluquería: Jill Arnfjord


Productores: Morten Kjems Hytten Juhl, Stine Meldgaar Madsen

Productores ejecutivos: Meta Louise Foldager Sørensen, Søren Seveistrup. Mikel Serup

Diseño de producción: Thomas Greve

Compañías: Productoras: Sam Production


Reparto:


Danica Curcil: Nahia Thulin

Mikkel Boe Folsgaard: Mark Hess

Iben Dorner: Rosa Hartung

Esben Dalgaard: Steen Hartung

David Dencik: Simon Genz

Lars Ranthe: Nylander

Amders Hove: Aksel



SINOPSIS: 


En un parque infantil de una tranquila zona residencial de Copenhague, la policía encuentra a una joven brutalmente asesinada a la que le han seccionado una mano. Sobre la chica cuelga un muñequito hecho con castañas. El caso se asigna a la ambiciosa y joven detective Naia Thulin y a su nuevo compañero, Mark Hess


LO QUE SE DICE:


La serie danesa, dirigida por Mikkel Serup y Kasper Barfoed ha gozado del aplauso de la prensa y el público, un hecho que se pone de relieve en las notas medias que publican páginas como Filmaffinity, 6,9, basada en el voto de 5,009 lectores, una media que los norteamericanos de Imdb elevan a 7,7, de acuerdo con las valoraciones de 47,000 de sus usuarios. Rotten Tomatoes da un índice de aceptación de la prensa del 100%, consultadas  7 reseñas, y del 81% del público, basado en una participación de  157 espectadores.


CRÍTICA:

La serie que aborda el secuestro y posterior desaparición de la hija de Rosa Hartung, se sitúa en un contexto histórico determinado, las elecciones danesas que 1987 que llevaron al poder al conservador Partido Popular de Dinamarca gracias a una coalición que desplazó del gobierno a la socialdemocracia. El background es, ante todo, una denuncia del resentimiento que invade a un ser humano por cualquier razón, ya sea de discriminación en función del sexo, la edad, la situación económica, el origen, etc. , o cualquier otra circunstancia. En este caso se pone el acento en el trato que reciben los niños huérfanos o abandonados por sus padres biológicos de los padres de adopción, que en demasiadas ocasiones los acogen por cuestiones económicas, y en otros carecen de escrúpulos. Es curiosa la atención que reciben estos niños en el cine o la Televisión, sirviéndose de películas y series, de países muy desarrollados, generalmente pequeños como Dinamarca, o de tamaño medio, tanto por el territorio que ocupan, como por la densidad de su población, como Corea del Sur. Hay dos protagonistas, una mujer-policía, Nahira Thulin, y una política, una Ministra de Asuntos Sociales en el gobierno de coalición, víctima de un asesino en serie, 'El hombre de las castañas' (Kastanjemanden),  en la persona de su hija preadolescente, un tema tratado mediante una diégesis de cine noir danés.

Ignoramos el partido al  que se adscribe a Rosa Hartung, aunque no parece que sea el mismo que el gobernante, al que pertenece la Primera Ministra del País. Aporto esa opinión porque la cámara, a diferencia de lo que ocurre con los países del sur de Europa, no criminaliza a los políticos por el simple hecho de serlo, a pesar de los esfuerzos de la prensa amarilla de sacar partido a cualquier información que venda periódicos o programas televisivos, que arrastran a los titulares de otros soportes (blogeros, youtubers...), y, sin embargo, no empatiza con instituciones que dependen de los gobiernos, como la policía. Nahira Thulin no logra hacerse simpática, no es una heroína y tienen problemas domésticos, relacionados con su papel de madre, precisamente los que castiga el serial killer. La mira, igual que a su compañero, como una policía que no duda en extender el miedo entre los sospechosos por cualquier razón que se le cruza por la mente, o entre los que carecen de una coartada sencillamente porque la noche de un crimen habían decidido irse a dormir pronto; incluso está dispuesta a aceptar la autoinculpación de un hombre que, si es algo, es un enfermo mental. Y esta forma de representar a los personajes hace el film absolutamente diferente a cualquier thriller norteamericano, en el que el policía siempre es el héroe del relato, y los políticos los corruptos. Salvo alguna excepción que denuncia la corrupción policial. No deja de llamar la atención el hecho de que en situaciones de estrés, -también en las series coreanas -, algunos personajes sangren por la nariz. Algo a lo que no dan demasiada importancia.

La historia  es interesante, merece la pena adentrarse en  esta serie, breve y que incrementa poco a poco el interés y capta la atención del espectador, mostrandole las vísceras de un estado idealizado en Europa  como Dinamarca.








Comentarios