Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

martes, 23 de agosto de 2016

Él vientre de un arquitecto. Peter Greenaway











Cartel, ficha técnica, fotografías, sinopsis, trailer (Pinchad aquí)


EL ROBO DEL ESFUERZO DE TODA UNA VIDA TIENE LOS MISMOS EFECTOS QUE EL CIANURO.


'

Comentario:


El vientre de un arquitecto revela más que cualquier otra de las película de Greenaway la influencia que ejerce la cultura clásica greco-latina en el realizador inglés, que, sin embargo, comete un imperdonable error en la ubicación de la historia de Augusto, sitúa una anécdota sobre la depilación del cuerpo de Livia en el libro V de la Guerra de las Galias, algo imposible, no sólo por los temas que abordó el estadista en su obra magna, sino por el estilo y los años en los que  el primer imperator de Roma contrajo matrimonio con esta mujer, casada con Nerón cuando César fue asesinado. Julio César era el padre adoptivo de Gaius Octavius Turinus, y murió cuando éste era casi un niño (tenía 19 años). Octavius, al ser adoptado por Julio César, tomó el nombre de su nuevo padre (era costumbre hacer ésto en Roma, cuando un hombre poderoso no tenía hijos, es decir, adoptaba uno de otra familia patricia, para cederle en herencia su patrimonio),y pasó a llamarse igual que él, Gaius Iulius Caesar, sumando a los tria nomina el nomen de su familia originaria, añadiendo el sufijo -anus, es decir: Octavianus. Es curioso que un realizador procedente de Inglaterra, en cuyas Universidades se estudia la historia de Roma, su lengua y su legado, mejor que en ninguna otra parte del mundo, al hablar del autor de 'Yo, Claudio', el célebre Robert Graves, no conozca sus fuentes (Tácito, Plutarco y sobre todo Suetonio, que en su obra 'Vidas de los doce Césares' hizo una crónica populista, el reality de la época, descendiendo a esos detalles y contribuyendo a difundir la especie de que Livia envenenaba la comida de su marido, Augusto, y cuando éste comenzaba a desconfiar, inyectaba veneno en las frutas de los árboles. En esta ocasión el error es inglés y no de los traductores españoles que, eso sí, desconocían las fuentes de Graves como el propio Greenaway. (ver VSO). Y es que la película se basa en esta anécdota y de ahí el título del film.


Este título es una más de las películas únicas, singulares surrealistas y muy especiales del director de 'El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante' (1989), o 'Mujeres 8 y 1/2' (1999), que incluso ha colaborado recientemente con Jean-Luc Godard en 3x3D (2013). Si en alguna película se nota la presencia del amor por las bellas artes del cineasta británico es en esta, cuyo protagonista principal es la Roma clásica y sus monumentos milenarios, que embargan al arquitecto hasta que se identifica con Augusto y llega al convencimiento, por una simple indigestión (según los médicos), de que se le están envenenando por medio de unos higos, muy del gusto de un hombre vegetariano. Kraclike, que fotografía y hace múltiples copias del vientre del emperador. El arquitecto inglés asume como propia la leyenda de que fue  Livia Drusila, la que introducía el veneno en los alimentos que ingería su marido. Esta paranoia será la causa de todas las desgracias del hombre de éxito, que había trabajado durante más de diez años en la organización de una exposición dedicada a un arquitecto francés del siglo XVIII, Étienne- Louis Boullée, que debía celebrarse en la ciudad eterna y del que también se decía que había  muerto de cáncer de pancreas.

El teatro de las operaciones de organización y el destino definitivo de la muestra es el monumento que se levantó a finales del siglo XIX, de acuerdo con un proyecto de Giuseppe Sacconi, diseñado en 1895 y concluido entre 1924-1927, al que popularmente llaman los romanos la 'maquina de escribir' o la 'tarta de boda', por el color blanco del mármol con el que fue construido, y que oficialmente lleva el nombre de Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II, Altare della Patria, o simplemente Il Vittorino, un edifició frío como un mausoleo, que se divisa desde cualquier parte de la ciudad, situado entre la la Piazza Venezia y la Colina Capitolina, y que acoge en su seno múltiples exposiciones. Por sus pasillos se mueven los organizadores, se gestan las infidelidades y se prepara la tragedia, mientras Kracklite busca respuestas en cualquiera de los escenarios en los que se escribió la historia del imperio que se extendió y consolidó en la Europa Occidental y de la muerte de Augusto en particular. Un paseo por la Roma clásica con alguna incursión al barrio que construyó Mussolini, el EUR, en el que se encuentra el edificio popularmente conocido como 'el Coliseo moderno', un recorrido por la ciudad eterna que encierra un terrible fiasco: el exitoso secuestro del trabajo de un hombre, al que le roban incluso la esposa, la Livia actual, y concluye su vida como un héroe de las tragedias clásicas.

No es extraño pues que los Colegios de Arquitectos hayan incluido esta película en el grupo de títulos que hacen honor a su profesión. Peter Greenaway era un hombre enamorado de la pintura y la escultura y lo pone en evidencia en esta cinta. Esta película se puede encontrar en Youtube.





No hay comentarios:

Publicar un comentario