Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

jueves, 11 de agosto de 2016

Regreso a casa. Zhang Yimou





Ficha técnica:


Título original: Gui Lai.
País: China,
Año: 2014.
Duración: 109 minutos.

Dirección: Zhang Yimou.
Guión: Jingzhi Zhou.
Director de fotografía: Xiaoding  Zhao.
Música: Qigang Chen.
Edición: Oliver Farkes.

Departamento de maquillaje: Gregg Cannom.

Productor: David Linde., Karen Fu, William Kong, Zhao Zhang.
Productores asociados: Donny Liang, David Linde.
Compañías: Le Vision Pictures,

Intérpretes:

Li Gong :Feng Wanyu,
Daoming Chen : Lu Yanshi,
Zhang Huiwen : Dan Dan,
Tao Guo :Director del equipo de propaganda,
Liu Peiqi : Camarada Liu,
Feng Zu : Instructor Deng.






Sinopsis:


La nueva película del reconocido director Zhang Yimou se ambienta a principios de los años setenta, donde Lu Yanshi escapa de un campo de trabajo en el que está interno para poder volver con su familia, a la que lleva varios años sin ver. No obstante, un miembro de su familia, su hija Lu Danyu, no tiene tantas ganas de que se produzca el encuentro ya que tiene miedo de que afecte a su carrera como bailarina, por ello evita que su madre y su padre se vean. Cuando termina la Revolución Cultural, Lu Yanshi puede volver a casa sin necesidad de esconderse pero la situación que se encuentra es muy diferente a la que recordaba: su mujer, Feng Wanyu, ha estado enferma durante su ausencia y ya no le reconoce, aunque sí recuerda cómo era. Lu Yanshi se convierte en un extraño en su propio hogar. La película está protagonizada por Li Gong.


Críticas:

El  estreno de una película de Zhang Yimou, uno de los realizadores chinos más occidentalizados, y uno de los maestros del  mainstream, es siempre un acontecimiento. El cineasta, siempre poético, una veces más preciosista que otros, ha hecho películas en las que ha recogido el esplendor del antiguo régimen, en el que brillaban las artes marciales, tan apreciadas por directores y fans de estos lares, entre ellos Quentin Tarantino, como' 'La casa de las dagas voladoras' (2004), y 'La maldición de la flor dorada' (2006), en la que contó con Gong Li y Zhang Ziyi, y otras que cuestionaban el sistema comunista y la revolución cultural, como 'Vivir' (1994), 'Amor bajo el espino blanco' (2010), y ahora 'Regreso a casa', en la que hace un relato estremecedor de las consecuencias individuales de la aplicación de un principio teórico que vuscaba la igualdad de los hombres,cuyas consecuencias no se previeron en la teoría y que acabó, al fin, con el fracaso de la llamada revolución cultural, en la que estudiantes y profesionales universitarios  enviados a campos de reeducación.

En esta ocasión, Zhang Yimou, reblandecido, vuelve una y otra sobre el daño sufrido por la mujer, su olvido del ser amado, su alejamiento de la hija, en un bucle que se extiende de principio a fin, que hace llorar a unos y desespera a otro, atrapados en el tiempo y sin que sea visible la evolución que estaba experimentando el país. Anclada en el tiempo, pero sin recordar, se constituye en una metáfora de todos los pueblos que quieren olvidar su pasado, y, en especial, ignorar a los que más quieren y, a la vez los que más han sufrido los avatares políticos y económico-sociales del país-

Luís Martínez pone alguna objeción en medio de múltiples alabanzas: "De principio a fin, la cinta, que quiere ser metáfora de la memoria colectiva, se antoja irreprochable. Hasta perfecta. Lo que no siempre es bueno. Un prisionero en tiempos de la Revolución Cultural china regresa a casa. La amarga sorpresa es que su mujer, enferma de amnesia o algo peor, no le reconoce. Toda la cinta pelea por hacer luz en  el olvido, en recuperar el primer instante de reconocimiento sepultado entre tanta barbarie. Es decir, es China, pero parece, por ejemplo, España. Qué cosas." (1)

La película atrapa a OtiRodriguez Marchante' : " Preciosa y sentimental historia sobre una mujer traumatizada por la represión de la llamada revolución cultural en China, de su marido que vuelve de una larga «reeducación» y al cual no reconoce, y de su hija, con la fractura emocional de haber sido ella quien denunció a su padre. Carga Zhang Yimou con sentimentalismo lo que ya viene de por sí cargado, como si no confiara en lo turbador de la historia que maneja, pero en todo caso es una película que embauca y emociona." (2)

Javier Ocaña insiste en este análisis, aunque echa de menos mayor implicación política,algo que generalmente desdeña en el cine occidental: "Yimou habla de política lo justo, para centrarse en las consecuencias; esta vez la relación rota de un matrimonio por culpa de la depuración. El regreso a casa, además de por la presencia de su otrora musa, Gong Li, huele a sus primeras obras, sin alcanzar la calidad de aquellas, pero sobre todo a dolor. Y la mirada de una envejecida Li, perdida a causa de la amnesia, no es más que una metáfora del olvido socio-político del país." (3)


(1) Maestros de lo imperfecto. Diario 'El Mundo' 20 de mayo de 2014).
(2) Kawase y los Dardenne colocan su cine en la cima del festival, Diario ABC, 21 de mayo de 2014.
(3) Olor a cine socialdel sigloXVI, diario 'El País', 21 de mayo de 2014.



No hay comentarios:

Publicar un comentario