Páginas vistas en total

martes, 4 de octubre de 2016

Amor sin cita previa. Ben Palmer.





Ficha técnica:


Título original: Man Up.
País: Reino Unido.
Año: 2015.
Duración: 84 minutos.

Dirección: Ben Palmer.
Guión: Tess Morris.
Casting director: Theo Park.
Dirección de Fotografía: Andrew Dunn, b.s.c.
Música. Score: Dickon Hinchlife; Supervisor: Nick Angel.
Editor: Paul Machliss, A.C.E.
Coordinador de especialistas: Paul Kennington.
Director artístico: Andrea Matheson.
Decorador del  set: Anna Kasabova.

Diseño de Vestuario: Suzie Harman.
Diseño de maquillaje y peluquería: Jane Walker.

Productores: James Biddle y Rachel Prior,  Nira Park.
Productores ejecutivos: Christine Langan, Joe Oppenheimer, Jenny Borgars y Danny Perkins, Matthew Justice, Simon Pegg, Dan Cheesbriugh.
Productor en línea: Danny Gulliver.
Diseño de producción: Dick Lunn
Compañías.Productoras: BBC Films & StudioCanal, Big Talk Pictures Production ;  Distribuidora: DeAPlaneta, StudioCanal.


Intérpretes: 


Simon Pegg: Jack,
Lake Bell: Nancy,
Rory Kinnear: Sean,
Ken Stott: Bert,
Harriet Walter: Fran,
Ophelia Lovibond: Jessica,
Olivia Williams: Hilary,
Sharon Horgan: Elaine,
Stephen Campbell Moore: Ed,



Sinopsis:


Nancy, una joven de 34 años soltera, viaja a Londres para celebrar el aniversario de sus padres. Cuando llega a su destino se cruza con  Jack, un divorciado de 40 años, que cree que ella es su cita a ciegas de 24 años. Alagada, Nancy decide continuar haciéndole creer que sí lo es.


Críticas:


La prensa española no se ha significado, mientras los norteamericanos la han recibido con cierto beneplácito. El público que la ha calificado en la página Filmaffinity le ha puesto muy buenas notas, una valoración entre el 7 y el 8. De nuevo un divorcio incomprensible entre el público y los críticos.

Para Sara Stewart: "Esta comedia ligera del director Ben Palmer ( "The Inbetweeners Movie" ) es mucho más divertida que muchas otras más pretenciosas, que se califican como comedias románticas, y lo es gracias a la sincronización y a la química de los actores con su pública potencial. En el elenco de apoyo, Olivia Williams se reduce a un papel modesto como el de ex de Jack, pero Rory Kinnear ("La vacante ocasional") le roba el show como un amigo de la infancia obsesivo de Nancy."(1)

Joe Morgenstein califica la película de Ben Palmer en la propia entradilla: "Un hombre se enamora de una mujer que ha renunciado a las relaciones después de que él la confunde con su cita en esta comedia protagonizada por Simon Pegg y Lake Bell" (2)

Para Guy Lodge: " Mientras los espectadores siguen esperando la demora indefinida de la tercera película "Bridget Jones",  llega la fresca y fluida comedia romántica de Ben Palmer,"Man Up", que ofrece una agradable sensación de dèja vu:(...)  presta distinción a este cuento de una noche de dos inadaptados, dos lovers afectados por Cupido en una cita a ciegas saboteada  con Simon Pegg que juega un papel secundario deportivamente como su pretendiente accidental. (3)

Comentario


El amor romántico y las emociones platónicas están de capa caída, y la única forma de abordar el tema es introduciendo grandes dosis de humor, ironía y escepticismo, y cuestionando algunos prejuicios que siguen vigentes en la sociedad, en gran parte relacionados con la opción de vivir solo, no formar una familia y soñar con ser independiente toda la vida, que se manifiesta en los ataques contra l@s llamad@s solteron@s. Para este cometido se ha elegido un actor con cierto prestigio dentro de la comedia inglesa, Simon Pegg, que consigue que la película se sitúe entre los 'apocalíptico' y los 'integrados' en relación con la sagrada institución del matrimonio, muy lejos del tratamiento cáustico y corrosivo de Yorgos Lanthimos en su película 'Langosta', una metáfora cruel en la que quienes optan por la soltería deben elegir entre ser convertidos en  un animal, que ellos mismos eligen ante el posible fracaso en el empeño de buscar pareja que le impone la sociedad patriarcal, cuyos máximos representantes dominan las instituciones, o pasar a la resistencia que prohibe cualquier tipo de acercamiento sexual entre hombres y mujeres. El film que dirige Ben Palmer criminaliza casi todos los aspectos de la vida del soltero como la promiscuidad sexual, que se ridiculiza con chantajes absurdos de antiguos conocidos de la chica; la preferencia de los varones por mujeres a las que doblan la edad, su inclinación a la vida bohemia y frívola, etc. En una escena muy conflictiva entre Nancy y Jack en los servicios de mujeres, unas adolescentes se cachondean del enfrentamiento entre un cuarentón divorciado, y una mujer de 34 años que el ha confundido con otra de 23. Ella se vuelve hacia las jóvenes y les dice con acritud: "No os riáis, soy vuestro futuro".

Desde el primer momento las relaciones entre hombres y mujeres son mucho más desinhibidas y prosaicas que en las películas del género y dan lugar a equívocos que implican un mayor grado de picardía, tratados con una gramática audiovisual sencilla, sin dobles sentidos ni desplazamientos del lenguaje importante, con un gran acicate: el empuje arrollador, la desvergüenza y el cinismo de que hace gala Lake Bell, frente al prototipo de hombre inseguro y asustadizo que representa Simon Pegg, muy diferente al que nos tiene acostumbrados en sus comedias británicas., aunque no falte algún que otro gag gamberro compartido con la protagonista. Un happy end impone una aceptación de los principios del constructo patriarcal: al amor apasionado le sigue el cariño tranquilo para toda la vida de que hacen gala los padres de Nancy, en pleno proceso de enamoramiento de Jack. Resolución reparadora del conflicto nada convencional y muy británica, el único momento en que su realizador se permite ciertas licencias de estilo, que consiguen la magia tras un discurso de Pegg muy agresivo y poco resteuoso con las normas. Como toca para mantener alto el estandarte de la provocación.





(1) 'Man Up', una comedia de bajo ritmo. New York Post, 13 de Noviembre de 2015.
(2) Reseña de 'Man Up' ; cita a ciegas con el destino,
(3) Reseña de Tribeca: 'Man Up', Variety, 19 de abril de 2015.



No hay comentarios:

Publicar un comentario