Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

viernes, 6 de enero de 2017

Convicto. David Mackenzie. Comentario.





Ficha técnica, sinopsis, premios, críticas, trailer (Pinchad aquí)

Comentario:


Película del realizador escocés, poco conocido por estos lares, que ha dejado huellas profundas, en películas como Convicto (Starred Up, 2013), que mereció calificativos rotundos, como "sólida y extraordinaria", "brutal y brilante" o "película revelación", y tres premios de solvencia, no sólo en Europa, -  Premios del Cine Europeo: Mejor diseño de sonido, 2014; National Board of Review: Actor revelación (O'Connell). Pel. independientes del año, 2014-, sino del otro lado del Atlántico: Críticos de Chicago: Mejor intérprete revelación (Jack O'Connell), también en 2014.

El director de  '"Young Adam" (2003), Asylum (2005), Hallam Foe (2007), "Spread", (2009), "Perfect sense", 2011 o "You Instead" (Obsesión). 2011, acaba de irrumpir en las pantallas de medio mundo con un film que dará mucho que hablar, Comanchería (2016), que lo consagra como uno de los realizadores mas brillantes de finales de 2016, que ha llegado a muchos cines, más allá de las fronteras de Estados Unidos, en 2017.

Si en 'Comanchería' MacKenzie dotaba de romanticismo a dos atracadores de bancos, a los que los desahuciados por la crisis que comenzó en 2007 miraban con simpatía y encubrían ante los agentes del orden, ahora nos hace sentir todo el peso de la pérdida de la libertad, una realidad que nadie que esté fuera de los gruesos muros de una prisión puede entender, sentimientos de desesperación y rabia contenida que el cineasta logra hacer llegar a su público. Eric Love, interpretado por Jack O'Connell, se encuentra al otro lado del espejo de aquel que nace con un pan bajo el brazo; su herencia es la violencia, hasta tal extremo que cuando es trasladado del reformatorio en el que se encuentra a una cárcel  de máxima seguridad, se reunirá con su padre, que cumple una cadena perpetua en el penal.

Los diez primeros minutos nos abruma con el ritual del ingreso de un ser humano, que no lo es tanto privado de libertad, sometido a prácticas humillantes, entrando en  pasillos cuyas puertas se abren y se cierran con parsimonia, mientras el joven más brutal y violento que quepa imaginar, cumple dócilmente con las órdenes que se le transmiten, hasta acabar en una pequeña celda en la que apenas cabe una cama, el wáter y una pequeña mesa, un contexto incompatible con un joven encarcelado precisamente por su incapacidad para controlar sus impulsos.

Un film duro, estilísticamente muy diferente a 'Comanchería', con muchos primerísimos planos y pocas panorámicas, en un contexto claustrofóbico que impone el lugar, más que la  voluntad del cineasta. La naturaleza del preso lo condena con frecuencia a la soledad más absoluta. Fuera de las paredes de la cárcel nada. No hay ni antecedentes, ni causas explícitas narradas ni visualmente ni con voces en off, sino las propias imágenes que se van generando en el desarrollo del film, que ayudan al espectador a  reconstruir el perfil y la ausencia total de empatia y sociabilidad de padre e hijo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario