Páginas vistas en total

domingo, 15 de enero de 2017

Infierno blanco. Joe Carnahan.









Ficha técnica:


Título original: The Grey.
País: Estados Unidos.
Año: 2011.
Duración: 115 minutos.

Dirección: Joe Carnahan.
Guión: Joe Carnahan & Ian Mackenzie Jeffers., basado en el relato corto 'Gosht Walker' de Mackenzie Jeffers.
Casring: John Papsidera. C-S-A.
Director de Fotografía: Masanobu Takayanagi.
Música: Marc Stritenfeld.
Edición: Roger Barton, Jason Hellmann.
Coordinación de especialistas: Ben Bray y Scott Ateah.
Director artístico: Ross Dempster.
Decorador del set: Peter Lando.

Diseño de Vestuario: Courtney Daniel.
Jefe del Departamento de maquillaje y peluquería: Noriko Watanabe.
Maquillaje especial y efectos de animación realizados por Greg Nicotero y Howard Berger,

Productores: Jules Daly, Joe Carnahan, Ridley Scott., Mickey Liddell
Productores ejecutivos: Jim Seibel y Bill Johnson., Tony Scott., Jennifer Hilton Monroe, Spencer Silna, Adi Shankar., Ross T.Fanger.
Co-productor: Douglas Saylor, Jr.
Diseño de producción: John Willett.
Compañías: 1984, LD Entertainment, Inferno, Open Road Films, Scott Free/Cambara Pictures Production, asociado con 1984 Private Defense Contractors.


Intérpretes:


Liam Neeson: Ottway,
Frank Grillo:: Díaz,
Dermont Mulroney: Talget,
Dallas Roberts: Henrick,
Joe Anderson: Flannery,
Nonso Anozie: Burke,
James Badge Dale: Lewenden,

Sinopsis:


Un equipo de buscadores de petróleo se pierde en la tundra subártica cuando su avión se estrella en un paraje aislado de Alaska. Los supervivientes, con heridas mortales, un frío glacial y un hambre voraz, sufrirán la incansable persecución de una salvaje manada de lobos.

Comentario:


Joe Carnahan, formado en una televisión local en Sacramento /California, consiguió cierto reconocimiento en Sundance, con el film 'Blood, Guts, Billets and Octane', en 2011 llega a las pantallas con un equipo de producción de lujo, con Ridley Scott y Tony Scott  como productor y productor ejecutivo respectivamente. El tema que subyace a la historia de Ottway, interpretado por Liam Nees a pesar de que  presenta grandes diferencias con el director de 'Taxi Driver', ya que mientras  Joe Canaham construye un personaje que ha descendido en todos los aspectos que hacen más o menos viable la vida de un hombre,- personal, familiar y social -, sin que se den explicaciones exhaustivas de las causas, Su nuevo estatus lo convierte en un cazador de lobos para una empresa petrolera, y lo obliga a compartir su existencia con fugitivos, ex-convictos, vagabundos, gilipollas y oros hombres indignos de ser considerados humanos. Scorsese pone al frente de su historia a dos piadosos jesuitas que pretenden convertir al cristianismo a los devotos de Buda. Cuando se quiebre la fe de uno y otro, este hecho se manifestará de forma bien diferente en una y otra historia: mientras el hombre perdido y desorientado exige a Dios que lo ayude aquí y ahora y no en un futuro intangible, los dos religiosos verán siempre en cada negativa de su dios a ayudarlos una prueba de su fe inquebrantable que les impone la deidad.

'Silencio' es un film más clásico y contenido que 'Infierno blanco'. En la serie de Mark Cousins,'The Story of Film,' Baz Luhrman asevera que los hombres dicen siempre lo mismo: Te quiero, ¡Ojalá te mueras! y ahora 'me gusta' o 'no me gusta' en las redes sociales. La diferencia está en la forma de decirlo. Acorde con la mente atormentada de Ottway, que ha perdido de forma trágica a su mujer,algo que intuimos a través de un breve plano inserto, la cámara se torna virulenta, inquieta, y sus tomas muestran violentos escorzos que proporcionan los hombres que mueren luchando con la naturaleza inhóspita y cruel y con lobos feroces que los arrastran a su guarida, por lo que la protesta y el enfado del protagonista con su dios es mucho más feroz y salvaje que la de los clérigos. Los jesuitas Rodrigues (Andrew Garfield) y Garrpe (Adam Briver), son hombres 'buenos', que tienen el cielo garantizado y la fe muy sólida, por mucho que uno muera por mantenerla y otro  acepte la apostasía con los dedos cruzados, por lo que su actitud es menos extrema, más tranquila. Asistimos, pues, a una explosión de misticismo, actitudes piadosas y creyentes en un dios, con la confianza de que nos sacará de una crisis ante la que se han mostrado ineficientes los economistas, La primera es intensa y más acorde con lo que significa ser humano,  la segunda tediosa y propia de creyentes incondicionales. Según Sergi Sanchez (La Razón) Carnaham pretende hacer un thriller existencial, pero no da la talla; lástima que sea la única mala crítica de la cinta, junto con la de Claudia Puig de USA Today. Incluso el intransigente Roger Ebert afirmó que la película se ajusta a una lógica implacable.

Este fin de semana ha ofrecido esta películala revista Tiempo, a un precio muy asequible.




No hay comentarios:

Publicar un comentario