The room. Tommy Wisseau.










Ficha técnica.


Título original: The Room.
País: Estados Unidos.
Año:2003.
Duración: 99 minutos.

Guión y dirección: Tommy Wiseau.
Casting: Cloe Lietzke.; San Francisco: Drew Caffrey; extras:  Drew Caffrey.
Director de Fotografía: Todd Barron.
Música: score: Milanden Milicevic;  sonido: Zsoltz Magyar.
Edición: Eric Yalkut Chase.
Supervisor efectos visuales:Matthew Von Brock.
Departamento artístico:Kendra Holloway, Raffa Rodriguez, Courtland Jindra, Randolph Pratt, Kara Thiringer.

Diseño de vestuario: Safowa B.Asare.
Responsable de maquillaje y peluquería: Persia Matine Coburn.

Compañías productoras: Wiseau-Studios, Tommy's Stage, Los Ángeles, California.


Intérpretes:


Tommy Wissea: Johnny,
Juliette Danielle: Lisa,
Greg Sestero:Mark,
Phillip Haldiman:Denny,
Carolyn Minnot:Claudette,
Robyn Paris:  Michelle,
Scott Holmes: Mike,
Dan Janjigian: Chris-R
Kyle Vogt: Peter,
Greg Ellery:Steven.

Sinopsis:


Cuenta la historia de Johnny, un tipo especial, un buenazo sin límites, que vive feliz con su novia Lisa y con un grupo de amigos de los de verdad: su vecino Denny, huérfano al que querrían adoptar y que tiene la extraña manía de intentar meterse con ellos en su cama en plena ¿guerra de almohadas?; Mark, su mejor amigo, un rubio guaperas; y la madre de Lisa, que quiere que su hija se case por dinero y que entre sus problemas cuenta con un cáncer de mama al que da la misma importancia como no tener suelto para tabaco. Pero Johnny vive una mentira. Su novia Lisa está aburrida de él.


Crítica:



Lo primero que habría que aclarar ante el debate que se está generando en torno a The Room, que supera, por primera vez, las fronteras de Estados Unidos y Canadá y se está extendiendo como una mancha de aceite por todo el mundo, gracias al film dirigido por James Franco, quien no hace un remake, ni un homenaje, ni una 'hagiografía' de su autor, sino una especie de performance, en el que deambula por todos los territorios que piso Wiseau, (guión, dirección, desempeño del papel de protagonista, junto a su hermano Dave Franco, el sustítuto de Greg Sestero en la adaptación de un libro) , una adaptación de la autobiografía del propio Greg, que nos cuenta los secretos de la tramoya de la realización del film, que con posterioridad 'tuvo el privilegio' (porque es un privilegio) de ser considerada la mejor peor película jamás hecha, llegando a ser denominada 'El Ciudadano Kane' (1 ) de las películas malas, un título a todas luces exagerado, que parece propio de un sector del público poco cercano al grupo de películas de culto de serie B, ya sean títulos de explotación pornográfica, violencia racial, terror o ciencia ficción. El resultado de todos los esfuerzos de Wiseau es un film erótico, sin sexo demasiado explícito, en el que todo el hilo argumental sirve para contar una historia en la que su novia, una Eva del Paraíso, hace tragar la manzana del árbol prohibido a cualquiera que se cruza en su camino, sea amigo de Johnny, encarnado por Wiseau, o no.

En este subgénero militaron anteriormente directores como Peter Jackson ( la famosa trilogía formada por Mal gusto, 1987; 'El delirante mundo de los Feebles, 1989 y Braindead, tu madre se ha comido a mi perro, 1992 ; John  Waters ( Cosas de Hembras, Pink Flamingos, Hairspray);  Ed Wood Jr. (La novia del monstruo, 1955, Glen o Glenda, 1953; Plan 9 del espacio exterior; Roger Corman, George A.Romero, John Carpenter, David Cronenberg, David Lynch, y tantos otros que han enriquecido este subgénero de seria B y modesta financiación. Algunas listas incorporan en los últimos tiempos a Quentin Tarantino.

Desirée De Fez Jueves, realiza un panegírico con un entusiasmo desbordante no muy apropiado para un crítico, ya que en nuestros país no hay posibilidad de asistir a sesiones golfas en las que el público hace screening y recitan los diálogos de la película. La periodista informa de que "esta Navidad se estrena 'The Disaster Artist', la maravillosa comedia de James Franco sobre el rodaje de 'The Room' (2003), considerada "la peor película de la historia". Adoro la película de Tommy Wiseau. Quizá todo en ella esté mal, pero vuelvo a verla continuamente. La disfruto siempre, la recomiendo, sigo comentándola con mis amigos y, en cuanto puedo, escribo sobre ella. Al final, sacudiéndome los prejuicios y la tontería, he llegado a la conclusión de que es una de mis películas favoritas." Más adelante se refugia en lo que podríamos llamar agumentos de autoridad: " Como también debe serlo de la infinidad de fans (entre ellos, Edgar Wright, Guy Maddin, Kristen Bell y Eric Wareheim) que la han convertido en la 'cult movie' más importante de este siglo." Para terminar exagerando cuando la sitúa en el cine de los márgenes y afirma que 'The Room' supone un antes y un después en el cine de culto: " Es un título clave para entender el cambio en la era de internet de la forma de reivindicar esas películas que –por raras, imperfectas, difíciles de descifrar o inesperadas– nacen en los márgenes pero son tan valiosas como otras consideradas incontestables." 2





Podríamos afirmar con J-R- Jones del 'Chicago Reader que  la película es "tosca , aunque se  puede entender que en un cine a medianoche con un par de copas esto puede generar su propia realidad demente e hilarante" 3


Se pueden leer y hacer más comentarios, pero mucho más interesante es ver el film que está en ingles, subtitulado en castellano, en Youtube.


1.J.F.Forero, net. Del desastre al arte: The Disaster Artists de Greg Sestero.
2. The Room y 'el fin de la tontería'. Diario 'El Periódico', 7 de diciembre de 2017.
3. The Room Showtimes.  The Chicago Raders.2 de enero de 2017.

Comentarios