El último mohicano. Michael Mann.





Ficha técnica:

Título original: The last of the Mohicans.
País:  Estados Unidos.
Año: 1992.
Dureación: 112 minutos
Dirección: Michael Mann.
Guión: Michael Mann y Christopher Crowe,  basado en la novela de James Fenimore Cooper. Escrito en 1936 por Philip Dunne, adaptado por John L. Balderston, Paul Pérez y Daniel Moore.
Casting: Bonnie Timmermann.
Director de Fotografía: Dant Spinotti.
Música: Trevor Jones y Randy Edelman.
Edición: Dov Hoenig, A.C.E. y Arthur Schmidt.
Diseño de producción: Wolf Kroeger.
Productores: Michael Mann y Hunt Lowry.
Productor  ejecutivo: James GG.Robinson.
Morgan Greek


Intérpretes:

Daniel Day-Lewis: Hawkeye (Nathaniel Poe),
Madeleine Stowe: Cora Munro,
Jodhi May: Alice Munro,
Russell Means: Chingachgook,
Wes Studi: Magua,
Eric Schweig: Uncas,
Steven Waddington: Maj Duncan ,
Maurice Roëves: Col Edmund Heyward.


Sinopsis:

El realizador y co-guionista Michael Mann dirige El último mohicano, una grandiosa recreación de la turbulenta era de la historia colonial de los Estados Unidos y una apasionante epopeya sobre la sangrienta guerra que enfrentó a franceses e ingleses, junto a sus respectivos aliados indios, por la posesión del continente. Daniel Day-Lewis (interpretando a HawOkeye, un blanco adoptado por los mohicanos y Madeleine Stowe (Cora, hija de un coronel inglés) se ven inmersos en una feroz batalla. Recibió un Oscar de la Academia en 1992 por su delirante banda sonora compuesta por Trevor Jones y Randy Edelman. Para Mann (Heat, The insiders) la versión de 1936 fue la primera película que guarda en la memoria de su infancia. Con El último mohicano  Mann demuestra con la virtuosidad de su estilo y su trayectoria cinematográfica porque es considerado uno de los directores más notables de la época.

Comentario:

Michael Mann sitúa dos  bellísimas  historias  de amor  romántico  en un contexto de guerra colonial entre franceses e ingleses cerca del río Hudson en  territorios del Norte de América, con texturas y  una gama cromática de gran esteticismo, una factura muy visual, un buena ejecución y unos magníficos y potentes actores. Daniel Day-Lewis interpreta  el personaje de Nathaniel Poe, un hombre blanco adoptado por  Chingachgook, el 'Último Mohicano' (Rusell Means), con el que recorre las montañas cazando venados para vender sus pieles, acompañado por el  hijo de éste  Uncas (Eric Schwig).  Cuando el  itinerario del ejército inglés se cruza con  el del grupo de mohawks, entra en contacto con Cora (Madeleine Stowe) y  Alice (Jodhi May),  las hijas del coronel Munro y la  conjunción de una naturaleza exhuberante, en la que los espesos bosques son atravesados por magníficos ríos jalonados de rápidos y cataratas, enfrentamiento a muerte con  los hurones, aliados de los franceses, y cuerpos verdaderamente poderosos y sexuales la tracción es casi inevitable.

El último mohicano es una buena película,  bien narrada y  con buen ritmo, que va ganando en interés a medida que avanza la historia. Muestra  la crueldad de las batallas cuerpo a cuerpo del siglo XVIII, en las que los hombres usaban indistintamente armas cortantes (cuchillos, espadas, hachas)  y  otras de fuego, grandes escopetas y arcabuces disparados a  tan escasa distancia que resultaba indiferente el uso de unas u otras. La historia de Alice y Uncas está teñida de tragedia y dramatismo y de gran poesía sexual; el amor de Poe y Cora es más pasional y carnal. Michael Mann que comenzó su carrera en la televisión, como guionista de Starsky y Hutch, se ha convertido en un director de interés, cuya trayectoria vale la pena seguir. El score musical contribuye a crear el clima salvaje  y natural en el que se inscribe este bello poema de amor que Daniel Day-Lewis dota de gran credibilidad, lo que no siempre es fácil


Comentarios