Muere Tony Scott. In memoriam.





Tony Scott, a la izquierda . junto a su hermano Ridley Scott.






Esta semana de canícula en un verano afectado por la crisis económica, que nos ha retenido a muchos en casa por falta de recursos y exceso de dignidad, decidí pasar algunas tardes en el cine, sentada en mi butaca, fresquita, y disfrutando del último filme de Ridley Scott, en el que Tony participó como productor, PrometheusTed de Seth  MacFarlane y El  Caballero oscuro: la leyenda renace de Critopher Nolan. Ayer por la tarde-noche, cuando el film de Nolan consumía sus últimos momentos y nos mantenía atados a  nuestra butaca, al otro lado del  Atlántico, un hombre tomaba una trágica decisión: quitarse la vida arrojándose al río desde el puente Vincent Thomas de la ciudad de Los Ángeles, tras dejar una nota de suicidio en su Toyota Prius, aparcado  al este del citado puente.

Nos vienen a la memoría películas que nos hicieron felices, como Top Guan, Superdetective en Hollywood, Dejà vu o la última que llevó a las pantalla, Imparable/Unstoppable (2010), protagonizada por Chris Pine y  Denzel Washington, dos héroes, maquinistas de ferrocarriles,que salvan a una población de una tragedia originada por una pequeña negligencia laboral. Muchas veces hombres corrientes, colocados en una situación extrema son capaces de entregar su vida por  los demás, pasando a engrosar las filas de los audaces desconocidos.

No nos está permitido ni es lícito juzgar las acciones de un hombre que toma tal decisión a los 68 años, pero hoy estoy dolida y  Tony Scott no sabe que hoy mucha gente llorará su ausencia. Muchos proyectos quedaron frustrados y pendientes de ejecución frente al libre albedrío de un hombre que no quiso continuar su trayecto vital.

Análisis de sus filmes en este blog:

Domino. 


IN MEMORIAM

Comentarios

  1. Muchos le admiramos de manera diferente a como hicimos con su hermano, or lo que será difícil olvidarlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario aquí!