Jane Eyre. Cary Fukunaga,




Ficha técnica:

Título original: Jane Eyre.
País: Reino Unido.
Año: 2011.
Duración: 115 minutos.
Dirección: Cary Fukunaga.
Guión: Moira  Buffini, basada en la novela de Charlotte Bronte.
Dirección de Fotografía: Adriano Goldman.
Música: Darío  Marianelli.
Montaje: Melanie Ann Oliver.
Producción: Alison Owen  y Paul Trijbits.
Diseño de producción: Will Hugues-Jones.
Vestuario: Michael O'Connor.
BBC Films, Focus Features, Rubi Films. Compañía Distribuidora: A  Contracorriente Films.

Intérpretes:

Mia Wasikowska: Jane Eyre,
Michael Fassbender: Edward Rochester,
Jamie Bell: St. John Rivers,
Judi Dench: Señora Faiefax, 

Sinopsis:

Jane Eyre, una muchacha educada en un orfanato y de difícil infancia, es contratada por Edward Rochester para trabajar como institutriz de una niña en Thornfield House. La aislada y sombría mansión, así como la inicial frialdad del dueño de la casa ponen a prueba la fortaleza de la joven. Sin embargo, poco a poco empieza a enamorarse de él. 

Comentario:

Lo mejor que se puede decir de la adaptación de un texto literario es que sea fiel al clásico pero distintivamente  original, y ésto es prcisamente lo ue dice de la  película  Claudia Puig de USA Today.
 
Fukunaga hace de su “Jane Eyre” una de esas películas con regusto a clásico pero lejos de cualquier frialdad academicista, cuya principal apuesta —más allá de la alterada linealidad temporal, que quiebra el flashback sin que resulte una molestia excesiva en la narración— pasa por reforzar las dimensiones dramáticas de unos personajes de extraordinaria riqueza. (Jordi Reverte. La Butana.net)

Jane Eyre, una muchacha educada en un orfanato y de difícil infancia, es contratada por Edward Rochester para trabajar como institutriz de una niña en Thornfield House. La aislada y sombría mansión, así como la inicial frialdad del dueño de la casa ponen a prueba la fortaleza de la joven. Sin embargo, poco a poco empieza a enamorarse de él. Llama  poderosamente la atención que en plena crisis económica muchos cineastas hayan vuelto su mirada hacia las adaptaciones de clásicos como Victor Hugo, Leon Tolstoi o las Hermanas Bronte ( Ana Karénina, Los Miserables o Jane Eyre) y  se hallan llevado a la pantalla a todos los  superhéroes de Marvel, DC Cómicos o  MARV, ya sea para comprobar que los ricos también lloran o para esperar un líder mundial  que nos libere de la pobreza.

Comentarios