Casa de arena y niebla. Vadim Perelman.



Ficha técnica:

Título original: House of sand and fog.
País:  Estados Unidos.
Año: 2003.
Duración: 128 minutos.
Dirección: Vadim Perelman.
Guión: Vadim Perelman y Shawn Lawrence Otto, basado en la novela de Andre Dubus III.
Casting: Deborah Aquila, C.S.A. y Tricia Wood, C.S.A.
Dirección de Fotografía; Roger Deakins, A.S.C., B.S.C.
Música: James Horner.
Montaje: Lisa Zeno Churgin, 
Producción: Michael London y Vadim Perelman.
Coproductores: Jeremiah Samuels y Shawn Lawrence Otto.
Diseño de producción: Maia Javan.
Diseño de Vestuario: Hala Bahmet.
Compañías: Productoras: Dreamworks Pictures, asociada con Cobalt Media Group;Distribución: Filmax

Intérpretes: 

Jennifer Connelly: Kathy,
Ben Kingsley: Behrani,
Ron Eldard: Lester.
Francés Fisher: Connie Walsh,
Kim Dickens: Carol Burdon.
Shohreh Adhdashloo: Nadi,
Jonatahan Ahdout: Esmail.


Sinopsis:


La casa de arena y niebla. Vadim Perelman. Sinopsis oficial. Dos personas arrastradas a tomar medidas desesperadas para apropiarse de una casa. Se trata sólo de un pequeño bungalow en el norte de California, pero para Kathy Nicolo, es el último vestigio de esperanza en una vida que casi pierde por su adicción a las drogas. Cuando un error burocrático le obliga a desalojar la propiedad por una orden de deshaucio, Kathy se queda en la calle, incapaz de impedir que la casa sea subastada por una fracción de su valor real. El nuevo dueño, Massoud Amir Behrani, ve la casa como la consecución del sueño americano que lleva persiguiendo desde que salió de Irán con toda su familia años atrás. Antiguo coronel de las Fuerzas Aéreas Iraníes, Behrani se ha visto obligado a trabajar en empleos muy modestos para poder mantener las apariencias. Ahora ha invertido hasta el último céntimo de sus ahorros en la compra de la casa que, por fin, devolverá a su familia la prosperidad que vivieron en el pasado. A medida que la batalla entre Kathy y Behrani por la casa se va encrudeciendo, Kathy encuentra un inesperado aliado en el funcionario que viene a desalojarla, el ayudante del sheriff Lester Burdon, que se convierte en un peligroso devoto de su causa. En medio del huracán están atrapados la esposa de Behrani, Nadi, y su hijo, Esmail. Lo que empieza como un conflicto sobre un pequeño y destartalado bungalow, degenera en un choque de culturas que acabará afectando de manera irreversible a todos los involucrados.

Comentario

El cine de terror se basa en muchas ocasiones en las casas encantadas como consecuencia de un hecho criminal que se produjo entre sus paredes, en las que han quedado atrapados espíritus que buscan venganza; hoy se está generalizando la venta de casas en condiciones muy favorables para los compradores que se han arrebatado a sus antiguos propietarios, en ocasiones por una pequeña deuda como  la que tiene la mujer que protagoniza esta historia. 500 dólares. Deuda que, por otra parte, obedece a un error. Si nos alejamos de las frías estadísticas y aproximamos la lupa a los individuos que han  habitado  entendemos las malas vibraciones que se pueden sentir en estas casas.

Vadim Pederlman hizo esta película cuando la crisis se intuía, pero no se oteaba en el horizonte cercano; hoy son miles las casas de las que se ha sacado por la fuerza a sus legítimos propietarios, que han ocasionado una deuda que no han producido. La consecuencia derivada de esta situación dará lugar a enfrentamientos entre culturas, un repunte de la xenofobia, y el choque entre dos formas de entender las relaciónes entre los individuos: la democrática  que representa Kathy y la  de sometimiento y servidumbre del General  Behrani, perteneciente al SAVAK y  general del Sha de Persia Rheza Phalevi, que tuvo que salir de Persia con la caída de la tiranía y la llegada al poder del Ayatollah Jomeini, acontecimientos que constituyen el bacground del film de Ben Affleck, Argo . Su forma de alcanzar el sueño americano es la especulación  con las propiedades de los ciudadanos que han caído en desgracia, a los que desprecia por su inclinación a satisfacer sus propias pasiones y su diletantismo. El general echa de 'su propiedad' a Kathy con una frase muy explicativa: "En mi país no se le permitiría ni mirarme". Él era un general que llegó a Norteamérica con dinero y posición, y que debe trabajar como obrero en la construcción de carreteras,  pero que conserva su orgullo, que se irá diluyendo con l cercanía a la tragedia de los desahuciados.

La xenofobia de un policía local descerebrado desencadena una tragedia con víctimas inocentes, cuyo móvil es el dinero.  La narración está estructurada como un gran flasback desde  un presente en el que  la familia iraní es aniquilada y  un agente de la ley  aparece  preguntando a una Kathy desolada si esa es su casa. Cuando se cierra el círculo, tras contar la triste historia, ella responde finalmenmte que no.



Comentarios