Dolor y dinero. Michael Bay







Ficha técnica:

Título original:  Pain & Gain
País:  U.S.A.
Año: 2013
Duración: 129 minutos

Dirección: Michael Bay
Guión: Christopher Markus y Stephen MxcFeelly, según los artículos de  Pete Collins.
Dirección de Fotografía: Ben Seresin.Color
Música: Steve Jablonsky.
Montaje: Tom Muldoon y Joel Negron.

Productores: Donald De Line, Michael Bay e Ian Bryce
Producción: De Line Pictures, Platinum Dines para Paramount.




Intérpretes:

Mark Wahlberg: Daniel  Lugo,

Dwayne Johnson: Paul Doyle,

Ed Harris: Ed  DuBois III,

Tony Shalhoub: Victor Kershaw,

Rob Corddry: John Mese,

Anthony Mackie: Adrian Doorball,

Rebel Wilson: Robin Peck,

Ken Jeong: Jonny Wu,

Bar Paly: Sorina Luminita,

Michael Rispoli: Frank Griga,

Tony Plana: Capitán López,

Peter Stormare: Dr. Bjomson,

Larry Hankin: Reverendo Randy,

Vivi Pineda: Detective Haworth.
Sinopsis:
Dos culturistas planean el secuestro, robo y asesinato de  un adinerado empresario, pero la víctima no fallece y se recupera en secreto. Contrata a un detective privado (Ed Harris) para que localice a sus secuestradores y vengarse de ellos.
Estreno: 30 de agosto de 2013.
Críticas:
Diego Salgado (Dolor y miedo. Vulgar auter. Dirigido por...Julio 2013) sostiene algo con lo que no podemos estar más de acuerdo: "(...) Zack Snyder, Roland Emmerich, Paul W.S. Anderson o Gore Verbinski (son) autores de un cine espectáculo que ha devenido en el siglo XXI espectáculo no sólo cinematográfico. En la acepción más primaria de lo espectacular: puede que ellos no alberguen reflexiones sobre el mundo, pero las formas amorales  de sus películas concretan un reflejo inapelable del mismo. Y el reflejo del mundo ha suplantado al mundo. Snyder y compañía no son autores -aunque al cabo ello es aplicable también a Michael Haneke, los Straub-Huillet o Pedro Almodóvar- por lo que pretenden expresar. Son autores por cuanto no pueden evitar expresar. Por aquello que sus imágenes no pueden disimular." Pero hay un matiz sustancial en relación a estas  este opiniones: ¿Cómo es posible pensar que alguien no 'alberga reflexiones sobre el mundo'? Este análisis se ajusta a un pensamiento posmoderno que en vez de dividir a la sociedad en izquierda o derecha, progresistas o conservadores, en un mundo que ha superado la historia, prefiere hacerlo entre quienes tienen algo o no tienen nada que expresar, sólo les diferencia, al parecer, deseo de ganar dinero, o no. Pero, para ganar dinero, se precisa una ideología que sustente el sistema económico que debe producirlo y que permita que los inversores se muevan muy bien en esta confusión . Ahora publicaciones como 'Little White Lies' y 'The Village Voice' comienzan a percatarse de que autores que llaman vulgares también tienen una visión del mundo.
Michael Bay ( Transformers, La Roca, 1996,  o Armagedón, 1998) es un autor vulgar por excelencia, que en este film se 'abandona a  un barroquismo hortera, aparatoso, enérgico y reminiscente 'de  'Dos policías rebeldes  II(Bad Boys II, 2003) , ratificando su desprecio por los códigos realistas (Diego Salgado). Un producto para un público posmoderno, que prefiere no descender  y poner los pies en tierra, hasta que la realidad les abofetee de forma irremediable. Es una opción ideológica.
La crítica norteamericana se divide a partes iguales entre quienes valoran el film positivamente y sus detractores habituales, con calificativos como monumentalismo, estupidez (A.O.Scott, The New York mes, entre los más neutros), y descalificaciones de mayor peso en The Hollywood Reporter o Chicago Tribune.

Comentarios