Jenifer. Dario Argento.




Ficha técnica:

Título original: Jenifer.
País: Estados Unidos.
Año:
2005.
Duración: 58 minutos.


Guión: Steven Weber, basado en una historia corta de  Bruce Jones.
Casting: Nancy Mayor Battin, Kelly Martin Wagnes y Aikins/Cossey.
Dirección de Fotografía: Attila Szalay.
Música. Score Claudio Simonetti;  Supervisores: Jennifer Ross, Lisa Brown, Happy Walters.
Edición: Marshall Harvey..

Diseño de Vestuario: Lyn Kelly.
Efectos visuales de maquillaje: Gregory Nicotero y Howard Berger; supervisor: Lee Wilson.



Diseño de producción: David Fisher.
IDT  Entertainment, Nice Guy  Productions, Industry Entertainment.

Intérpretes:
Steven  Weber: Nick Garris,
Carrie Anne Fleming: Jennifer,
Brenda James: Ruby,
Harris Allan: Pete,
Beau Starr: Jefe Charlie,
Laurie Brunetti: Spacey.


Sinopsis:

Un oficial de policía, interpretado por Steven Weber,  salva a una joven, Je con el rostro deforme de la muerte, pero esta acción humanitaria le conduce a la destrucción.

Comentario:

En su aportación a  la serie televisiva estadounidense 'Masters of horror', creada por  Mick Garris, de aproximadamente una hora de duración y sin ningún formato predeterminado, con una característica común: alto contenido violento y sexual, Dario Argento decide tratar un tema tradicional, al que incorpora elementos del género de terror, como la deformación no explicada del rostro de Jenifer y su canibalismo, que la hace muy temible para quienes conocen su particular forma de ser. En el fondo de lo que trata es de la esclavitud del sexo, emblematizado por el cuerpo sensual de una mujer, cuyo rostro muestra el horror de su verdadera condición, pero que es protegida por el amante, que acabará siendo la víctima principal en un espacio y tiempo cíclico, que se reinicia cada vez que  un  hombre decide, in extremis,  acabar con el monstruo.

Esta dominación tiene un  origen psicológico y ha sido abordada en filmes muy diversos, como la película erótica de Luís García Berlanga, 'Tamaño natural', (1973), en la que una muñeca inerte arruina la vida de los hombres que se acercan   a ella y la salvan de  una extinción más que probable, o el maravilloso cuento llevado al cine por Raoul Servais, Harpya (1979),  historias cíclicas en las que el bucle se  reinicia cada vez que está a punto de cerrarse mediante el castigo del  monstruo, que no es otro que  su aniquilación.

Darío Argento utiliza como arma para causar terror uno de los mayores temores que anidan en la psique del ser humano:  el miedo de los padres, y especialmente la madre, a perder a los hijos adolescentes, que el cineasta ofrendará sin compasión a la  bestia insaciable, que actúa movida  no sólo por el deseo de satisfacer sus necesidades, sino  con el objetivo de  marcar su territorio en  torno a la víctima elegida de su  posesión infernal.



Trailer en Youtube.

Comentarios