Rommel 'El Zorro del Desierto'. Henry Hathaway


_____________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: The Desert Fox, la historia de Rommel
País: Estados Unidos
Año: 1951
Duración: 85 minutos

Dirección: Henry Hathaway
Guión: Nunnally Johnson, basado en la biografía del Brigadier Desmond Young, M.C,
Director de Fotografía: Norbert Brodine, a.s.c. ; efetos especiales de fotografíoa: Fred Sersen-Ray Kellogg
Música: Daniele Amfitheatrof
Edición: James B. lark, a.c.e.
Director artístico: Lyle Wheeler, Maurice Ransford
Decorador del set: Thomas Little, Stuart Reiss
Sonido: Eugene Grossman-Roger Heman

Diseñador de Vestuario: Edward Stevenson
Maquilaje: Ben Nye

Productor: Nunnally Johnson
20th CenturyFox

________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

James Mason: Erwin Johannes Rommel
Cedric Hadwicke: Doctor Karl Strolin
Jessica Tandy: Frau Luice Marie Rommel
Luther Adler: Adolf Hitler
Everett  Sloane: General Wilhelm Burgdorf
Leo Carroll:  Mariscal Gerd Von Rundstedt
George Macready: General Fritz Bayerlein
Richard Boone : Capitán Hermann Aldinger
Eduard Franz: Coronel Klaus Von Stauffenberg
Desmond Young :  el autor de la biografía e introductor del film

__________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:.

James Mason nos brinda una poderosa interpretación en el papel principal del Mariscal Erwin Rommel. A prinipios de los años 40, la fuerza inontenible de los Afrika Corps de este general  dominaba el Norte del continente africano, pero cuando el sentido de los acontecimientos ambia, Rommel llega a la dolorosa conlusión de que su Führer, el hombre al que había jurado lealtad, está destruyendo Alemania y su arraigado sentido del deber lo arrastra hacia una onspiración contra Hitler. entrándose en la parte final de la carrera de este militar, la pelíula retrata a un entregado soldado, comprensivo con sus hombres y empeñado en dignificar la guerra como un arte, con la disciplina como principal arma.

o-protagonizada por Jessica Tandi, omo la esposa de Rommel y Cedric Hardwicke en el papel de otro conspirador, presenta una mirada intimista sobre los militares más repetados de la era moderna, abiertamente admirado tanto por los que le siguieron como por aquellos que se enfrentaron a él en el campo de batalla.

__________________________________________________________________________________________________________________


Comentario:

1941, un comando británico desembarca frente a las costas de Libia con una misión: matar a un hombre. Este hombre era Erwin Johannes Eugen  Rommel,"El zorro del desierto". , comandante en jefe del ejército alemán y el militar más famoso desde la Primera Guerra mundial. Es obvio decir que esta operación no se saldó sin víctimas de uno y otro bando, pero que no aabó con el mito. Una primera secuencia carente de sentido, en la que un submarino vomita una quincena  de hombres para atacar al gran mariscal en su guarida africana.

Fue enterrado en un humilde pueblecito, la aldea de Herrlingen de Ulm, en Wurtemberg, tras ser asesinado el 23 de octubre de 1944, a las 9.30 de la noche . Tras una introducción redactada y leida por Desmond Young, el  brigadier británico, autor de la historia en que se basa la película, comienza  la representación del arte de la guerra, ( para otros muchos uno de los Jinetes del Apocalipsis)  con sus artistas al frente; Rommel, el general británico, otro zorro del desierto, Montgomery , o el americano Patton.  El cine bélico de cualquier color pone en evidencia un hecho incuestionable: los oficiales son una casta que se respeta, cuyos miembros se admiran entre sí, mientras la población civil es  objeto de un trato bien diferente, víctima  del  exterminio a manos de las SS, unidades de protección del partido nazi, bajo el mando de Himmler, transformadas en unidades de combate de élite durante la guerra, al servicio del régimen naionalsocialista y de experimentos criminales de los doctores malignos, como Mengele. En los campos de oficiales del ejército hechos  prisioneros, inluso observados desde la perspetiva de los vencedores tras la contienda, reinaba un clima bien diferente al de Dachau, Mauthausen o Aushwitz. Sin embargo, en el campo de batalla, un soldado es como un puntito de esos que despreciaba Harry Lime (El tercer hombre) ante su amigo Holly Martins, especialmente cuando sus destinos dependen de un hombre como el 'Cabo de Bohemia', Adolf Hitler, al que desprecia la oficialidad académica, pero al que sirve con lealtad en su lucha contra cualquier vestigio humano y que no quieren oir hablar de política, algo propio para Rommel de los  comunistas.

 Rommel , al parecer, participó  al final en un complot contra Hitler, que fraasó en su intento de asesinarlo y se saldó con cinco  mil ejecuciones, incluida la del mariscal. El film termina con una elegía  pronunciada por un voz en off, mientras las imágenes nos lo muestran altivo y arrogante, con su abrigo de cuero, de pie en su jeep, con la vara de mando que nunca abandonó y representado en un fundido con el desierto que le dio nombre,  mientras una voz en off hace su panegírico: "¿ Cuáles fueron los pensamientos de Rommel en este último viaje ? ¿Amargos, por haber sido demasiado lento en aprender y reaccionar?   ¿O regresaron al desierto, donde su destreza militar había electrizado al mundo? Primero en Mechili, después en Tobruk, e incluso en El Alamein. En cualquier caso, irónicamente su vida y destino tuvieron mejor reflejo en las palabras del peor enemigo de la Alemania nazi, el honorable Winston  Churchill: " su valor y osadía nos inflingieron terribles desastres, pero se merece el reconoimiento que le dediqué en la Cámara de los Comunes en enero de 1942. También merece nuestro respeto, porque a pesar de ser un soldado alemán llegó a odiar a Hitler y a su obra, y tomó parte en la conspiración para liberar a Alemania desplazando a aquel maniático tirano. Por ello pagó con su vida. En las sombrías guerras de la democracia moderna, queda poco margen para la caballerosidad."

Acusado por su médico de funcionar como un robot, escondido tras su uniforme militar y el deber de obediencia ciega a sus jefes, aunque éstos impusieran una aberración como la de vencer o morir, participó efectivamente en un complot, y fue obligado a suicidarse  para proteger la vida de su mujer y su hijo, que ya nadie podía garantizar a largo plazo, ante una inminente derrota de Hitler. Tiene algún momento que roza el ridículo como la entrevista con el que los altos mandos del ejército llamaban 'El  Cabo de Bohemia', el führer,   para comprobar su grado de cordura antes de tomar una decisiçon, y otros de  gran lucidez y  riqueza semántica como la imagen del enorme cañón Berta elevándose hacia el cielo como un enorme falo, un totem, que simboliza al denominado arte de la guerra, profundamente masculino.


Comentarios