Babadook. Jennifer Kent



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica

Título original: The Babadook
País: Australia,
Año : 2014.
Duración: 93 minutos
Filmado en South Australia.

Dirección: Jennifer Kent.
Guión: Jennifer Kent.
Casting: Nikki Barrett, Barrett Casting.
Dirección de Fotografía:Radek Ladczuk.
Música:  Jed Kurzel; supervisor: Andrew Kotatko.
Edición: Simon Njoo..
Directores artísticos: Alex Hol,es y Karen Hannaford.
Decorador del set: Jennifer Drake.
Diseñador del set: Ross Perkin.
Diseño de sonido: Frank Lipson.
Diseño e ilustración del libro: Alex Juhasz.
Coordinador de especialistas: RegRoordink.

Diseño de Vestuario: Heather Wallace.
Supervisor de maquillaje y peluquería: Tracy Phillpot.

Productoras: Kristina Ceyton y Kristian Moliere.
Productores ejecutivos: Jonathan Page, Michael Tear, Jan Chapman,  Jeff Harrison.
Productor en línea: Julie Byrne.
Diseño de producción: Alex Holmes.
Compañías: Screen (Australia ), Causeway Films, asociadas con South Australian Film Corporation y Smoking Gun Productions. & Enterainmen One.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Essie Davis: Amelia,
Daniel Henshall: Robbie,
Noah Wiseman: Samuel,
Tim Purcell: el Babadook
Tiffany Lyndall-Knight: madre en el supermercado,
Hayley McEhlinney: Claire,
Cathy Adamek: Prue,
Barbara West: Sra.  Roach.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:


Babadook arranca con una pesadilla que rememora el momento del trauma: el fallecimiento en un  accidente de tráfico del marido de Amelia el día en que ella va a dar a luz a su hijo Samuel (Noah Wiseman). El nacimiento de un hijo suple la muerte del cónyuge, con todo lo que ello implica. Samuel es un niño afincado en el miedo (un detalle propio de un modelo de apego entre desorganizado y ambivalente), cuya imaginación linda con la psicosis, y que sufre una suerte de arrebatos, entre la epile`psia y el ataque de pánico. Amelia, es una madre sobrecargada, reprimida por un duelo congelado, y que ha renunciado a su autonomía para entregarse a una maternidad poco satisfactoria. Y entre ambos, la aparición de un objeto simbólico que funciona como apertura del inconsciente, un macabro libro de  cuentos denominado "The Babadock", acrónimo de la construcción en inglés a-bad-book, es decir, libro malo; término inspirado tambi´rn rn el vocablo serbio babaroga, que significa "hombre del saco", que estimula la fantasía protectora del niño hacia su madre, al mismo tiempo que induce a Amelia a un estado de delirio paranoide ante las progresivas apariciones de una figura maléfica surgida de dicho  libro.(Viejas formas de terror, nuevas miradas. Roberto Alcover Martí. Dirigido por..., enero 2015).


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios:
  • Película ganadora del Festival de Sitges de 2014.
  • Premio especial del jurado a la mejor actriz de 2014.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas y comentario del blog:

La crítica ha sido unánime a la hora de valorar la opera prima de una mujer, Jennifer Kent,  como una de las mejores cintas de terror que se han hecho desde 'Elm Street'. Roberto Alcover Orti, en la misma línea de trabajo, afirma en la entradilla de su artículo para Dirigido por... que "la realizadora autraliana Jennifer Kent aspira con su opera prima, Babadoock, a recrear un modelo de terror de la vieja escuela, partiendo de una inteligente mezcla de  cuento infantil y psicosis familiar. La película (...) supone uno de  los largometrajes de  horror más sólidos de los últimos años." (Opus cit.)

Tras el relativo fracaso del found footage, los críticos han observado el éxito de James Wan  (que es un hombre, no lo olvidemos) y su influencia en otros directores, aunque es muy peligroso hablar de la construcción de un nuevo modelo de representación fílmico femenino. Jennifer, partiendo de Wan, recoge la herencia de las casas encantadas, posesiones infernales, horror prepúber y lo actualiza, para hacer una película de la vieja escuela, que recoge influencias del giallo y el poder de la madre en Dario Agento o Mario Bava. Pero, tan pronto como los críticos intentan explicar cómo es esa nueva representación se tornan oscuros y nos repiten de nuevo que una madre que cuida de su hijo en solitario (y ahora hay muchas), debe sentir necesariamente la envidia de pene y establecer , primero una relación edípica y después una dura batalla de diferenciaciones respectiva, algo de  lo que hablaba Freud y de lo que tanto se río en 'Histeria' otra mujer, Tanya Wesler, (2011), que  nos cuenta una historia  en la que mujeres maduras iban al ginecólogo para  que las masturbara, lo que obligó a estos doctores, que acababan destrozados, a inventar el consolador.

La lucha de la madre y el hijo por su diferenciación es bien antigua, aunque acierta Roberto Alcover Oti cuando afirma que las heridas no se cicatrizan, que todo queda en un cliffhanger, o estado al borde del precipicio, sin final feliz, ni  desolador. Pero una se pregunta ¿Cuál es el nuevo modelo de representación de la mujer? Mientras  leo las críticas se están pasando por la tele  un film de terror sobre un tema parecido,  guionizado  y dirigida por hombres: Christian Alvart y  Ray Wright, Expediente 39, con un subtexto muy parecido, en el que el matrimonio permanece unido para hacer frente a una hija monstruosa, que ignoro qué receta tendrán los psicólogos o qué etiquetas para acotar estos problemas, cada vez más frecuentes (programa de TV 'Hermano Mayor'). Al contrario de lo que ocurre con el film de Jennifer Kent , el film de Christian Alvart concita la unanimidad en contra; es posible que esté peor realizado, pero también es más difícil de interpretar por qué un niño maltrata, no a su madre, que tendría una fácil explicación para los hombres, sino también a su padre, al que no se puede atribuir la envidia de pene, ni creo que de vagina. Tampoco podemos saber cómo sería la historia si la madre o el padre  fueran homosexuales.Querer funcionar con fórmulas tan sencillas en tiempos tan complejos es un error.

Hablar de nuevas modos de representación de la mujer, que sustituyan al M.R.I. (modo de representación institucional),  en el cine exige tener claro qué se quiere decir y explicarlo a continuación, pero toda forma que represente a la mujer como esclava del hombre, ya sea su padre, su marido o su hijo, es tan vieja como el cine ochentero al que se quiere volver, cuando la sociedad está plagada de familias monoparentales, o de parejas homosexuales. Alguien se tendrá que encargar de explicar, con independencia del sexo con el que ha nacido,  si una mujer que educa sola a su hijo es mas represora que toda una familia perfectamente estructurada según el constructo patriarcal. La mejor representación que se ha hecho de cómo  debilita,  ningunea, humilla y hunde a un hijo un padre, la hizo Francis Ford Coppola,  y todavía está por escribir la forma en la que algunas madres no permiten jamás la independencia de su hija, mediante la transmisión de los mismos valores que Tetro. Y sólo lo pueden contar sus hijas, como hasta ahora han hecho los hombres con sus padres y sus madres. ¿Por qué desempodera a Tetro su padre? Por una razón muy sencilla, porque puede. ¿Por qué castra la familia? Por la misma razón.

Se podrá afirmar que es un buen film de terror, incluso que plantea bien el complejo de Edipo, pero para presentarla como un modelo nuevo de representación femenina hace falta hacerlo mejor y de forma más comprensible.




Comentarios