In Our Nature. (2012)





::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: In Our Nature.
País: Estados Unidos.
Año: 2012.
Duración 98 minutos.

Dirección y guión: Brian Savelson.
Casting director: Jessica Kelly.
Dirección de Fotografía: Jeremy Saulnier.
Música: Jeff Grace.
Editores: Kate Abernathy y Annette Davey.
Director artístico: Nicole Teeny

Diseño de Vestuario: Anney Perrine.
Responsable de maquillaje y estilista de peluquería: Amy Wadford.

Productores: Anish Savjani, Vincent Savino, Brian Savelson.
Productores ejecutivos: Susan Bianchi, Robert Savelson, Rajen Savjani. James Black, Mark Dalton, Kurt Dalton, Todd Kessler, James Marciano, Jeremy Mindich.
Diseño de producción: Russell BarnesCompañías. Productora: Filmsciencie.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Zach Gilford: Seth.
Jena Malone: Andie.
John Slattery: Gil
Gabrielle Union, Gabrielle.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis: 

Seth, un chico de Brooklyn, se lleva a su novia a pasar un fin de semana a la casa que su familia tiene al Norte de New York. De reprente, llegan allí su padre, de quien está bastante distanciado, y la nueva novia de éste que es más joven que él.

Brian Savelson y Gabrielle Union

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Crítica:

In Our Nature es el  paradigma del film que no logra un mínimo acuerdo entre los críticos, que se sitúan en los extremos en sus valoraciones, dejando en manos del lector y posible espectador la decisión de arriesgarse o no. Peter Debruge dice, al paracer por decir algo, que es una película chapada a la antigua, algo que no se comprende, e incluso aburrida, criterio muy subjetivo e incluso coyuntural, ya que el hastío o el divertimento depende del estado del que ve, especialmente en un film tan intimista.

En su opera prima, Brian Savelson hace un planteamiento universal, válido en cualquier latitud de nuestro pequeño planeta: si el hombre busca la felicidad en lo que parece ser realmente importante para él. -un oficio que le gusta, una mujer a la que amar, un hijo de quien cuidar, una casa en la que dejar descansar sus huesos...-, la pierde con las cosas aparentemente más sencillas, pero que en el fondo forman parte de 'in our nature', es decir de nuestra propia naturaleza. Todos tenemos, o hemos tenido, padre, madre, hermanos, pareja, etc. y hemos sufrido todos los síndromes que crean los psiquiatras (Electra, Edipo, Peter Pan...y ahora el que algunos llaman del 'amor negativo'...)

Los occidentales vivimos en una sociedad patriarcal, en la que cada familia tiene su estructura particular, -familia monoparental, numerosa, sana, enferma, alegre, amargada, con un pater o mater familias dominante, que ahoga a quienes dependen de él, bien por jerarquía, bien por la intensidad de los sentimientos que subyugan al individuo -. Aunque Fay Weldon advertía que, en la mayoría de los casos en las parejas se establecía una relación de poder y lo acababa teniendo el más fuerte, bien por su propia naturaleza o por razones ajenas a él que lo favorecen, en ciertas ocasiones, cuando los hijos se hacen adultos, no caben en el mismo espacio que sus padres. Esto ocurre especialmente entre los machos, que es en el aspecto en el que se centra el film, que da la impresión, por lo bien narrado que está, que es un reflejo de las experiencias del propio realizador. Las madres están ausentes de la película y únicamente se habla de la de Andie, enferma terminal.

Desde que padre e hijo coinciden en una casa ubicada en el centro de un bosque espléndido, junto a un lago, un lugar paradisíaco al que acude Seth a pasar el fin de semana con su novia, Andie, los roces entre ambos son explícitos y muy molestos para las dos mujeres. Gil, el padre, divorciado de la madre de Seth, ha creado una nueva pareja con una joven de la edad del hijo y se muestra contrariado al ver que éste le ha arruinado sus esperanzas de gozar de la mujer en un contexto ideal durante el fin de semana (después se dará más información relevante y molesta). Todo le resulta desagradable e inoportuno: las toallas en el cuarto de baño, las marcas de vasos encima de la mesa, el deber de compartir la mesa con otra pareja; la música actual que hace el hijo es un fastidioso ruido que contrasta con las creaciones sublimes, clásicas, de las que él disfruta( Un fragmento de Ridi Pagliaccio/Rie payaso funciona como la alarma de su móvil). No sabe cómo se gana la vida su primogénito, aunque le envía un dinero que éste rechaza, sin que le preocupe mucho saber por qué. Gil es primero hombre y en segundo lugar padre, y esto es así hasta el extremo de que vende esta casa en el campo, un lugar de gran importancia para el joven, un pedazo de su infancia perdida.

Pero esto es algo que poco importa al pater, cuyo hijo se entera de forma accidental de que espera un nuevo niño de su compañera, que ya es madre de otro pequeño, hijo de su ex-marido. Cuando finalmente se despiden, Gil, en un gesto paterno extiende la mano y le da al hijo, del que no sabe hasta qué punto ha crecido,ni qué siente,  ni cómo se gana la vida, dinero para que ponga gasolina, como si se tratara de un adolescente. Seth le devuelve el gesto y le ofrece unos dólares para que llene su automóvil de combustible y le exige que se los acepte. Las relaciones entre ellos están definitivamente rotas.

Seth parece afectado por lo que algunos llaman síndrome de amor negativo, porque querer a su padre está claro que lo quiere, en caso contrario no lo haría sufrir, mas este sentimiento lo paraliza y le lleva a la adopción de conductas y estados de ánimo muy negativos (más o menos explícitos), cuyo resultado es la vergüenza, la culpa y el autocastigo;  los reproches de la familia molestan, enfurecen y hacen sufrir o incluso sentirse culpable al hombre, que busca la liberación de todos estos sentimientos en una nueva familia, una nueva esposa y un nuevo hijo, de los que, con toda probabilidad, no habrá tiempo para recibir estos  reproches. Sólo quiere ser feliz el tiempo que le queda y decide romper los lazos con quien le impida lograrlo. Delega en la novia, Andie, la función de darle a Seth el amor que él no le puede dar.

Es obvio que en el tiempo del film no se resuelve esta contradicción entre el padre y el hijo que está a punto de acabar con la relación del joven con su pareja, que, aunque puede vivir de lo que le gusta, la música, disfruta del amor de una joven muchacha que lo deja todo, incluso a una madre moribunda, por él, no es feliz. Su angustia existencial, la huella que un padre dominante ha dejado en él, el desamparo en que esta situación lo deja, es como una piedra en el zapato que no lo deja caminar y que lo conduce, sin remedio, hacia el lado oscuro de su existencia.

De este modo Brian Savelson hace una película pesimista, un clima que aflora en esta extraña reunión familiar. Poco sabemos del resto de la familia que se hizo pedazos, porque a la postre no importa. La mala relación de Gil y Seth podría darse en el seno de la propia familia de la que formaban parte, pero los síntomas de la angustia vital que padece el joven, capitidisminuido ante un padre dominante, se agudizan con la nueva situación que lo desahucia de aquellos lugares que formaron parte de su infancia y de los que ahora disfrutarán otras personas. El padre acudía con su joven compañera a pasar los últimos momentos de un paraíso del que se tenía que deshacer para formar su nueva familia, dándose una coincidencia inconveniente con la familia compradora que pretendía lo mismo; su hijo creía que ese placer no le estaba vedado y que podía frecuentarlo  siempre que quisiera con su futura esposa. La realidad los separa una vez mas, ahora de forma definitiva.

Film independiente, que se puede ver estos días en el canal de Sundance Chanel.

Comentarios