Maps to the Stars. David Cronenberg.







::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Maps to the Stars.
País: Canadá-Alemania-USA-Francia.
Año: 2014.
Duración:  111 minutos.

Dirección: David Cronenberg.
Guión: Bruce Wagner.
Casting: Deirdre Bower.
Dirección de Fotografía: Peter Suschitzky. Color.
Música: Howard Shore.
Edición: Ronald Sanders.

Diseño de Vestuario: Denise Cronenberg.

Productores: Martin Katz, Saïd Ben Saïd y Michel Merkt.
Diseño de producción: Carol Spier.
Compañías. Productoras: Prospero Pictures, Integral Film, Sentinel Entertainment, SBS Productions; distribuidora: Vertigo Films.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Julianne Moore: Havana Segrand,
Robert Pattinson: Jerome Fontana,
Mia Wasikowska: Agatha Weiss,
Kiara Glasco: Cammy,
Justin Kelly: Rhett,
Carrie Fisher: ella misma.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Un cuento moderno sobre la obsesión por la popularidad. Stafford Weiss es terapeuta y escribe libros de autoayuda. Tiene una mujer sobreprotectora, un hijo antigua estrella de la TV en rehabilitación y una hija que acaba de salir del psiquiátrico. La principal cliente de Stafford es una famosa actriz, a punto de interpretar el papel que hizo su madre en los años 60.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios:

2014: Globos de Oro: Nominada a Mejor actriz - Comedia o musical (Julianne Moore)
2014: Festival de Cannes: Mejor actriz (Moore)
2014: Festival de Sitges: Mejor actriz (Moore)



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

Tomás Fernández Valentí, un crítico que empezó a trabajar para Dirigido por...en 1989 y que se autodefine en Wikipedia como un analista que piensa que " una película no vale lo que su guión o su temática, y que por tanto conviene volver a analizar su puesta en escena para entender su alcance global: de ahí que sus análisis se centren más en la relación entre cada filme y sus responsables en vez del estudio de la relación establecida entre la cinta y la sociedad que la ha generado..." . Esto sería algo así como querer desligar a Miguel Ángel del Renacimiento y de la crisis del Barroco, y olvidar que la Iglesia era uno de los mecenas más poderosos e imponía los temas, y pedir a los estudiosos que se centraran en la evolución de la técnica del genial pintor/escultor/arquitecto a lo largo de su historia. En coherencia con esta praxis, su entradilla de Monstruos de Hollywood para Dirigido, nos cuenta como: " Con Maps to he Stars, David Cronenberg sigue demostrando a sus (renovados) detractores, si es que así quieren verlo y apreciarlo, que el hecho de que dejara tiempo atrás de practicar el cine fantástico como género no le ha hecho perder ni personalidad ni poderío  visual a sus más recientes obras no- fantásticas." (...) Y sigue: "La obsesión por el éxito, traumas y heridas del pasado, relaciones incestuosas y un nihilista sentido de la existencia que desemboca en la destrucción y la muerte llenan las líneas maestras de una película que ha sido "vendida" como una nueva y feroz diatriba contra Hollywood en la línea, pongamos por caso,  de 'El crepúsculo de los dioses' (Sunset Bulevard, 1950, Billy Wilder), 'Cautivos del mal' (The Bad and the Beautiful, 1952, Vincente Minnelli)..." (Monstruos de Hollywood. Dirigido por..., marzo de 2015).




Luís Martínez ataca ferozmente al cineasta en un artículo que denomina 'Cronenberg alimenta a las hienas', en el que tras elucubrar sobre la película de la siguiente manera: " Dicen que Dante no pudo llamar a su gran obra tragedia porque el final feliz se lo impedía. Aquí es al revés. Dan ganas de llamarlo tragedia, pero el final estúpido (además de ridículo y muy sangriento) lo hace innecesario. "El ridículo de los hechos nace de la asimilación de lo mejor a lo peor, y viceversa", escribía Aristóteles como síntoma innegable de lo que da risa (...). Y de eso, claro, da miedo reírse.", concluye: "  Uno sale del cine aturdido hasta que finalmente se convence de varias cosas: a) estamos delante de la obra más oscura y desasosegante de su director; b) estaría bien que algo tan turbio se hiciera con la Palma de Oro, y c) por fin sabemos de qué se ríen las hienas: comen basura, sí, pero al menos no son hombres." (Diario 'El Mundo', 19 de mayo de 2015).



La crítica norteamericana es, en general, muy positiva, con algunas excepciones a las que molesta incluso la cinta, como Peter Debruge, de Variety, que afirma que Maps es el guión más divertido que ha dirigido nunca Cronenberg, aunque no ha adaptadao ni su estilo ni su visión para ajustarse a él; Claudia Puig (USA Today) la describe como una sátira desagradable y sin sentido sobre Hollywood (...) un culebrón sensacionalista en el que unos personajes se hacen cosas horribles y te da igual. Pero hay a quien, precisamente por todo esto le parece la película más deliciosa y entretenida del director, como a Oliver Littelton (Indiwire).



José Arce se alinea con aquellos a los que ha satisfecho el film:" La que podríamos definir como la primera comedia del fundamental David Cronenberg queda como un grumoso retablo de los avatares de una familia disfuncional con el delirio de Hollywood como marco. Sencilla, directa, divertida fábula contemporánea (...)Es una película sencilla y directa, que cabalga entre la carcajada torcida, el thriller esquizoide y la reformulación/revisitación de los seminales postulados de la Nueva Carne desde un prisma socioindustrial.("Maps to the Stars": Si nos dejáis. La Butaca.net).




Comentarios