Todos los saben. Ashgar Farhadi. Crítica





El copyright de las imágenes pertenece a su autor
y/o las compañías productoras y distribuidoras


¿Todos lo saben? ¿El qué?


Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice, cartel y fotografías (Pinchad aquí?


Crítica:






En el Cine Club de los muticines Lys se ha planteado en primer lugar una cuestión en la que ninguno de los asistentes ha querido entrar: la del propio título, que sólo se entiende bien si contemplamos adecuadamente el background que corresponde a la trama subyacente, y el foreground que se refiere al primera plano, aquel que se desarrolla ante nuestros ojos y van hilvanando los actores. En esta superficie Laura (Penélope Cruz) y sus hijos acuden a un pueblo de la Mancha a la boda de una de sus hermanas. Durante la fiesta, su hija es secuestrada, y los raptores piden 300.000 euros. Poco a poco Farhadi va desgranando datos de interés: Paco (Javier Bardem), ahora casado con Bea (Barbara Lennie), estuvo enamorado, y  fue correspondido, de Laura;  La familia de la mujer, afincada en Argentina, antiguos caciques, había perdido su fortuna a causa  de una vida ociosa y licenciosa, y poco a poco sus tierras habían caído, sin revolución, en manos de quien  las trabajaba, entre ellos de Paco, hijo del aparcero de la familia que dominaba en el lugar, que había comprado unas tierras baldías por un precio al alcance de sus posibilidades, para resolver un problema de la chica de la que estaba enamorada, y con mucho esfuerzo había convertido, con su trabajo y el de su esposa en un viñedo del que producía con un socio un vino de calidad. Ningún miembro de la familia disponía de  recursos para hacer frente al secuestro. Mediante un chantaje emocional, la familia al completo, que estaba convencida de que las tierras, mejoradas por el trabajo de sus nuevos propietarios, le pertenecían y tenían el derecho a recuperar a precios de saldo, estrechan el cerco en torno a Paco;  Bea les recuerda que, además de haber pagado las tierras, éstas pertenecen al que las trabaja. Cada cual puede descodificar a su manera, como pueda o como quiera, el significado del título  que se ha puesto a una película hecha en España por un iraní y realizar una lectura todo lo superficial o profunda que le apetezca.




Estamos más o menos de acuerdo, en parte desde luego, con Luís Martínez cuando, sin entrar en materia, afirma que :"Bien es cierto que, al contrario de lo que conocíamos de Farhadi, la voluntad de cerrarlo todo, de apurar cada línea argumental, lejos de perfeccionar el conjunto, lo estropea. Juega en contra. Sobre el terreno se trata de simplemente la historia de una familia que en el calor de una boda se descubre perdida. La hija adolescente del personaje de Penélope Cruz es secuestrada. De repente, se despiertan todos los monstruos, todas las culpabilidades, todas las mentiras. La infelicidad nos muestra a todos, independientemente del lado de la pantalla que elijamos, miembros de la misma sociedad secreta.* En realidad no ha dicho nada, desconocemos la razón, ya que Farhadi es un realizador que ha alcanzado un gran prestigio y ha conseguido que su último trabajo sea patrocinado por la Universal y distribuido por Focus.




El film tiene muchos puntos en común con 'Nader y Simin', y algunas diferencias. La multipremiada película contextualizada en Irán se centra en un tema cotidiano que provoca graves enfrentamientos entre ciudadanos corrientes, aunque entre ellos hay grandes diferencias de estatus económico y social, con connotaciones religiosas. En 'Todos lo saben' el enfrentamiento se da entre colectivos: una familia poderosa venida a menos, que había perdido sus propiedades y sólo conservaba una apariencia de estatus respetable basado en el caserón en el que vivían y, frente a ellos, la mayor parte del pueblo a la que el patriarca exige que le devuelvan las propiedades que se había gastado en alcohol, entre ellos a Paco,  la principal víctima del conflicto. Todo suena a metáfora de un desahucio de nuevo del pueblo, llevado a cabo por un fraude de los de siempre, del que toda la familia era consciente. Los ejecutores eran, como ocurre con frecuencia con Farhadi, los más desprotegidos y los que se encuentran en una situación más vulnerable.





Tan sólo si contemplamos el film como una gran metáfora que enfrenta a los individuos, en Irán, Francia o España, en función de un hecho que depende del azar: el nacimiento en un hogar de clase acomodada o marginal, podremos entender la similitudes y diferencias que el iraní plantea. Los primeros siempre salen ganando, a los segundos les espera la cárcel; si  Nader y Simin se enfrentan a Razieh y Hoyad, por problemas inherentes a su situación social y su situación personal, en 'Todos lo saben' la familia de Laura arrebatará a Paco y su esposa todo lo que han conseguido gracias al esfuerzo de su trabajo, con un inmenso y gran fraude. Sólo de esta manera se entiende lo que algunos interpretarán como fallos de guión, por negarse a aceptar la mayor carga ideológica del film que Farhadi ubica en España.

El discurso formal intenta diluir las diferencias entre las distintas culturas y, por mucho que los actores sean, en este caso, españoles, notables por su trabajo en múltiples películas y series del país, su cámara se acerca de ellos de tal manera, ya sea amontonados en torno a una mesa, evitando captar el entorno, ya sea tomados en una fiesta en planos cenitales, que hacen una crónica de una boda que se puede dar en cualquier país. Huye de los arquetipos, aunque hay actores que no pueden desprenderse de su casticismo, tanto en las formas de comportarse como en las de actuar, como la hija secuestrada de Laura. Magnífico trabajo de Bardem, un hombretón robusto que muestra en todo momento la sumisión de los de su clase, especialmente cuando han crecido cerca de los amos; un buen trabajador al que logran colgarle el muerto. El personaje que interpreta Ricardo Darin, mucho menos creíble, es el que realiza su homólogo iraní Shahab Hossei, en el papel del fundamentalista Hojad, aunque con una actitud aparentemente más civilizada como corresponde a los de su clase. Al final más de uno se preguntará : ¿Qué es lo que todos saben? Se tendrán que responder o buscar fallos de guión.

El temor a caer en el spoiler nos impide ser más claros.


*Dos irrefutables Bardem y Cruz, por encima de las dudas de Farhadi. Diario 'El Mundo', 8 de mayo de 2018

Comentarios