M'esperaràs? Crítica


Propiedad del blog


LA COMEDIA DE LA  BURGUESÍA VALENCIANA


Ficha técnica,  sinopsis, presentación en sociedad, (Pinchad aquí)



No se puede decir que Carles Alberola haya entrado con el pie izquierdo en  la 'industria cinematográfica' valenciana: ha abierto con su opera prima, 'M'esperaràs?' el 33 edición de la Mostra e València-Cinema del Mediterrani, un film que se estrenaba un día después en los cines del centro de Valencia, y ha sido incluida hoy en las películas del  cine club que han organizado la multisala de cines Lys de Valencia, con menor afluencia de la habitual. El autor, fue galardonado con el Porrot d'Honor de les Lletres Valencianes en 2003. Cuando acabe la promoción del film comenzará, según ha anunciado, a preparar una nueva temporada en el teatro Principal de la ciudad.

El film, de marcado acento teatral, adquiere, según Carles Alberola, un poco de oxigenación durante el trayecto de Rubén (Alberola) en bicicleta entre la Facultad de Filología Inglesa, en la que ejerce como profesor, y su casa, en el barrio gentrificado de Ruzafa, en el que intenta hacer reír a los espectadores con unos gags manidos e infantiles.  Una vez dentro de su hogar, todo se torna agobiante y claustrofófico, desde la decoración que ocultan cientos de libros, pasando por los invitados, ricos y cultivados,  asfixiando al público con un enredo de 'banyes' (cuernos en castellano), en el que el único soportable parece el anfitrión, aunque, en realidad es el más insoportable de todos.

El resto de personajes, mediocres  y hasta cierto punto miserables y tramposos son el amigo de Rubén, rico, distinguido y casado con una mujer que, aunque no lo parezca, también lo es, Raquel, y su hermana Rebeca, la menos creíble del grupo, empezando por la edad que se le atribuye, que no encaja con la madurez física, que no intelectual,de que hace gala,  por mucho que haga referencias literarias y filosóficas pedantes constantemente, y hable francés, como toda buena ex-alumna del Liceo . Su aparición es verdaderamente previsible, y su equiparación con Natalie Portman en 'Beautiful Girls' de Ted Demme ruboriza. Mas no logra conmover con esta evocación, ni con la música, con frecuencia diegética que sale de su pequeño equipo de música, y mucho menos crear un clima semejante al que logra Woody Allen en sus películas.

A lo sumo puede recordar a más de uno otros tiempos, en los que era estudiante universitario y disfrutaba de profesores que abrían nuevas perspectivas a sus alumnos y con los que parece querer compararse Carles Alberola, aunque le faltan buenas dosis de carisma, lo mismo que la que aparece como la mujer que, tras un viaje 'oenegero' a África, acabará recomponiendo los trozos del profesor. Un espíritu pretencioso en el cuerpo exhuberante de una mujer  que ya no es la niña que quiere representar. El rollo Natalie Portman es un soufflé que se deshincha rápido.

Una comedia para nostálgicos  que ya llevan tiendo andando la senda de la edad madura y sueñan con un tiempo perdido que afirman no haber disfrutado, sin más pretensiones que las de hacer reír a quien está predispuesto a soltar la carcajada y que olvidas tan pronto como has salido del cine.

Comentarios